El Barça obra el milagro y consigue la mayor remontada de la historia de la Champions

08.03.2017 – 23:03 H. La fe mueve montañas y también gana eliminatorias de Champions que estaban perdidas. En el minuto 87, el FC Barcelona vencía por 3-1 ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

08.03.201723:03 H.

La fe mueve montañas y también gana eliminatorias de Champions que estaban perdidas. En el minuto 87, el FC Barcelona vencía por 3-1 al PSG y estaba lejos de los cuartos de final. Muy lejos. En el 95, el Camp Nou gritaba enloquecido celebrando la clasificación. En esos minutos se obró el milagro. El equipo azulgrana necesitaba marcar tres goles y los marcó. Neymar, el mejor jugador del partido, metió los dos primeros y Sergi Roberto hizo el 6-1 definitivo que culminó la mayor remontada que se ha visto en la máxima competición europea y una de las más increíbles de la historia del fútbol.

El Confidencial

Los milagros no existen en el deporte y el partido del FC Barcelona ante el PSG lo demuestra. Nada es casualidad, sino talento, sacrificio y, sobre

La tarea que tenía por delante el Barça era descomunal: recuperarse de un 4-0 en la ida. Eso no le paralizó. Al contrario, el equipo azulgrana salió convencido de que podía conseguirlo. “Si un equipo puede marcarnos cuatro, nosotros podemos meterle seis“, había dicho Luis Enrique en la previa del partido, como si supiera que su equipo iba a necesitar media docena de goles. Con esa mentalidad, la de que era posible, saltó el Barça al césped de un estadio lleno hasta la bandera y contagiado de las ganas de sus jugadores.

La concentración con la que afrontó el Barça el partido contrastó con el miedo mostrado por el PSG, que no estuvo a la altura del desafío. Nada justifica el rendimiento de un equipo que no se pareció en nada al de la ida y que naufragó desde el primer momento. Ni siquiera los errores arbitrales, que los hubo. Pero una gesta como la de este miércoles no se puede reducir a eso. Por encima de todo hubo un equipo que creyó que podía conseguir algo único y jugó para ello y otro que, durante gran parte del encuentro, no fue capaz de dar tres pases seguidos.

Todo se puso de cara para el Barça desde el comienzo: su primera llegada acabó en gol. En el minuto 3, Trapp dudó si salir por alto a atrapar un balón y Luis Suárez se le adelantó para marcar de cabeza. Ese gol espoleó a los locales, que acorralaron a su rival como pocas veces han hecho. Al PSG no le duraba nada el balón; Verratti, Rabiot y Matuidi, que en la ida habían vuelto loco al centro del campo azulgrana, parecían alevines.

Cavani marcó el 3-1 y puso el partido muy cuesta arriba para el Barça. (Reuters)Cavani marcó el 3-1 y puso el partido muy cuesta arriba para el Barça. (Reuters)

Ni siquiera el contragolpe le funcionó al equipo de Unai Emery: en toda la primera parte solo tiró una vez a puerta, y fue pasada la media hora. A pesar de su dominio, el Barça no marcó el 2-0 hasta poco antes de descanso. Fue gracias a otro error defensivo del PSG. Iniesta peleó un balón que tenía perdido con Marquinhos, se sacó un taconazo para meterlo en el área pequeña y Kurzawa, en vez de despejarlo, lo introdujo en la portería. Ese gol que recargó de confianza a los azulgrana.

Había en el Camp Nou un ambiente de remontada de verdad cuando dio comienzo al segundo tiempo. Antes se habían generado esperanzas, pero hasta el 2-0 todo podía ser un sueño. Y durante varios minutos, el Barça soñó despierto con lograr un hito nunca antes conseguido. Más cuando Neymar, el que más lo intentó tanto en la ida como en la vuelta, se internó en el área y fue derribado por Meunier, probablemente el jugador del PSG que peor lo ha pasado durante la eliminatoria. Messi se encontró ante un penalti (señalado por el juez de portería) en un momento clave, pero esta vez hizo lo que le corresponde por galones: acertar. El Barça estaba a un gol de forzar la prórroga.

A Emery le estaba pesando una decisión que tomó antes del partido. Dejó a Ángel Di María en el banquillo, pese a que fue el mejor en el Parque de los Príncipes. Tenía problemas físicos y no estaba para el choque completo, pero sí para salir como un socorrista a reanimar a su equipo. Lo que había echado en falta el PSG en la primera parte fue el contragolpe, no pudo aprovechar ninguno. Pero con el ‘Fideo’ fue otra historia. El PSG se desahogó por primera vez en todo el encuentro, apareció la velocidad y la espalda de Busquets se vio constantemente comprometida. Cavani avisó con un disparo al palo y poco después no perdonó. Reventó un balón que le dejó de cabeza Kurzawa después de que el lateral le ganase la espalda a un Rakitic muy blando. Un minuto tuvo otra gran ocasión para marcar el 3-2, pero Ter Stegen salvó el mano a mano con la pierna izquierda.

Sergi Roberto celebra el 6-1 en el minuto 95. (EFE)Sergi Roberto celebra el 6-1 en el minuto 95. (EFE)

Para el Barça, que había vivido un sueño durante una hora, era como si comenzara un partido nuevo, como si tuviera que remontar otra vez. El gol de PSG descartaba la prórroga y le obligaba a marcar tres. Pese a eso, se negó a dejar de disfrutar ese estado onírico. El más rebelde de todos fue Neymar. Quería mucho más, quería jugar la siguiente ronda aunque pareciera imposible. Solo Messi le siguió el ritmo, pero Neymar jugaba a otra cosa. Luis Enrique tiró de cambios para reanimar al equipo: Arda Turan entró por Iniesta, Sergi Roberto lo hizo por Rafinha y justo antes del 90 André Gomes sustituyó a Rakitic.

Los minutos pasaban y el marcador no se movía. Cuanto más se acercaba el 90, menos probable parecía que el Barça marcara los tres goles que necesitaba. Pero por muy increíble parezca, esos tres tantos llegaron. Uno de detrás de otro, los tres goles subieron al marcador en un final asombroso. El cuarto, en el minuto 88, lo marcó Neymar de falta. Fue el golazo que merecía su partido. El quinto también lo marcó el brasileño, esta vez tras un penalti que Marquinhos había cometido sobre un Suárez con muchas ganas de caerse. Ni Messi se interpuso en su camino.

Era el minuto 91 y para entonces el PSG ya solo gastaba sus pocas energías en quitarse el balón de encima. En los últimos diez minutos solo completó cuatro pases, y tres fueron para sacar de centro. El último gol, el sexto de la noche, llegó en el minuto 95, el último de la prolongación. tras varios pelotazos al área, donde Ter Stegen hacía bulto. En una falta sobre él en el centro del campo estuvo el origen del gol. Tras un rechazo, el balón le cayó de nuevo a Neymar, que había sido el encargado de sacarla. El delantero insistió, esta vez con un toque suave por encima de la defensa para que apareciera Sergi Roberto e hiciera historia. El canterano, al límite del fuera de juego, se lanzó con todo y marcó el gol que completó la mayor remontada de la historia de la Copa de Europa y clasificó al Barça.

Ficha técnica

6 – FC Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Umtiti; Busquets, Iniesta (Arda Turan, min.65), Rakitic (André Gomes, min.84), Messi; Rafinha (Sergi Roberto, min.76), Suárez y Neymar.

1 – Paris Saint-Germain: Trapp; Meunier (Krychowiak, min. 90+2), T.Silva, Marquinhos, Kurzawa; Rabiot, Verratti, Matuidi; Lucas (Di Maria, min.55), Draxler (Aurier, min.75) y Cavani.

Goles: 1-0, min.3: Suárez. 2-0, min.40: Kurzawa, propia puerta. 3-0, min.50: Messi, de penalti. 3-1, min.62: Cavani. 4-1, min.88: Neymar. 5-1, min.90: Neymar, de penalti. 6-1, min.90+5: Sergi Roberto.

Árbitro: Deniz Aytekin (GER). Mostró cartulina amarilla a Matuidi (min.5), Draxler (min.14), Piqué (min.23), Busquets (min.36), Cavani (min.43), Rakitic (min.61), Neymar (min.64), Suárez (min.67) y a Verratti (min.90+4).

Incidencias: asistieron al encuentro 96.290 espectadores en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputada en el Camp Nou. En el palco, entre otras personalidades, se encontraban el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; así como las alcaldesas de Barcelona, Ada Colau, y de París, Anne Hidalgo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes