El Barça regresa a Anoeta, donde empezó todo, con la presión de cerrar la Liga

09.04.2016 – 05:00 H. Hay una especie de grito de guerra entre el barcelonismo, una broma recurrente, una frase que ha calado. La pronunció Gerard Piqué en ...

09.04.201605:00 H.

Hay una especie de grito de guerra entre el barcelonismo, una broma recurrente, una frase que ha calado. La pronunció Gerard Piqué en la pasada celebración de la Champions: “Gracias Kevin Roldán, contigo empezó todo”. Cambiando el nombre del cantante colombiano que amenizó la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo, la expresión ha hecho fortuna y son muchos los culés que ahora recuerdan que, en Anoeta, empezó todo. El Barça regresa al escenario donde cambió la historia hace un año, el campo que supuso un antes y un después, el lugar del crimen, con la presión de no volver a pifiarla después haber sumado solo un punto de los últimos seis posibles. Anoeta debe ser de nuevo un comienzo para el conjunto azulgrana, variando eso sí el guión de las últimas temporadas, para que la historia de la Liga termine con un final feliz sin añadir ni una línea más de suspense.

Al Barcelona se le da fatal el estadio de la Real Sociedad. Es un caso de estudio, una especie de maldición. La última victoria del conjunto catalán en Anoeta ocurrió hace nueve años, en el 2007, con Rijkaard en el banquillo. Después el club donostiarra descendió a Segunda y desde que volvió hace cinco temporadas el Barça no ha logrado un resultado positivo. Los cuatro últimos entrenadores azulgranas, Guardiola, Tito Vilanova, el Tata Martino y Luis Enrique, se han estrellado en la fortaleza de la Real y el balance es tremendo: un punto de quince posibles. A ello hay que sumar un empate en las semifinales de la Copa del Rey de la temporada 2013/2014. El Barcelona no solo ha perdido cuatro de sus últimas cinco visitas ligueras a Anoeta, sino que, además, en tres de ellas vio cómo la Real Sociedad le remontaba un marcador favorable. También en el único empate, arrancado por el Barça de Pep Guardiola, que se dejó igualar un 0-2 logrado a los diez minutos.

[Messi deja claro que manda él en el Barça]

“Es la salida más complicada de toda la Liga”, admitió Luis Enrique. El técnico pretende ahora olvidar que la última vez que se sentó en el banquillo de Anoeta pudo ser la última. El Barça cayó 0-1 con un gol en propia puerta de Jordi Alba, con Messi en el banquillo, y la derrota desató una tormenta de tres pares de narices que acabó con la destitución de Andoni Zubizarreta un día después de Reyes y que supuso un punto de inflexión. La situación profesional de Luis Enrique es ahora muy diferente; nadie duda ya de él y su relación con la estrella del equipo es totalmente correcta, pero el encuentro en San Sebastián vuelve a llegar en un momento crucial. “Estamos en una situación en la que es importante mostrarse contundente, fuerte”, afirmó. El empate ante el Villarreal y la derrota en el Clásico en el Camp Nou han recortado la amplísima ventaja con la que contaba el Barça en la tabla y Atlético y Real Madrid están a seis y siete puntos, respectivamente. Pero más allá de lo que señala la clasificación, el conjunto azulgrana está atravesando su primer bache de la temporada. Es la primera vez que da señales de debilidad.

Con el paso del tiempo las relaciones entre Luis Enrique y Messi se suavizaron (EFE)Con el paso del tiempo las relaciones entre Luis Enrique y Messi se suavizaron (EFE)

A vueltas con el once

El barcelonismo todavía no ha encontrado una explicación certera. No se descarta que sea un problema de fatiga teniendo en cuenta que el Barça ha disputado, por ejemplo, 12 partidos más que el Real Madrid a estas alturas, pero la reacción en la segunda parte del encuentro de Champions ante el Atleti apunta más a una cuestión mental, de confianza. Los de Luis Enrique no se habían descompuesto en toda la campaña y el desconcierto tras la derrota frente al Real Madrid tuvo su continuación en el choque europeo, así que en Anoeta no se puede dar un paso en falso más. El Vicente Calderón les espera después y el técnico está dándole vueltas a la alineación.

Es probable que haya algún cambio en el equipo. Sergi Roberto podría entrar por Alves y en el centro del campo Arda Turan o Rafinha son opciones a tener en cuenta, pero la principal alteración en el equipo viene obligada por la sanción de Luis Suárez, que vio la quinta tarjeta amarilla en el Clásico y al que Luis Enrique defendió ayer ante las críticas: “Vino con unos antecedentes, pero aquí solo pueden pegar los defensas. Los defensas pegan y no pasa nada. Si de repente sale un delantero que es incómodo, que utiliza el cuerpo, que chocas con él y no se cae, esto molesta más”.

[Xavi: “Mi objetivo último es entrenar al Barcelona”]

El Barça deberá sobreponerse a la baja de Suárez, un jugador “vital”, como le calificó el técnico, para romper el maleficio de Anoeta, donde todo empezó. La máxima dice que las estadísticas están para romperlas y los azulgranas pretenden acabar de una vez por todas con la leyenda negra que les persigue en San Sebastián para dar el golpe definitivo a la Liga y despejar las dudas en el momento crucial de la temporada.

Alineaciones probables:

Real Sociedad: Rulli; Elustondo, Reyes, Mikel, De la Bella; Illarramendi, Pardo, Zurutuza; Xabi Prieto, Oyarzabal y Vela.

Barcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arda Turan; Messi, Munir y Neymar.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego).

Estadio: Anoeta.

Hora: 20.30.

Fuente: ElConfidencial – Deportes