El Barcelona puede ser hoy campeón de Liga, aunque no lo parezca

08.05.2016 – 05:00 H. El FC Barcelona puede proclamarse hoy campeón de Liga. Para ello es necesario que gane el derbi, que el Atlético pierda ante el ...

08.05.201605:00 H.

El FC Barcelona puede proclamarse hoy campeón de Liga. Para ello es necesario que gane el derbi, que el Atlético pierda ante el Levante ya descendido a Segunda y que el Madrid no consiga los tres puntos frente al Valencia. El Barça es el único de los tres que hoy podría ser campeón y el único que también depende de sí mismo. Es decir, es el que más opciones tiene de lograr el título, pero en los días previos al derbi se ha hablado más del ‘Tamudazo‘, de futuros fichajes y hasta de si Guardiola ha fracasado o no en el Bayern, que de la posibilidad de que los azulgranas sean campeones. Así está el ambiente: frío.

Después de ventilarse la ventaja tras las tres derrotas consecutivas frente al Real Madrid, la Real Sociedad y el Valencia, Luis Enrique soltó en la sala de Prensa: “No me quiero imaginar el fiestón si ganamos la Liga”. Evidentemente en Barcelona se celebrará si se consigue, pero por el momento no hay ni rastro ya no de euforia, sino de la atmósfera eléctrica que precede a la conquista de un título. El equipo azulgrana ha dejado de ser fiable y ni siquiera el parcial de 16 goles a cero en los tres últimos partidos, (0-8 ante el Depor, 6-0 al Sporting, 0-2 en el Villamarín) ha conseguido amortiguar las dudas en torno al conjunto de Luis Enrique, que siguió negando la mayor y cayendo en la contradicción: “De situación delicada, nada. Tampoco es que sea negativa, al revés, yo lo veo siempre desde el lado positivo. Hemos perdido la ventaja, pero porque los otros han ganado”. 

Hace nueve años, también en la penúltima jornada de Liga, dos goles de Raúl Tamudo en el Camp Nou dejaron al Barça sin la Liga, pero el técnico asturiano se hizo ayer el loco. “No recuerdo nada del Tamudazo‘ y no me suena lo más mínimo”, afirmó. Tanto los aficionados culés como los pericos lo tienen en cambio bien presente y durante la semana previa al encuentro el exjugador ha aparecido en no pocos medios para rememorar aquel día. La amenaza de una nueva debacle ante el vecino ha quedado sin embargo algo desdibujada no porque el Barça ofrezca a priori todas las garantías, sino porque el Espanyol tampoco está para tirar cohetes. Los blanquiazules no están matemáticamente salvados, pero solo una carambola improbable les puede meter de nuevo en el hoyo aún perdiendo en el Camp Nou. Además, la tanda de tres derbis seguidos en enero en los que saltaron chispas queda ya demasiado lejos y no ha habido declaraciones fuera de tono por parte de ninguna de las dos plantillas.

Luis Enrique no recuerda el Tamudazo (EFE/Alberto Estévez).Luis Enrique no recuerda el Tamudazo (EFE/Alberto Estévez).

Pese a la sensación general de que la temporada se le está haciendo demasiado larga al Barça y el debate interminable sobre si es un problema físico, mental o una mezcla de ambos, Luis Enrique ha optado por no realizar ni un solo movimiento extraño en las últimas jornadas, así que hoy sería una gran sorpresa que lo hiciera. Tampoco es que tenga demasiadas alternativas en el banquillo atendiendo a lo que ha sucedido durante la temporada y todo apunta a que el único cambio en el once de gala será el obligado en la portería por la lesión de Claudio Bravo. De todas formas, Ter Stegen ya ha demostrado que es una solución, una opción más que fiable, no un problema.

Constantin Galca, mientras, dejó claro que a él no le interesa la lucha por el campeonato y sí dejar sellada la permanencia: “No vamos a fastidiar a nadie, sino a hacer nuestro partido”.  El rumano concentró a la plantilla igual que hizo la semana anterior ante el decisivo encuentro frente al Sevilla y dejó fuera de la convocatoria a Burgui, que estuvo junto a Asensio el miércoles pasado en el Bernabéu y al que dio un toque de atención: “Es  una decisión técnica. Siempre hay que ganarse el sitio en la lista. Para ello hay que estar a tope. No podemos permitir no entrenar con intensidad cada día”.

Pau López, que tuvo sus más y sus menos con Messi y Luis Suárez en enero y que ha mostrado sus preferencias porque “la Liga la gane algún equipo de Madrid”, es la gran duda de la alineación que Galca ayer no desveló.

Fuente: ElConfidencial – Deportes