El Benfica pierde, pero da la razón a Guardiola

05.04.2016 – 22:55 H. – Actualizado: 1 H. Puede que sea la mayor sorpresa que se vaya a ver en esta semana de Champions. El Bayern sólo ha ganado 1-0 ...

05.04.201622:55 H. – Actualizado: 1 H.

Puede que sea la mayor sorpresa que se vaya a ver en esta semana de Champions. El Bayern sólo ha ganado 1-0 al Benfica, el equipo más fácil, supuestamente, del bombo de cuartos de final. Lo hizo con un gol en el minuto 2 y después no fue capaz en el resto de los 90 minutos de hacer un segundo, de poder sentenciar la eliminatoria. Quizá es que el Benfica no es tan mal equipo como le pintaban…

El Bayern se ha encontrado con un serio problema que viene originado por una virtud desde que Guardiola es el entrenador del conjunto bávaro. El ritmo victorioso del Bayern en la Bundesliga fue tan abrumador, que cuando se acercaba la parte decisiva de la Champions League, la competición que por elevación debe ganar Guardiola en cada equipo en el que esté, el ritmo competitivo descendía y no pudo afrontar al máximo de sus condiciones las eliminatorias de semifinales contra Real Madrid y Barcelona, en las que fue vapuleado.

Sin embargo, este año, la situación en la Bundesliga es diferente. El Dortmund no ha estado coqueteando con el descenso como el curso pasado y la distancia con el Bayern nunca se ha disparado hacia una cifra insalvable. No es un demérito del Bayern, cuyos números siguen siendo envidiables, sino una recuperación natural del Dortmund, necesaria tanto por el bien del Borussia como de la propia Bundesliga, que había perdido prácticamente el interés mediático en lo que se refiere a la competitividad del campeonato.

MNC01. MÚNICH (ALEMANIA), 05/04/2016.- Robert Lewandowski (i) de Bayern Munich ante Victor Lindelof (d) de Benfica hoy, martes 5 de abril de 2016, durante su partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA en el Allianz Arena de Múnich (Alemania). EFE/PETER KNEFFELMNC01. MÚNICH (ALEMANIA), 05/04/2016.- Robert Lewandowski (i) de Bayern Munich ante Victor Lindelof (d) de Benfica hoy, martes 5 de abril de 2016, durante su partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA en el Allianz Arena de Múnich (Alemania). EFE/PETER KNEFFEL

La teoría decía que si el Bayern lograba mantener en el tiempo el ritmo competitivo del torneo doméstico, su rendimiento en Europa sería mejor y que, sin ánimo de menospreciar al Benfica, pasaría por encima de los portugueses, una de las ‘peritas’ del bombo de cuartos de final. Pero fíjate tú qué cosas, no ha sido así. Será que a lo mejor el Benfica no es tan fácil como se vendió que era. Que uno de los grandes del fútbol portugués, líder en su Liga, no es, evidentemente, favorito para el título de la Champions, pero que si está en cuartos es porque se lo ha ganado. Vale la pena recordar que ganó en el Calderón, por ejemplo, lo cual no es algo esporádico, sino una pequeña confirmación de lo dicho previamente.

“El Benfica está jugando muy bien en este momento y tengo que admitir que estoy muy impresionado con lo bien que lo que están haciendo. Sus estadísticas son muy buenas. Saben exactamente lo que tienen que hacer, saben cómo leer el juego. Mitroglou y Jonas son muy fuertes y en el área tienen mucha calidad. Tengo mucho respeto por ellos y por el fútbol portugués. Hay que recordar lo que sucedió el pasado año en Oporto”, dijo Guardiola en la rueda de prensa de este lunes. Lo tenía muy claro, y no se equivocó.

Guardiola busca su octava semifinal consecutiva (EFE/ANDREAS GEBERT).Guardiola busca su octava semifinal consecutiva (EFE/ANDREAS GEBERT).

La situación del partido era bastante clara, uno de tantos partidos que ha jugado y ganado el Bayern desde que está Pep. Un dominio territorial del Bayern desde la posesión del balón, tratando de embotellar con el juego posicional a la defensa del Benfica, y estos, cómodos aguantando el tipo, dedicando sus breves fases de mandato con la velocidad y el contragolpe como armas arrojadizas sobre la escueta defensa alemana. Ni siquiera el gol de Arturo Vidal hizo que cambiaran ni mínimamente las expectativas sobre el partido. 

Rui Vitória cogio a una plantilla muy trabajada que le dejó Jorge Jesús antes de irse al máximo enemigo. Todos estos años, lo que le había faltado al Benfica era dar un gran paso en Europa, como sí hicieron Porto, Braga y Sporting sobre todo en la Europa League. Requería ir más allá, demostrar que sus éxitos en Portugal no quedan sólo de cara al interior. Y el partido jugado en el Allianz, si bien les deja con la eliminatoria muy complicada, sí les permite mantener esperanzas para obrar el milagro y estar en semifinales. Pudo ser todo mucho mejor, más favorable, si Neuer no hubiese estado tan acertado ante Jonas Gonçalves, que está viviendo una segunda juventud en el Benfica.

El Bayern también tuvo algunas ocasiones para marcar el segundo, la mejor de Lewandowski, pero en lugar de rematar a puerta, buscó, ante la salida de Ederson, a Lahm y su pase fue impreciso. La eliminatoria queda abierta para la vuelta en Lisboa, aunque el Benfica tendrá que afrontar el reto de hacerle dos tantos al Bayern y no encajar ninguno sin Jonas, que estará suspendido por acumulación de amarillas.

Ficha técnica:

1 – Bayern: Neuer; Lahm, Kimmich (Javi Martínez, 60), Alaba, Bernat; Vidal; Costa (Coman, 70), Müller (Götze, 85), Thiago, Ribery; y Lewandowski.

0 – Benfica: Ederson; Almeida, Lindelöf, Jardel, Eliseu; Fejsa, Renato Sanches, Pizzi (Samaris, 90), Gaitán; Jonas (Salvio, 83) y Mitroglou (Jiménez, 70).

Gol: 1-0, m.2: Vidal.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Ribery, Bernat, Jonas y Lindelöf.

Incidencias: partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en la Allianz Arena de Múnich ante unos 70.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes