El Bernabéu se harta de James Rodríguez

28.02.2016 – 05:00 H. La primera parte fue bastante plana. Ni el Real Madrid amenazó al Atlético ni el equipo rojiblanco inquietó en exceso a Keylor Navas. ...

28.02.201605:00 H.

La primera parte fue bastante plana. Ni el Real Madrid amenazó al Atlético ni el equipo rojiblanco inquietó en exceso a Keylor Navas. Un período muy soso, sin demasiada historia, con muy poco fútbol. Tras el descanso se agitó todo. Los de Zidane no habían sabido qué hacer cuando tenían el balón, así que en cuanto sufriera un revés, la grada se encendería con total seguridad. Y así pasó. En el minuto 53 abrió el marcador Griezmann y la masa social empezó a entrar en juego, señalando claramente a dos objetivos. James Rodríguez y Florentino Pérez. Los seguidores mostraron de nuevo su hartazgo con el futbolista, en caída libre desde hace tiempo.

La grada del Santiago Bernabéu se ha cansado del futbolista colombiano. Se acabó la paciencia con él. Y puede que tambien con Cristiano tras la rajada del portugués. La pasada temporada brilló de manera notable en su primer ejercicio como madridista, pero en este segundo el bajón que ha dado ha sido demasiado evidente. En la etapa de Rafa Benítez su juego empezó a marcar una clara línea descendente, y con Zidane no ha logrado escalar. Todo lo contrario. La afición la tomó con James sin contemplaciones. Nada más comenzar el segundo tiempo escuchó sonoros pitos al frenar una buena contra del Real Madrid, algo que se repitió instantes después. Cuando fue sustituido en el 57 se fue al banquillo envuelto en una estridente ola de silbidos.

La preocupación en las oficinas del Santiago Bernabéu va en aumento, como ya informó El Confidencial hace tiempo. Se esperaba que al calor de Zidane diera un paso al frente y poco a poco fuera recuperando el brillo de antaño, pero las esperanzas de los ejecutivos no encuentran respuesta en el protagonista. Éste mostró su alegría cuando Rafa Benítez fue destituido y su ídolo Zidane se hacía cargo del equipo, pero el mediocampista no está respondiendo a la confianza que hasta el momento está mostrando en él el estratega francés. Pasan las jornadas y los que mandan en el club empiezan a dudar de un jugador por el que se pagaron 80 millones de euros al Mónaco. No se parece en nada al que deslumbró, por ejemplo, en el Mundial de Brasil.

James Rodríguez fimó un decepcionante partido ante el Atlético de Madrid (Cordon Press)James Rodríguez fimó un decepcionante partido ante el Atlético de Madrid (Cordon Press)

Un cromo más en el álbum de Florentino

Comprado a golpe de talonario, en el actual escenario nadie tiene sitio asegurado en el Real Madrid de la temporada que viene. Absolutamente nadie. Y tampoco James Rodríguez. Florentino Pérez, como siempre hace, pegó en su álbum particular el cromo más bonito que ofrecía el mercado en el verano de 2014. El colombiano fue máximo goleador del Mundial de Brasil y el presidente, ejerciendo como siempre de director deportivo -considera que nadie sabe de fútbol más que él-, apuntó al entonces futbolista del Mónaco. Y la plantilla, como se comenta desde hace tiempo en el interior del Santiago Bernabéu, sigue descompensada, con pocos mediocampistas puros y muchos futbolistas que se manejan mejor detrás de los atacantes.

Lo fía todo ahora el Real Madrid a la Champions League. Si no se alcanza el éxito en esta competición, el estallido social será de grandes dimensiones, con unos seguidores hartos de ver al Barcelona levantar trofeos y que en los últimos tiempos han visto cómo su vecino le supera una y otra vez. Igual que James Rodríguez fue señalado con mucha nitidez; también Isco escuchó algunos silbidos cuando fue sustituido. Otros futbolistas, caso de Cristiano Ronaldo, también han sido critidos por su propia afición y en un futuro próximo algunos más también pueden seguir el mismo camino.

Pase lo que pase, todo apunta a una gran revolución en la plantilla del Real Madrid. Está por ver también cómo sortea Florentino Pérez la marea social que hay su alrededor y que le puede arrastrar. “El próximo año habrá cambios; también se puede cambiar de entrenador, pero tenemos que seguir porque tenemos algo que ganar, no estamos fuera de todo”, dijo Zidane tras el partido. Al mismo tiempo, la ‘Cadena Cope’ informaba sobre una reunión entre presidente y entrenador, desvelando que el primero le ha dado al francés libertad absoluta para prescindir del jugador que sea, se llame como se llame, con vistas a la temporada que viene.

Fuente: ElConfidencial – Deportes