El ‘caso Gayá’ avisa al Real Madrid de las intenciones de un crecido Valencia

“Esta sí es mi camiseta y este sí es mi escudo”. Con este mensaje ilustraba el Valencia en sus medios y redes la imagen de un José Luis Gayá renovado hasta ...

“Esta sí es mi camiseta y este sí es mi escudo”. Con este mensaje ilustraba el Valencia en sus medios y redes la imagen de un José Luis Gayá renovado hasta 2020. El gozo de Florentino Pérez, en un pozo… Con Coentrao en la puerta de salida, el presidente del Real Madrid quiso reclutar al lateral zurdo del Valencia, pero se ha quedado con las ganas porque el futbolista siempre tuvo muy claro que quería quedarse en casa. Por muchos billetes que le ofreciera el mandatario blanco. Un claro mensaje del Valencia, incómodo visitante para los de Carlo Ancelotti, que quiere seguir creciendo para emular al Atlético de Madrid, equipo que ha competido de igual a igual con los dos grandes del fútbol español en los últimos tiempos.

La escuadra de Nuno Espírito Santo, cuarto en la tabla, sueña con arrebatarle el tercer puesto al equipo de Simeone -está a cuatro puntos- y para ello necesita, como mínimo, sumar un punto en el Santiago Bernabéu. Sin olvidar que el pujante Sevilla es quinto a sólo 3 puntos del Valencia. La temporada pasada lo hizo (2-2), en un partido que finalmente se desveló como definitivo para que el Real Madrid se quedara sin título de Liga. En esta oportunidad el escenario es similar. El equipo blanco no puede ceder como hizo hace un año, pues de lo contrario dejaría el título de Liga servido en la bandeja del Barcelona. Un equipo, el de Luis Enrique, que sufrió de lo lindo ante el Valencia hace unas semanas en el Camp Nou para llevarse el triunfo.

El Valencia necesita estar en la próxima edición de la Champions League para que su crecimiento comience a dar firmes pasos. La renovación de Gayá, la joya de la corona, es un claro ejemplo de que el club quiere acercarse a la elite poco a poco. Rotas las negociaciones en un momento dado, Peter Lim, el dueño de la empresa, entró en acción para ordenar a Amadeo Salvo (presidente ejecutivo del club) y Rufete (mánager general deportivo) que arreglaran de inmediato el asunto. Y así ha sido. El magnate asiático entendió que el esfuerzo económico por retener a Gayá merecía la pena y era un asunto de obligado cumplimiento. Los ejecutivos, con el poder justo -o nulo- desde que manda Lim, agacharon la cabeza y obedecieron. “He cumplido un sueño”, reconoció el joven futbolista en la radio oficial del club, para destacar que “es lo que quería desde un primer momento”.

Nuno y su obsesión con Cristiano

El Real Madrid confiaba en tener a Gayá, a punto de cumplir 20 años, en el Santiago Bernabéu la próxima temporada. Con la operación desarmada tras la renovación del lateral, Florentino Pérez ya tantea otros jugadores para reforzar esa demarcación. No contaba el mandatario blanco con el firme propósito del joven defensa de quedarse en casa. Nacido en Pedreguer (Alicante), su sueño, como el de su familia, siempre fue vestir la camiseta del Valencia. Por ello, durante tres largos años, el progenitor hizo kilómetros sin parar para llevar al pequeño -ingresó en el club en categoría infantil- a la Ciudad Deportiva de Paterna. Tres días para entrenar y un cuarto para disputar el partido correspondiente. Hércules y Elche habían llamado al padre, pero éste, valencianista como el lateral, vino a decir lo siguiente: “Sólo haré el esfuerzo de llevarle y traerle con el Valencia”. El final del trayecto ha sido imponente.

Elegir el día previo al importante Real MadridValencia para anunciar la renovación de Gayá no ha sido fruto de la casualidad y sí pura estrategia por parte del club levantino. De esta manera quiere demostrar al poderoso que el de Mestalla no es un club menor y sí un adversario a tener muy en cuenta en el futuro. Con este panorama, el Real Madrid puede presentar un once con algunas novedades, pues el próximo miércoles se juega ante la Juventus un lugar en la final de la Champions. Ancelotti no desveló quién jugará al lado de Kroos, después de la avalancha de críticas a Sergio Ramos -ante el Valencia podría volver al centro de la zaga- por su actuación en el Juventus Stadium. Isco e Illarramendi se jugarán el puesto, con más opciones para el primero. En los laterales, Arbeloa y Coentrao podrían jugar de inicio para reservar a Carvajal y Marcelo, mientras Chicharito cerrará el ataque junto a Cristiano y Bale. Benzema regresa a una convocatoria tras su lesión y podría sumar algunos minutos.

“Anular a Cristiano Ronaldo será importante y, de esta manera, tendremos muchas opciones de éxito”, destacó Nuno Espirito Santo a la hora de valorar el enfrentamiento con el Real Madrid. Con la confianza que da saber que su equipo puede rendir a un nivel superior ante los grandes, como bien demostró en el Camp Nou, se agarra “al momento que estamos viviendo y a nuestra convicción” para soñar con el triunfo. Con Rodrigo sancionado, pocas novedades tendrá el once del técnico portugués; la duda está en saber qué tres jugadores son los elegidos para jugar por delante de la defensa, que saldrán del cuarteto formado por Enzo Pérez, Javi Fuego, Parejo y André Gomes. El trío ofensivo estará formado, en principio, por los habituales Feghouli, Piatti, ya recuperado de sus problemas musculares, y Paco Alcácer.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Kroos, Isco o Illarramendi, James; Cristiano Ronaldo, Bale y Chicharito.

Valencia: Diego Alves, Barragán, Mustafi, Otamendi, Gayà, Javi Fuego, Parejo, André Gomes, Feghouli, Piatti y Alcácer.

Árbitro: Clos Gómez (Colegio Aragonés).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.00.

Fuente: ElConfidencial – Deportes