El conservador Borisov gana a la candidata prorrusa en Bulgaria

27.03.2017 – 05:00 H. Victoria del partido conservador GERB de Boiko Borisov en las elecciones legislativas de Bulgaria. Con un 32,8% de los votos, el ex ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

27.03.201705:00 H.

Victoria del partido conservador GERB de Boiko Borisov en las elecciones legislativas de Bulgaria. Con un 32,8% de los votos, el ex primer ministro ha vencido al opositor Partido Socialista Búlgaro (PBS) de la candidata prorrusa Kornelia Ninova, ​que logró el 28% de los sufragios. La alianza ultranacionalista Patriotas Unidos, una coalición formada por tres partidos con un fuerte discurso xenófobo y antimusulmán, es la tercera fuerza política y se convierte en socio predilecto para formar un nuevo ejecutivo tras las elecciones. Borisov, que provocó la anticipación de los comicios al dimitir en noviembre, admitió ayer que ahora su obligación es intentar formar gobierno. No será tarea fácil.

En el Parlamento de 240 escaños logró entrar además el Movimiento de Derechos y Libertades (DPS), el partido de la minoría turca (7,3-9,5 %), y el nuevo partido Volya, fundado por un controvertido empresario, mientras que el derechista Bloque Reformador se sitúa justo en el umbral del 4% necesario.

Borisov, político inconformista de 57 años que ha combinado su retórica de hombre de la calle y la fidelidad a la UE, se enfrentaba a la socialista Kornelia Ninova, que defiende el levantamiento de las sanciones contra Rusia, una mayor intervención del estado en la economía y había prometido un aumento en salarios y pensiones. La campaña se ha centrado precisamente en la influencia de Rusia y Turquía en la política nacional, el futuro de la UE y los problemas asociados a una inmigración creciente.

El GERB de Borisov perdió frente a Rumen Radev, actual presidente y un antiguo general de la Fuerza Aérea, en las presidenciales de noviembre de 2016. El ex primer ministro dimitió en respuesta al fracaso de su candidata, y la popularidad del GERB se hundió por la lentitud de sus reformas para acabar con la pobreza y reformar el sistema judicial. Ahora, el líder populista se ha comprometido a mejorar la lucha contra la corrupción, elevar el salario mínimo y apoyar las sanciones contra Moscú por su papel en el conflicto de Ucrania, aunque tanto Borisov como Ninova han prometido en campaña estrechar las relaciones económicas con Rusia, en un guiño a los votantes decepcionados con la Unión.


Daniel Iriarte. Kiev

Hoy se cumplen dos meses de protestas ininterrumpidas frente al parlamento búlgaro para reclamar que el país se libre de las prácticas mafiosas

El antiguo bombero, karateca y guardaespaldas afronta ahora el difícil reto de formar un nuevo ejecutivo. Ya en la campaña, el GERB y los socialistas rechazaron aliarse para formar una gran coalición, por lo que a Borisov no lo queda otra opción que buscar el apoyo de al menos otros dos partidos. Patriotas Unidos se presenta como el aliado más probable, pero la inestabilidad política con la que Bulgaria afrontó sus terceras elecciones en cuatro años amenaza con continuar por esta dificultad para formar gobierno.

Compraventa de votos

Un escándalo por compraventa de votos ensombreció las elecciones con la detención de ocho personas, entre ellas un presidente de un colegio electoral del norte del país, horas después de la apertura de los colegios electorales. Los interesados ofrecían dinero y comida a diversos grupos de la población, y también hay empresarios que fuerzan a sus empleados a votar por determinado partido, según denunció ayer el fiscal general búlgaro, Sotir Tsatsarov.

Fuente: ElConfidencial.com