El desprecio de Stamford Bridge a Hazard le echa en las redes de Florentino Pérez

12.03.2016 – 05:00 H. Florentino Pérez no va a precisar de servilletas u otros guiños marca de la casa para atraer hasta el Santiago Bernabéu al futbolista ...

12.03.201605:00 H.

Florentino Pérez no va a precisar de servilletas u otros guiños marca de la casa para atraer hasta el Santiago Bernabéu al futbolista que encabeza la lista de la compra que Zinedine Zidane le ha pasado para que vaya preparando la chequera sin fondo que tiene el presidente del Real Madrid cuando se trata de engordar su colección de cromos para el conjunto de Concha Espina.

El divorcio de Eden Hazard con la afición del Chelsea, confirmado de forma meridiana el pasado miércoles durante el encuentro de Liga de Campeones frente al PSG, no ha hecho sino acercar implícitamente y de forma ya irreversible al media punta belga a la disciplina del cuadro merengue, cuyo actual entrenador lo tiene metido entre ceja y ceja desde que se reenganchara a la entidad madrileña en los inicios de la etapa de Mourinho. 

La más que discreta campaña del mejor jugador de la Premier en el anterior ejercicio, en consonancia por otra parte con el irregular caminar del equipo londinense, le situó en el disparadero prácticamente desde el día en el que Abramovich decidió prescindir de los servicios del entrenador portugués, con el que había tenido algún enfrentamiento. Considerado por la hinchada uno de los ‘cabecillas’ de la sublevación del vestuario ‘blue’ contra el hombre que les guió hasta el título de la Premier pocos meses antes, no le han dado un respiro penalizando con abucheos y silbatinas sus actuaciones sobre el manto verde. A decir verdad, el hecho de que Hazard no haya sido capaz de ver portería en ninguno de los 26 encuentros de liga en los que ha participado (en las dos temporadas precedentes firmó 14 en cada una de ellas) y que apenas sume dos dianas en 38 duelos le ha perjudicado sobremanera hasta el punto de convertirle en el blanco principal de las quejas y lamentos del respetable en Stamford Bridge

Zidane es el gran valedor de Hazard (EFE)Zidane es el gran valedor de Hazard (EFE)

La camiseta de Di María

Esa tensa relación entre el jugador y la parroquia azul acabó por explotar a la conclusión del primer tiempo del choque frente a los franceses del PSG. El volante internacional belga se acercó a Di María para intercambiar su camiseta con el ex madridista, un gesto que sentó a cuerno quemado a los moradores de las gradas del coliseo de Fulham Broadway. Las recriminaciones no se hicieron esperar y continuaron cuando Hazard retornó al césped para disputar el segundo tiempo. Amén de ese cambio de elásticas, poco habitual en Inglaterra en el entretiempo de los partidos, lo que realmente encendió los ánimos de la hinchada fue que lo hiciera con un jugador de uno de los equipos con el que había flirteado recientemente y en mitad del fragor de una batalla que el Chelsea estaba perdiendo hasta ese instante.

La calentura de los ‘supporters’ se dispararía a los 77 minutos, cuando el belga se clavó en el área rival, justo antes de que su equipo botara un córner, y pidió el cambio. Hiddink atendió a su petición una vez concluyó la acción de peligro y dio entrada al brasileño Óscar en su lugar, en medio de una sonora pitada contra el futbolista que apenas 12 meses antes era uno de sus preferidos. 

Hazard, en el momento de ser sustituido durante el Chelsea-PSG de Champions (Reuters)Hazard, en el momento de ser sustituido durante el Chelsea-PSG de Champions (Reuters)

Capotazo de Hiddink

Más de un medio británico llegó a insinuar que el de La Louviere podía haberse quitado de enmedio a la vista de que la eliminación a manos de Ibrahimovic y compañía era ya prácticamente un hecho toda vez que el ariete sueco firmara el segundo tanto ‘parisién’ pocos minutos antes. Ni siquiera las justificaciones efectuadas por Guus Hiddink a la conclusión del encuentro evitaron las duras críticas y amargas recriminaciones de los principales rotativos ingleses contra el medio ofensivo valón. El técnico holandés de los ‘blues’ confirmó, en vano, que Hazard se había retirado del césped por causa de un problema físico real. “Pueden decir lo que quieran, pero la verdad es que Eden tenía un pequeño problema en la cadera”. El ex preparador de Real Madrid, Valencia o Betis, entre otros, sí reconoció que el belga había errado con lo del intercambio de camisetas, aunque matizó: “En otros países no está mal visto hacerlo en el descanso, pero aquí no gusta, así que no debería haberlo hecho. Sea como fuere, estoy seguro que no lo hizo con la idea de ofender a nadie”. 

Su compañero y capitán frente a los galos, Branislav Ivanovic, también rompió una lanza en favor de Hazard, e incluso llegó a revelar que forzó para estar en el césped contra el PSG. “Los aficionados no están contentos después de esta derrota, y tienen razón al quejarse. Pero creo que han sido injustos con Eden porque salió para a jugar sin estar al 100%. Eso demuestra su nivel de compromiso. Además, para mí fue uno de sus mejores partidos esta temporada: estuvo rápido y participativo, mostrando un nivel parecido al del año pasado en algunas acciones”. 

Empero, esa defensa por parte del mister y de sus compañeros se ha estrellado con los medios de comunicación y con un nutrido grupo de seguidores que vienen pidiendo desde la noche del miércoles la venta de su gran estrella a través de las redes sociales. Un caldo de cultivo idóneo para que el Real Madrid lance sus redes sin tapujos sobre un Hazard que tiene ganas de calzarse la camisola blanca desde que jugaba en el Lille y escuchó ya entonces los primeros cantos de sirena procedentes del Bernabéu.  

Roman Abramovich no pedirá menos de 80 millones de euros por el traspaso de Hazard (Reuters)Roman Abramovich no pedirá menos de 80 millones de euros por el traspaso de Hazard (Reuters)

80 millones de euros

Los halagos mutuos entre el técnico francés del conjunto español y el internacional belga no han cesado nunca a lo largo de estos años. Al contrario, Zidane no ha tenido reparos en alabar al interior ‘blue’ incluso sentado ya en el banquillo madridista, del mismo modo que Hazard tampoco los ha tenido para recoger el guante y reconocer que sería un honor para él ponerse a las órdenes de quien fuera su ídolo cuando soñaba con ser futbolista profesional siendo un chaval. A eso hay que sumarle el hecho de que el inminente aterrizaje de Conte en Stamford Bridge (dejará Italia tras la Euro) no convence lo más mínimo al valón, que ve en el todavía seleccionador de la Azzurra un perfil demasiado parecido al de Mourinho.  

Entre unas cosas y otras, a Florentino Pérez sólo le falta llamar a la puerta de Roman Abramovich e iniciar la puja por el futbolista que se barrunta podría ser, con permiso de Lewandowski, la piedra angular del primer proyecto propio de Zidane como máximo responsable del equipo blanco. Según estiman fuentes cercanas al club inglés, esa cifra no bajará de los 80 millones de euros. Nada que no pueda pagar el presidente merengue, aunque hacer realidad el sueño de Hazard implique salidas como las de James o Isco, sin descartar la opción de cortar las emisiones de la BBC en Concha Espina. Tal circunstancia sería un hecho si al belga le acompañara en su aventura blanca el atacante polaco del Bayern.

Fuente: ElConfidencial – Deportes