El dilema de Messi: volver antes para ayudar a Argentina o esperar al Clásico

15.10.2015 – 05:00 H. La presión desde Argentina para que Leo Messi acelere su recuperación y pueda jugar con su selección ante Brasil y Colombia será ...

15.10.201505:00 H.

La presión desde Argentina para que Leo Messi acelere su recuperación y pueda jugar con su selección ante Brasil y Colombia será máxima después del último empate ante Paraguay y tras la anterior derrota ante Ecuador. El azulgrana se rompió el ligamento colateral interno de la rodilla izquierda el pasado 26 de septiembre ante Las Palmas y la previsión es que debía estar de baja entre siete y ocho semanas, según comunicó el FC Barcelona. El plazo, por lo tanto, terminaba justo para el fin de semana del 21 de noviembre, precisamente cuando el conjunto de Luis Enrique visitará al Real Madrid en el Bernabéu. Sin embargo, Messi tiene ahora a su país en vilo y le pedirán que fuerce para volver antes y ayudar a la albiceleste.

El 13 de noviembre Argentina juega nada menos que contra Brasil y el 17 contra Colombia. Es decir, que el delantero debería adelantar una semana su regreso a los terrenos de juego. El combinado de Tata Martino decepcionó en Asunción ante Paraguay, donde solo fue capaz de empatar a cero, y tras caer frente a Ecuador en casa (0-2) tiene una situación complicada para clasificarse para el Mundial de Rusia 2018. Vencer los dos próximos encuentros ante Brasil y Colombia es fundamental y la participación de Messi, clave. El propio Martino afirmó tras el empate que no descartaba que el jugador pudiera estar a punto para ayudarles: “Mi comunicación con Messi fue hace 15 días y su evolución va en términos normales. Las expectativas para que se recupere están”, dijo el exentrenador del Barça.

Las críticas hacia la selección argentina han arreciado y la figura de Leo aparece ahora como la salvación a pesar de que en su país no se han cortado tampoco en otras ocasiones a la hora de señalarle. Sin ir más lejos, tras perder la final de la Copa América ante Chile en la editorial del diario ‘Olé’ incluso pedían que le retiraran la capitanía. Por supuesto, ahora todo ha cambiado y Argentina se agarra como un clavo ardiendo al azulgrana para salvar los muebles de cara a clasificarse para el Mundial.

Messi, en el momento de lesionarse contra Las Palmas (Reuters).Messi, en el momento de lesionarse contra Las Palmas (Reuters).

La presión será terrible, más todavía con el Kun Agüero también lesionado, y el jugador del Barça tendrá que decidir qué hacer, si adelantar su regreso o no arriesgar. A nadie se le escapa tampoco que al crack barcelonista le hace lógicamente ilusión jugar contra Brasil, el rival por excelencia, y su compromiso con su selección siempre ha sido total, pero volver antes de los plazos marcados para su recuperación conlleva un riesgo de recaída. 

Desde el Barça afirman que el jugador está evolucionando favorablemente, sin más, y Messi acude diariamente a la Ciudad Deportiva para someterse a tratamiento. Se espera que a finales de esta semana pueda incluso empezar a correr, pero el mimo con el que se está tratando a la estrella es máximo. Para el club catalán lo ideal sería que Leo no acuda a los próximos compromisos con su selección y apure el próximo parón de Liga para estar en perfectas condiciones para el Clásico en el Bernabéu, pero saben también que a Messi no le pueden decir qué tiene que hacer.

La decisión final será solo del futbolista y en el Barça se temen que la presión y el deseo de ayudar a Argentina inclinen la balanza por lo que esperaran con los dedos cruzados para que el jugador decida no arriesgar, pero son conscientes de que no le pueden decir nada porque hará lo que él quiera.

Fuente: ElConfidencial – Deportes