El equipo espurio del jeque contra el no menos artificioso de Florentino

26.04.2016 – 05:00 H. ¿Qué es ser grande en el fútbol? ¿Cómo se consigue? ¿Quién determina quién es grande y quién no tiene ese estatus? El diccionario de ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

26.04.201605:00 H.

¿Qué es ser grande en el fútbol? ¿Cómo se consigue? ¿Quién determina quién es grande y quién no tiene ese estatus? El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define grande, en su quinta acepción (la que no habla de tamaño, que en el caso que nos ocupa poco importa, ni de jugadas de mus), como “prócer, magnate, persona de muy elevada jerarquía o nobleza”. Esa descripción de la Academia incluye términos que pueden considerarse muy acertados para hablar de las dos clases de ‘grandes’ actuales en el deporte del balompié. Los de “muy elevada jerarquía o nobleza” y los “magnates”. No busquen, no hay otras variantes.

[Otamendi, el cacique que no quiso Benítez]

En el City of Manchester, como se conocía originalmente al Etihad Stadium, esta noche jugarán los dos perfiles de grandes que estos días comandan el fútbol en el continente que le vio nacer. Uno de ellos, el que ejercerá de anfitrión para el primer partido de semifinales de la Champions League, es del segundo caso, de los magnates, de los que se han hecho grandes de manera forzada, a través de una inyección de dinero antinatural en un espacio de tiempo reducido con el objetivo de transformar un club mediano en una superpotencia capacitada para luchar contra los otros grandes, entre los que está el Real Madrid desde tiempos inmemoriales. 

Otra pregunta que viene a colación: ¿de dónde viene la monarquía? Un día el ser humano decidió que ya que tenía un dios que mandaba en el cielo, debía también crear la figura de un ‘gobernador’ en la tierra que ejerciese con la gracia de su hacedor. La bravura, el heroísmo y, en adelante, la ascendencia eran motivos para coronar a una persona superior a cualquiera. Al Madrid lo coronó Alfonso XIII. Pero estaba destinado a ser grande desde que se creó. Ganó su primera Copa en 1905 y a partir de ahí se fue ganando el respeto histórico de todos los que lo rodeaban, de los que lo retaban. La grandeza solamente se mantiene si se defiende el honor propio a través de los triunfos, ya sean militares, institucionales o deportivos.

Agüero y De Bruyne, la representación de la billetera del City. (Reuters / Lee Smith)Agüero y De Bruyne, la representación de la billetera del City. (Reuters / Lee Smith)

Pero de grandeza en esto del fútbol mucho sabe, por ejemplo, el Grande Torino de los años cuarenta, ese al que, más de 70 años después de su defunción global en Superga, le siguen recordando como uno de los mejores equipos de la historia. Sin embargo, la desgracia se sumió sobre ellos y nunca volvió a coger un cetro. Porque pasado un tiempo, al menos en el fútbol, el dinero se convierte en un elemento indispensable para mantener la clase social elevada. Tener una fortuna en el banco, al final, significa poder tener y mantener a los mejores jugadores del mundo. 

[El City, un equipo catalanizado en su gestión]

Florentino Pérez, como empresario que es, tiene esa idea grabadísima a fuego en su manera de gestionar sus empresas. El Madrid, según sus estatutos, no es una empresa, sino un club de fútbol, pero su gestión es la de una firma que busca el mayor rendimiento económico posible. Y para que el caudal nunca pierda agua, Florentino tiene que echar muchos litros por sí mismo.

La grandeza, hoy en día, es un ideal que se compra. Desde que Florentino es presidente del club blanco, su inversión es la mayor en Europa y, por tanto, en el mundo: 1.252 millones de euros desde que pagó la cláusula de rescisión de Luís Figo para cumplir su promesa electoral. Y de ese potosí invertido en jugadores (siempre sin contar salarios, con ello nos iríamos ya a las cinco cifras antes de la palabra ‘millones’), 867 son los que ha gastado en los siete años que está ya como presidente en su segunda etapa, en la que casi 200 millones los completan Cristiano y Bale en independencia de los demás.

[El equipo que presume de ganar el Gamper]

Cierto es que, en comparación, la inversión del Manchester City es mayor, pues es menos prolongada en el tiempo. Figo fichó por el Madrid en 2000, mientras que el jeque Mansour bin Zayed al-Nahyan compró a los ‘citizens’ en 2008 (fichando como estrella a Robinho del Madrid, por cierto), y en estos ocho años ya ha sacado de Abu Dabi 1.048 millones en traspasos. Pero estos dos equipos que buscan estar en Milán el 28 de mayo, pese a la grandeza histórica de uno y la artificial de otro, no dejan de haber construido ambos casi a la vez unos proyectos basados en la guita.

Ficha técnica:

Manchester City: Hart; Sagna, Kompany, Otamendi, Clichy; Fernando, Fernandinho, Jesús Navas, Silva, De Bruyne; y Agüero.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema o Lucas Vázquez.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR).

Estadio: Etihad Stadium (Manchester).

Hora y TV: 20:45, Antena 3.

Fuente: ElConfidencial – Deportes