El 'expediente X' de Diego Costa sigue abierto con el 'caso Piqué' en plena ebullición

En un partido en el que el juego nada tuvo que ver con el del pasado sábado, cuando la Roja recuperó un buen tono ante Eslovaquia, Diego Costa volvió a ...

En un partido en el que el juego nada tuvo que ver con el del pasado sábado, cuando la Roja recuperó un buen tono ante Eslovaquia, Diego Costa volvió a quedarse inédito ante el gol. Mientras el ‘caso Piqué’ sube de temperatura con el paso de los días –y lo que queda por delante–, la actuación del atacante hispano-brasileño volvió a sembrar de dudas el escenario. El del Chelsea acabó desesperado, enzarzándose en disputas con cualquier jugador macedonio que se pusiera por medio y sin ver portería. El acomplamiento del delantero al estilo de la Roja sigue sin manifestarse.

Era su noveno partido con la selección española y el resultado fue el de casi siempre. Un solo gol, ante Luxemburgo, adorna su palmarés como internacional español. Muy poco para lo esperado, sobre todo por un Del Bosque que insistió con fuerza hasta que le arrancó el ‘sí’ a jugar para la Roja y renunciar a la amarilla de su Brasil natal. Introdujo hasta seis cambios en Macedonia en el once en relación al partido del Carlos Tartiere, pero mantuvo a Diego Costa en el equipo titular, entendiendo que necesita grandes dosis de confianza para sentirse a gusto de una vez por todas con España.

Diego acabó un partido con España nuevamente desesperado, después de poner todo el esfuerzo del mundo en el campo sin encontrar premio en forma de gol. Encerrado entre los centrales y sin encontrar espacios donde percutir, el atacante apostó más de una vez por alejarse del área para tener contacto con el balón. Se le llegó a ver hasta a 30 metros de la portería de Macedonia, viendo cómo cerca del área apenas tenía opciones de lucirse. Un remate que acabó con el balón estrellado en un lateral de la portería, un cabezazo sin historia… y poco más. Ni un sólo remate que pusiera al guardameta de Macedonia en apuros.

Silva no estuvo tan brillante en Macedonia como unos días antes en Oviedo. (EFE)Silva no estuvo tan brillante en Macedonia como unos días antes en Oviedo. (EFE)

Triste gesto de resignación

Diego se calentó por momentos y tuvo sus ya clásicos roces. El árbitro del partido le tomó la matrícula después de que le dedicara un despectivo gesto tras un piscinazo y claro, en cuanto se calentó con un jugador de Macedonia, vio la tarjeta amarilla (no jugará el próximo partido por sanción). En el minuto 60, Del Bosque le retiró del terreno de juego para dar entrada a Paco Alcácer. El triste gesto de resignación de Costa lo decía todo… Un día más se había quedado a cero, abriendo un poco más a su alrededor el eterno ‘debate del 9’. “Un delantero necesita marcar, pero voy a seguir peleando, luchando y tengo fe en que las cosas me van a salir bien”, dijo el jugador del Chelsea tras el partido en El Partido de las 12 de la COPE.

Del Bosque ya dejó claro que no puede ir a salto de mata cada vez que haga una convocatoria. Subrayó, cuando le empezaron a preguntar por atacantes como Torres, Llorente, Negredo o Soldado, que no se saldrá del camino marcado para tratar de revalidar en Francia la Eurocopa ganada en 2012. Vamos, que Diego Costa estará con casi con total seguridad en esta cita, siendo Paco Alcácer y Morata, al menos a día de hoy, los otros dos delanteros elegidos. El de la Juventus, que no entendió quedarse fuera de esta convocatoria, apunta a la titularidad visto que por el momento el de Lagarto no enciende la luz del gol vestido de rojo.

Piqué está en el ojo del huracán una vez más tras los pitos que escuchó en Oviedo. (EFE)Piqué está en el ojo del huracán una vez más tras los pitos que escuchó en Oviedo. (EFE)

Ardió la red

Y mientras, en una noche más que gris de la Roja, el ‘caso Pique’ sigue sin cerrarse. Y costará que suceda por mucho que Del Bosque lo intente con buenas palabras. Fue acercarse la hora del partido y comenzar a arder la red. Twitter empezó a echar humo al ritmo del hashtag ‘#LaGranPitadaAPique’, con decenas y decenas de comentarios de usuarios valorando -muchos haciendo otra cosa- la polémica que se recrudeció alrededor del central con los pitos que escuchó en el Carlos Tartiere el pasado sábado. Un asunto que vivirá más capítulos con total seguridad…

El 9 de octubre, en Las Gaunas de Logroño, España recibe a Luxemburgo en un partido de clasificación para la Euro 2016. Un encuentro en el que con el ambiente que le rodea en la actualidad, nada hace prever que los tímpanos de Piqué no vuelvan a vibrar. Del Bosque y los integrantes de la Roja han arropado -y lo seguirán haciendo- al defensa del Barcelona, pero la puerta se ha abierto de par en par y será complicado cerrar un caso que tiene al seleccionador muy preocupado. Todo empezó en León en un España-Costa Rica y por mucha personalidad que tenga Piqué, sabe de sobra lo que le espera en tierras alicantinas.

Tras el mal partido de España, de lo peor que ha firmado el equipo de Del Bosque en los últimos tiempos, el seleccionador afirmó que “debemos reconocer que no hemos jugado bien. No hemos mostrado nuestra mejor versión, pero no es justo personalizar en ningún jugador”. Añadió el técnico que “nuestro rival estuvo muy bien, concentrado y jugando con intensidad. La verdad es que no nos dejaron jugar con comodidad”. “Tenemos confianza en todos los jugadores que citamos y por supuesto también en De Gea, que completó un buen partido”, destacó el salmantino.

Fuente: ElConfidencial – Deportes