El Florentino más desesperado se echa en los brazos del despechado Mourinho

24.12.2015 – 05:00 H. Parafraseando el dicho de entre todas la mataron y ella sola se murió, puede decirse que entre todos los directivos confundieron a ...

24.12.201505:00 H.

Parafraseando el dicho de entre todas la mataron y ella sola se murió, puede decirse que entre todos los directivos confundieron a Florentino Pérez y él solo se lió. El presidente del Real Madrid termina desesperado un año que él mismo calificó de “horrible”. Es lo que tiene basar los proyectos presuntamente deportivos, pues en realidad son únicamente económicos, sobre mentiras permanentes y, lo que es aún peor, filtraciones constantes para intentar manipular a una afición harta de que le tomen el pelo. Florentino culpa a la Prensa de querer desestabilizar al Real Madrid, pero no hay nadie más desestabilizador que él mismo para un club que preside desde su despacho de ACS, tal y como le dijo al juez que le interrogó como testigo de la Púnica.   

Si 2015 ha sido un año “horrible” para el Real Madrid ha sido fundamentalmente por la caprichosa y pésima gestión de su presidente. Desde la destitución de Ancelotti, el impopular fichaje de Benítez, la salida de Casillas, el no fichaje de De Gea, los problemas con el jefe de los servicios médicos o el caso Cherishev que le ha costado nada menos que la eliminación de la Copa… al juicio por los estatutos, la denuncia de un socio por la mencionada Púnica o el trapicheo con las entradas que se regalan a la ‘Grada Fans’.   

“Sufrimos un deterioro desde el mes de enero, íbamos en un descenso progresivo. Si ahora creemos que Benítez es el mejor candidato, no podemos decirle a los tres meses que hemos cambiado de opinión. Hay que darle tiempo”. Esto fue lo que dijo el propio Florentino hace tan sólo una semana en ‘El Larguero’. Sin embargo, y según la información que ofreció este mismo programa, “el Real Madrid -es decir, Florentino– está meditando seriamente la posibilidad de contratar a José Mourinho en sustitución de Benítez”. El propio Rafa se ha dado cuenta de que no tiene el respaldo de sus jugadores, tampoco el de la afición y de la prensa, y sabe que el presidente ya no cree en él, si es que alguna vez lo hizo. Benítez se siente solo porque en realidad lo está. 

Florentino, que hace unos días presumió de contar con “la mejor plantilla que he tenido, tanto en lo humano como en lo profesional”, ya reconoció que echaba de menos “la intensidad” con la que se empleaban sus jugadores “hace dos o tres años”, es decir, cuando al equipo lo dirigía Mourinho. “Benítez fue el elegido por el club para resolver un problema que teníamos y por lo tanto, él es la solución y no el problema. Tiene todo el crédito del mundo”, añadió el presidente, en otra mentira evidente para escurrir el bulto. 

Sabido es, y así está contando en El Confidencial, que Pérez tampoco tiene tanta confianza como se puede pensar en Zidane. El francés, que sigue su preparación al frente del Real Madrid Castilla, sería sólo una opción de emergencia. Mourinho, recientemente destituido como técnico del Chelsea, al que dejó a un punto del descenso, si bien la causa principal de su despido ha sido su mala relación con los jugadores, tiene opciones de dirigir al Manchester United, de ahí las prisas de Florentino. Sin embargo, tal y como informamos en este diario, el gran problema que tiene el portugués, además del despecho por cómo salió del Real Madrid, es la presencia en la plantilla de Sergio Ramos y Cristiano.    

Una encuesta para sondear a los socios

El disparate lo completa el hecho de que los socios del Real Madrid, a quienes sus presidente ha asegurado que confía en Benítez, estén siendo consultados por una empresa demoscópica sobre el posible sustituto del madrileño. ¿De cero a diez, qué nota le daría a Benítez? ¿Lo que ha hecho hasta ahora supera sus expectativas? ¿A qué entrenador ficharía ahora mismo para el Real Madrid? Incluso, si el socio contesta que ahora mismo no ficharía a ningún entrenador, se le ofrecen seis opciones para que elija una: Pellegrini, Wenger, Guardiola, Mourinho, Zidane y Ancelotti.

Los socios también son sondeado sobre qué jugadores ficharían, línea por línea, excepto el portero, quizás para no volver a desempolvar el caso De Gea, además de preguntarles qué prensa leen y que televisión ven. Eso sí, ninguna pregunta realizada por esta empresa sociológica estaba relacionada con la gestión del club, es decir, por sus directivos, no fuera que el presidente descubra que en opinión de los socios quien de verdad sobra en el Real Madrid es él…

Entrenamiento del real madridEntrenamiento del real madrid

Valores del Madridismo le saca los colores

“El principal problema del Real Madrid es que no tiene una política deportiva, sustituida por las veleidosas y caprichosas ventoleras del señor Pérez”, asegura a El Confidencial el presidente de Valores del Madridismo, Carlos Mendoza. “Lo que está pasando es la consecuencia de la tropelía de destituir a Carlo Ancelotti, a quien no sólo le quedaba un año de contrato, sino que nos dio la décima Copa de Europa, logró un doblete Liga de Campeones-Copa del Rey que sólo se ha dado una vez en la historia del club y batió el récord de victorias consecutivas”, añade.

Y explica Mendoza: “el propio Florentino reconoce que empezaron a tener problemas desde enero, pero lo que no dice que para promocionarse él en los Emiratos Árabes, llevó al Real Madrid a Dubai a disputar el 30 de diciembre un partido contra el Milan, en el que precisamente se cortó la racha al perder 4-2. En esas mismas fechas, el Barcelona tenía previsto jugar un amistoso en Qatar, pero el club, a instancias del técnico, decidió abortar el viaje, pagar la penalización correspondiente y centrarse en que el equipo estuviera bien. Después, ganaron el triplete…”. 

“El señor Pérez dijo que con la sustitución de Ancelotti por Benítez buscaba un impulso, pero eso es falso”, comenta Carlos Mendoza. “En todo caso sería un impulso para él, pero no para el banquillo. La semana pasada dijo en ‘El Larguero’ que Benítez no era el problema, sino la solución, y en lo primero tiene razón: el problema no es Benítez, sino él”, sentencia el socio compromisario del Real Madrid.  

El presidente de Valores del Madridismo aprovecha su conversación con El Confidencial para enviar un mensaje a la grada del Bernabéu: “En nuestra asociación pensamos que a los jugadores no se les debe pitar, pues lo que tenemos que transmitirles es tranquilidad. Los silbidos deben ir dirigidos al palco antes y después de los partidos, pero no durante. Los jugadores, al igual que Benítez, no tienen la culpa de lo que está sucediendo. Es el señor Pérez, quien paga con el dinero del Real Madrid las cláusulas de rescisión de los entrenadores que ficha para luego volver a pagarles con el dinero del club las correspondientes indemnizaciones cuando les echa“, sentencia.   

Fuente: ElConfidencial – Deportes