El fútbol español lleva casi un año sin controles antidopaje

09.02.2017 – 13:00 H. La situación es tan difícil de entender como sencilla de explicar, aunque igualmente se trata de un escándalo que deja en mal lugar ...

09.02.201713:00 H.

La situación es tan difícil de entender como sencilla de explicar, aunque igualmente se trata de un escándalo que deja en mal lugar al fútbol profesional español y más concretamente a LaLiga. Con España en la lista negra de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) por no haber adaptado a tiempo su legislación a la nueva versión del Código Mundial Antidopaje y la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) con el Laboratorio de Madrid suspendido a causa de ello, resulta que en el fútbol español se lleva casi un año sin realizarse controles antidopaje, pues los pocos y muy esporádicos que la AEPSAD reconoce haber hecho durante este tiempo no tenían —ni tienen— validez. Como mucho, un objetivo puramente disuasorio, aunque tampoco sirva de consuelo.

Darío Ojeda

El nuevo Gobierno tiene una tarea urgente en materia deportiva: aprobar la reforma de la Ley Antidopaje para adaptarla a la última versión del Código Mundial Antidopaje

La cuestión es que la AMA reconoció la especial situación política española vivida durante el año pasado y, una vez que la AEPSAD estaba desautorizada para hacerlo, acordó que fueran las federaciones internacionales las que se encargaran de los controles antidopaje a los deportistas españoles. “Mientras España siga sin cumplir, se ha llegado a un acuerdo para que los test sean conducidos por las federaciones internacionales. Esto asegura que se lleven a cabo programas de test efectivos en el camino a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos“, decía el comunicado de la AMA.

Y esto fue lo que ocurrió con todos los deportes, a excepción del fútbol, precisamente el que más relevancia tiene en España. ¿El problema? Pues que, según sus estatutos, la FIFA sólo tiene competencias en materia de dopaje sobre las selecciones nacionales, mientras que la UEFA, también según sus estatutos, sólo las tiene en las competiciones que organiza —Champions y Europa League— y, por extensión, sobre los clubes que participan en ellas. Pero, ¿y el resto de equipos que juegan en las llamadas Liga Santander y Liga 123?

El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el británico Craig Reedie. (EFE)El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el británico Craig Reedie. (EFE)

Una ley desfasada desde 2015

La ley española antidopaje se quedó desfasada en noviembre de 2015 y la tardanza en tramitar su reforma en la anterior legislatura provocó que la AMA se hartara e incluyera a España en la lista negra por no adaptar su legislación a la nueva versión del Código Mundial Antidopaje que entró en vigor el 1 de enero de ese año. El plazo para hacerlo finalizaba el 18 de noviembre y la AMA dio cuatro meses más de prórroga que tampocos sirvieron dado el bloqueo político.

Finalmente, el 19 de marzo de 2016 el órgano mundial antidopaje declaró no cumplidora a la AEPSAD y en junio suspendió el Laboratorio de Madrid. “Esta suspensión, que tiene efecto inmediato, implica la prohibición para que el laboratorio lleve a cabo cualquier actividad antidopaje ligada a la AMA, incluidos todos los análisis de las muestras de orina y sangre”, explicaba en su comunicado.

El director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), Enrique Gómez Bastida. (EFE)El director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), Enrique Gómez Bastida. (EFE)

El pasado mes de noviembre, con el nuevo Gobierno ya en marcha, la AEPSAD esperaba que la reforma de la ley se tramitara “a la mayor brevedad posible”, según indicó Enrique Gómez Bastida, director de la agencia, en una entrevista concedida a El Confidencial. “Igual que ésta habrá un montón de prioridades más, pero supongo que será una de las primeras en materia de Educación, Cultura y Deportes”, añadió.

Unos días después de las citadas declaraciones de Gómez Bastida a nuestro diario y con motivo del Consejo Fundacional de la AMA celebrado en Glasgow. René Bouchard, el director del grupo que revisa que las organizaciones antidopaje tengan su normativa adaptada al Código, dijo que “en España ha habido ciertos avances, estamos en conversaciones con las autoridades y esperemos ver la luz al final del túnel pronto”.

Por su parte, Craig Reedie, reelegido presidente de la AMA, habló sobre la sanción a la AEPSAD por incumplimiento: “Uno de los problemas de no tener reformada tu legislación, es que te enfrentas a un castigo. España tuvo la posibilidad de adecuar su Ley hace dos años, cuando el Gobierno no estaba en funciones”. Reedie confirmó al concluir la reunión que se dejará atrás la suspensión en el momento en el que la normativa se adapte a su Código. “No habrá que esperar al siguiente simposio de mayo”, dijo, algo que también esperan en la agencia que dirige Gómez Bastida.

De hecho, el pasado 25 de enero, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, se reunió con todos los grupos parlamentarios para consensuar la modificación de la ley antidopaje, habida cuenta que el Gobierno que preside Mariano Rajoy carece de mayoría suficiente en el Congreso. Además, y como quiera que un proyecto de ley iba a demorarse varios meses más, el Gobierno ha decidido acudir a la vía del decreto-ley, cuyo texto ha sido remitido a los grupos ante la inminencia de su aprobación.

M. A.

El alto tribunal considera que la obligación de declarar el paradero 24 horas al día es equiparable a una medida penal, pero sin que se haya cometido ningún delito

Es evidente que el deporte español en general, y el fútbol de manera muy particular, necesitan con urgencia que la legislación en materia de lucha contra el dopaje se adecúe al Código Mundial Antidopaje, lo que provocará que casi automáticamente, entre uno y dos días, la AEPSAD salga de la lista negra de la AMA y pueda volver a desempeñar su labor. Que LaLiga, tanto en Primera como en Segunda, lleve casi un año sin controles antidopaje es muy preocupante, a la par que da una pésima imagen en una materia sobre la que España lleva demasiado tiempo sin ser un buen ejemplo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes