El gran dilema de los hermanos Hernández: ¿Lucas con España y Theo con Francia?

28.01.2017 – 05:00 H. a La cantera del Atlético de Madrid alumbró a la par a dos jugadores de primer nivel. Dos elementos que lo tienen todo para hacer ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

28.01.201705:00 H.

a La cantera del Atlético de Madrid alumbró a la par a dos jugadores de primer nivel. Dos elementos que lo tienen todo para hacer historia vestidos con la camiseta rayada. Dos jóvenes y enérgicos talentos nacidos en Francia, pero criados en nuestro país. Lucas (4 de febrero de 1996 / Marsella) y Theo (6 de octubre de 1997 / Marsella), los pujantes hermanos Hernández, dan en el fútbol profesional las primeras pinceladas de lo que pueden llegar a ser. En la institución rojiblanca baten palmas con estos dos pujantes defensas, mientras desde las dependencias de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no se les quita ojo por lo que pueda pasar. Por el momento ambos han defendido, en categorías inferiores, los colores de Francia, pero está por ver qué decisión toman cuando les toque elegir, momento que seguro llegará, en qué combinado nacional absoluto quieren jugar. ¿Uno de rojo y otro de azul?

Se encuentran ambos en el mismo cruce de caminos. El desenlace está por ver, pero en estos momentos no se puede descartar que los Hernández sigan el camino de otros hermanos, que finalmente no luzcan la misma camiseta nacional. Precedentes hay unos cuantos, alguno muy cercano, como el de los Alcántara; mientras Thiago, ahora en las filas del Bayern de Múnich, decidió defender el color rojo de España, Rafinha apostó por lucir el amarillo de Brasil. Igual de ruidoso es el caso de los Boateng; criados futbolísticamente ambos en Alemania, Kevin-Prince, ahora en las filas de Las Palmas, eligió jugar con Ghana, mientras su hermano Jérôme optó por el equipo germano.

“Nunca ha sido una opción para mí, pues nunca ha sido seleccionable”, zanjó Lopetegui hace unos meses cuando se le preguntó por Lucas Hernández. La realidad, y lo sabe el jugador, es que el seleccionador está muy pendiente de la decisión que tome. “Ahora estoy bien con la selección de Francia, pero nunca se sabe lo que pasará en el futuro”, manifestó Lucas el pasado mes de octubre. Inició hace tiempo los trámites para adquirir la nacionalidad española. No, no descarta la posibilidad de defender algún día la camiseta colorada. Sabe, porque jugadores internacionales de su club así se lo han transmitido, que en las entrañas de la RFEF se le tiene muy en cuenta para el futuro. Y a él no le desagrada la idea; cree que es más fácil alcanzar la absoluta de España que la de Francia.

Lucas Hernández, durante un partido en el Vicente Calderón (EFE)Lucas Hernández, durante un partido en el Vicente Calderón (EFE)

El ejemplo de Laporte

El caso de Ameryc Laporte no es menor en el pensamiento de ambos futbolistas, sobre todo en el caso de Lucas. El jugador del Athletic Club siempre estuvo en la mente de Julen Lopetegui, consciente de que para la posición de zaguero central no dispone de candidatos de sobra. El seleccionador nacional, cosa que sabía el protagonista, quería contar con él a toda costa, más cuando su colega Deschamps no se decidía a apostar por él con determinación para reforzar el primer equipo de Francia. Lo hizo hace unos meses, pero le dejó en tierra en la siguiente convocatoria. No ha debutado con la ‘blue‘ y aún es seleccionable para la Roja, aunque el futbolista parece decidido a buscar su sitio con el combinado galo. También porque desde el interior de la RFEF algunas actuaciones no han gustado al jugador, como desveló este periódico en su momento.

En el caso de Theo, el trayecto hasta alcanzar el último escalón de Francia parece más expedito. Para un lateral izquierdo, el camino es más llano, menos abrupto que para un defensa central. A la vista de las últimas convocatorias de Didier Deschamps, sus competidores son Lucas Digne (Barcelona) y Layvin Kurzawa (PSG), mientras por detrás queda un veterano (35 años) como Patrice Evra. La explosión del jugador cedido por el Atlético de Madrid en el Alavés ha sido brutal. En su estreno en LaLiga Santander ha dejado con la boca abierta a muchos, no a aquellos que ya le apuntaban como futbolista con más futuro si cabe que su hermano. La temporada que viene ya tiene plaza segura en el primer equipo rojiblanco, para vivir junto a Filipe Luis y seguir perfeccionando el oficio de lateral izquierdo.

Lucas, a la izquierda, durante un partido de la Sub 20 de Francia (FOTO: https://www.fff.fr)Lucas, a la izquierda, durante un partido de la Sub 20 de Francia (FOTO: https://www.fff.fr)

Un sorprendente estirón

Theo crece en consecuencia de lo que ya había mostrado desde los primeros días que subió a entrenar con nosotros ya hace dos años”, dijo este viernes el Cholo Simeone al ser preguntado por el ahora jugador del Alavés. “Tiene una gran fortaleza física, una potencia enorme en el traslado de pelota, un cambio de paso importante de mitad de cancha hacia adelante…”, enfatizó. No hace muchos años, no se pensaba en el interior del Atlético de Madrid que adquiriera su nivel actual. Su físico, sobre todo su estatura, no invitaban a ello. Hasta que durante un verano dio un tremendo estirón y su físico fue adquiriendo un nivel superlativo. Ahora ya nadie tiene dudas de que será el lateral izquierdo del equipo rojiblanco durante muchos años.

Los grandes del fútbol europeo obligaron al Atlético de Madrid a blindar a los hermanos el pasado mes de agosto. Las insistentes llamadas desde diferentes lugares provocaron que la entidad rojiblanca se apresurara a aumentar considerablemente los emolumentos de los jóvenes talentos. Lucas firmó un documento que le ata al Atleti hasta 2020, siguiendo también el mismo camino Theo, firmando un nuevo compromiso que se alargará hasta 2021. Los anteriores contratos dejaban a los dos futbolistas muy desprotegidos, con depredadores económicamente poderosos al tanto y pendientes de un descuido por parte del club del Manzanares. Los dos están llamados a compartir vestuario rojiblanco durante muchos años. Otra cosa es que lo hagan como internacionales…

Fuente: ElConfidencial – Deportes