El HSBC despide a seis empleados por simular una ejecución del ISIS

Fecha07.07.2015 – 11:47 H.Actualizado: 12:18 H. Ataviados con el característico pasamontañas negro y con la ‘víctima’ a los pies vestida con el ...

Fecha07.07.2015 – 11:47 H.Actualizado: 12:18 H.

Ataviados con el característico pasamontañas negro y con la ‘víctima’ a los pies vestida con el mono naranja que utiliza el ISIS. Seis empleados del HSBC en Reino Unido planearon una escena perfecta con todos los detalles previstos para que la imagen pareciera realmente una ejecución del autodenominado Estado Islámico. La ‘broma’, subida a Instagram y rápidamente borrada, fue compartida a través de las redes sociales haciendo visible esta burla.

Según publica ‘The Sun’, la acción se llevó a cabo durante una jornada de motivación e integración entre trabajadores en el Teamworks Karting de Brimingham. Cinco empleados del HSBC no dudaron en ponerse los monos utilizados para conducir karts a modo de los uniformes del ISIS para ejecutar a sus víctimas, mientras que una sexta persona con ropa naranja se arrodillaba a sus pies lista para ver el fin de su vida.

El HSBC despide a seis empleados por simular una ejecución del ISIS

En este caso, el arma era mucho menos mortal que las utilizadas realmente por el grupo yihadista. Una percha era la herramienta con la que se pretendía asesinar al grito de “¡Allah Akbar!” –Alá es grande– que utilizan los terroristas al hombre que actúa delante de los ficticios verdugos. En cuanto el vídeo –de ocho segundos de duración– llegó a conocimiento de los compañeros de empresa, se comunicó a los directivos de la misma para que tomaran medidas al respecto. 

El HSBC tomó “la decisión de despedir a los involucrados” en cuanto tuvo constancia de la grabación, según el propio banco se ha encargado de informar. “Es un vídeo repugnante, y a HSBC le gustaría pedir perdón por cualquier ofensa que se haya podido hacer”, concluyen desde la dirección de la entidad financiera que saltó a la actualidad el pasado mes de febrero por la lista Falciani.

Fuente: ElConfidencial.com