El imperio UCAM ya está a un sólo paso de llegar adonde quiere, la élite del fútbol

30.05.2016 – 21:55 H. – Actualizado: 30.05.2016 – 23:50H. No habrá alegría completa en el madridismo. El Real Madrid Castilla se quedó, por ...

30.05.201621:55 H. – Actualizado: 30.05.2016 – 23:50H.

No habrá alegría completa en el madridismo. El Real Madrid Castilla se quedó, por ahora, sin ascenso a Segunda División. El imperio UCAM, a través de su sección de fútbol, les ha apartado de ello con una demostración de cómo se hacen las cosas en Segunda B, algo muy diferente al trabajo de un filial. La Universidad del Deporte, como les gusta hacerse conocer, ha dado otro paso más hacia su principal objetivo: colocar a su club de fútbol en la élite del fútbol español. Un proceso que no ha sido sencillo, pero sí muy rápido.

No han transcurrido ni dos décadas desde que la Universidad Católica San Antonio de Murcia contaba con un equipo de fútbol en la liga universitaria nacional, poco más que un grupo de amigos que se divertían una vez a la semana con partidos de categoría amateur, muy amateur, que aquí en España poco tiene que ver el deporte universitario con el de Norteamérica. Hablamos de 1998. Transcurrido todo este tiempo hasta hoy, está en la división de plata del fútbol nacional. Es un proceso ágil que empezó a tomar forma cuando en 1999 apenas se llamaba Club de Fútbol Los Garres, perteneciente a una pedanía de la capital murciana.

A partir de ahí, fue progresando hasta jugar en Tercera División en el año 2000, un año después de su constitución como club de fútbol. Cinco temporadas luchando por mantener la categoría, jugando en campos sin prácticamente capacidad, ajenos a la altura futura que iba a adquirir el proyecto, hasta que en 2005, el club acabó cerrando tras el descenso a Preferente. Pero no sería esa su muerte definitiva, sino que volvió al engullir en 2011 al Costa Cálida, uno de los equipos con mayor progresión en el fútbol murciano. Ahí empezó el crecimiento de verdad. 

Pero no fue hasta la 2013-14, tras un descenso, volvieron a Segunda B. Desde ahí abajo, hasta casi tocar el cielo. Nada más ascender, y jugando en La Condomina, hogar del Real Murcia, el equipo histórico y con tradición de la región, jugaron la fase de ascenso a 2ªA, pero se despidieron a las primeras de cambio al perder contra el Bilbao Athletic. No amedrentó esto al club, al contrario. José Luis Mendoza, presidente de la Universidad y del club, apostó con una fuerte inversión para convertir al UCAM en uno de los mejores equipos de 2ªB. Y, por primera vez, se enfrentaría al nuevo enemigo: el Murcia.

Los jugadores del UCAM recibieron el pasillo del Linense en la última jornada (UCAM Deportes).Los jugadores del UCAM recibieron el pasillo del Linense en la última jornada (UCAM Deportes).

Esa ha sido la gran disputa. Se han repartido entre ambos el liderato del grupo cuarto de la división de bronce. Mientras el UCAM empezó fuerte, el Murcia tomó el mando durante 23 jornadas hasta que una racha muy negativa le hizo perder el liderato, básico para poder ascender, en la antepenúltima jornada. Ahora, el Real está eliminado al caer con el Toledo, y el UCAM, en Segunda.

Un paso más hacia el dominio español

Colocar a un club propio en el fútbol profesional era uno de los objetivos principales de la UCAM, que lo ve como el principal escaparate hacia el exterior, la mejor publicidad posible de la universidad. Pero éste es sólo un paso más hacia la conquista del deporte español. No en vano, la UCAM cuenta entre sus deportistas financiados o patrocinados con más de 90 olímpicos. Además de al UCAM Murcia de baloncesto, que ahora mismo se encuentra disputando por primera vez en su historia los playoffs por el título de la ACB ante el Real Madrid, eliminatoria que marcha 1-1 a falta del definitivo tercer partido.

Los últimos en incorporarse a este proyecto fueron dos campeones del mundo en sus disciplinas, como el patinador Javier Fernández, y la jugadora de bádminton, Carolina Marín. Ambos se unieron a un grupo selecto de deportistas, algunos de los mejores de España, entre los que se encuentran Mireia Belmonte, Melani Costa, Alejandro Valverde, David Cal, Gisela Pulido, Mario Mola, Nicolás Almagro, Ruth Beitia y muchísimos otros.

“Pocas instituciones en España están trabajando con el volumen de deportes que tenemos nosotros. Para que se haga una idea, organizamos diez campeonatos universitarios de los menos de veinte que hay entre las 80 universidades de España”, decía a El Confidencial Pablo Rosique, director general de deportes de la UCAM. “El primer deportista que surgió fue Juanma Molina -marchador de Cieza-, que nos dijo que quería estudiar aquí, pero no podía porque era presencial. Le presenté un proyecto al presidente -José Luis Mendoza- para adaptar la vida deportiva a la académica y se aprobó. Así empezaron a venir deportistas que querían estudiar aquí. Fue un imán”, dijo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes