El intento de harakiri del Real Madrid viene por la defensa, no por los “errores de Ramos”

“No sólo Sergio cometió errores, hemos tenido más de lo normal pero no sólo él. También atrás hemos tenido más dificultad porque la presión de la Juventus ...

“No sólo Sergio cometió errores, hemos tenido más de lo normal pero no sólo él. También atrás hemos tenido más dificultad porque la presión de la Juventus era alta. En los pases y en cada control, Ramos ha hecho buen trabajo, como en los partidos anteriores”. Carlo Ancelotti repartió responsabilidades atrás cuando fue cuestionado sobre la labor del sevillano en Turín. Y es que el técnico del Real Madrid, como advirtió un día antes, percibió “imprecisiones” en defensa que pudieron costar más goles en el partido de ida de semifinales de Champions, que concluyó con un 2-1 favorable a los italianos.

En rueda de prensa, a Ancelotti se le preguntó por el estado de forma de sus laterales, Carvajal y Marcelo. Y no fue por casualidad. El brasileño en Sevilla propició la jugada del penalti que provocó Ramos y en Turín tuvo una pérdida de balón al final de la primera parte y otra en la segunda mitad que acabaron en sendos ataques del conjunto bianconero. No fue el único, ya que Carvajal propició una cabalgada de la Juve después de otra pérdida (también provocó el penalti a Tévez) y a ellos se suman los dos zagueros: Varane repite pifia en la misma semana, aunque sin consecuencias negativas, y también Pepe, en este caso por un pase mal calculado. La gran mayoría de estos fallos vinieron en la segunda mitad y como consecuencia de la mencionada presión juventina. Quizás algún pelotazo hubiera rebajado la tensión atrás.

Seis goles recibidos en los últimos partidos fuera

“Tenemos que defender mejor de lo que hemos defendido en los últimos partidos”, señaló Ancelotti en la previa del encuentro. Bingo. Era un dardo, una advertencia a su cerrojo porque veía que no estaba dando la talla suficiente. Y en Turín volvió a demostrar que la defensa blanca no pasa por su mejor momento, habiendo recibido seis goles en los últimos tres partidos lejos del Santiago Bernabéu.

“El resultado no es bueno”, comentaba con sinceridad Ancelotti, conocedor de la dificultad que entraña ganar un partido al actual campeón de Italia. Sin haber realizado un encuentro mediocre, necesitará corregir estos ‘disgustos’ defensivos a la par que una marcha más a la hora de atacar.

Y el  primer paso para el ataque lo suele dar el medio del campo, donde ha jugado en los últimos tres partidos decisivos el central Sergio Ramos, que ha concluido el choque con una precisión de un 84% en sus pases, inferior al 93% de su homólogo Kroos. Antes del partido, el sevillano reconoció que cada vez se está “adaptando mejor” a esta posición, que no es la suya. En Turín no fue de los más destacados aunque, como también dejó claro antes del partido Ancelotti, su labor se aprecia también por su “ayuda en defensa”.

Isco, alternativa en el centro del campo

Sin Modric para la vuelta, pero sí con Benzema, Ancelotti puede reconsiderar sus últimas alineaciones teniendo la opción de devolver a Ramos a la defensa, para que le acompañe Pepe (o Varane), y montar un centro del campo con Kroos, James e Isco, quienes estarían por detrás de la famosa BBC. Dispone de una semana para meditar y un partido de ‘prueba’ frente al Valencia, donde se estarán jugando la Liga y al que se espera llegue el delantero francés.

“De verdad que estoy preocupado lo justo. Hemos jugado un partido en el que hemos intentado ganar y no lo hemos hecho. El resultado no es bueno pero no es tan malo. Llegar a la final pasa por ganar en el Bernabéu, donde nuestro público nos va a ayudar”. Cierto es, como deja caer Ancelotti, que tampoco hace falta volverse locos para ganar 1-0 en casa.

Fuente: ElConfidencial – Deportes