El ISIS resiste a las fuerzas especiales de Irak en la crucial batalla de Faluya

31.05.2016 – 13:07 H. – Actualizado: 4 H. El Estado Islámico contraataca mientras el Ejército iraquí trata de tomar el centro de Faluya. Las fuerzas ...

31.05.201613:07 H. – Actualizado: 4 H.

El Estado Islámico contraataca mientras el Ejército iraquí trata de tomar el centro de Faluya. Las fuerzas de Irak han encontrado una fuerte resistencia por parte de milicianos del ISIS al intentar alcanzar el centro de la ciudad, donde se teme que hasta 50.000 civiles hayan quedado atrapados. Mientras, prosiguen los avances hacia el otro gran foco del conflicto, Mosul, el bastión del “Califato” en el país, donde las tropas kurdas han ganado terreno hasta situarse a solo 15 kilómetros de la ciudad.

Un día después de que comenzase la “ofensiva final” para penetrar en Faluya, ubicada al oeste de Bagdad y la mayor población del occidente de Iraq que sigue en manos del ISIS, las tropas lideradas por las fuerzas de élite del cuerpo antiterrorista se han encontrado este martes con un contraataque en el distrito de Naimiya, al sur de la población. “Había alrededor de 100 combatientes, vinieron hacia nosotros fuertemente armados pero no utilizaron coches bomba o suicidas”, explica el teniente general Abdelwahab al-Saadi, máximo responsable de la ‘operación Faluya‘, a la agencia Frace-Presse.

Saadi asegura que los militares iraquíes fueron capaces de repeler el ataque, matando a 75 combatientes del Estado Islámico, pero no ofrece cifras de bajas entre sus hombres, que cuentan con el apoyo de la Multitud Popular (una milicia chií que despierta los peores temores de los civiles de Faluya) y de los aviones de la coalición internacional liderada por EEUU y la fuerza aérea iraquí. Mientras, se suceden las denuncias sobre el uso de civiles como escudos humanos por parte de los yihadistas, según ACNUR, el alto comisionado de la ONU para los refugiados. “Hay informes sobre varios cientos de familias que están siendo utilizadas como escudos humanos en el centro de Faluya“, señaló William Spindler, portavoz de ACNUR, en rueda de prensa.

El asalto sobre Faluya, ciudad suní con una larga tradición insurgente, llega en medio de una campaña concertada contra el ISIS en Irak y Siria que ha golpeado a los yihadistas desde múltiples frentesEl asalto sobre Faluya, ciudad de mayoría suní con una larga tradición insurgente, llega en medio de una campaña concertada contra el ISIS en Irak y Siria que ha golpeado a los yihadistas desde múltiples frentes. Faluya fue la primera ciudad en caer en manos de los yihadistas, en enero de 2014. Seis meses después, éstos avanzaron por el norte del país sin apenas encontrar resistencia hasta conquistar las planicies de Nínive y Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak.

Avances hacia la ‘capital’ del “Califato”

Mientras, los peshmerga kurdos han anunciado la liberación de cinco localidades ubicadas en los alrededores de Mosul. El comandante de los peshmerga en el frente de Jazir, Arif Taifur, ha asegurado que los combates se han saldado con la muerte de 140 miembros de la formación extremista y cuatro integrantes de las fuerzas kurdas. Así, ha detallado que las localidades liberadas son las de Mufti, Gran Zarajatun, Pequeño Zarajatun, Tullaban, Wardak, Gazakan, Gran Tal Asuad, Chamakor y Kalabor. “Las áreas recuperadas de manos del Estado Islámico pertenecen a las minorías (kurdas) kakei y shabak. Era muy importante recapturarlas para que los refugiados puedan volver a sus tierras“, ha recalcado Taifur.    

El comandante kurdo ha destacado además el respaldo aéreo y el apoyo terrestre facilitado por la coalición militar que encabeza EEUU a la hora de lograr avances sobre el terreno. Unos 5.000 peshmerga y miembros de las Fuerzas Especiales Zeravani participan en la ofensiva, que supone además un preparativo de cara a un eventual asalto contra Mosul. La liberación de Mosul, la segunda ciudad más importante del país y el bastión del Estado Islámico en Irak, está siendo preparada desde hace meses por las fuerzas iraquíes, sus milicias aliadas, los peshmerga y la coalición internacional.

Fuente: ElConfidencial.com