El Leganés logra una histórica primera victoria y Las Palmas hace arder Mestalla

22.08.2016 – 22:04 H. – Actualizado: 2 M. Una imagen para la historia. Y ya van muchas. En el mural histórico del Leganés, junto a la imagen de la ...

22.08.201622:04 H. – Actualizado: 2 M.

Una imagen para la historia. Y ya van muchas. En el mural histórico del Leganés, junto a la imagen de la chilena de Carlos Martínez en Segunda B y la del ascenso ante el Nástic, ya hay una nueva: la de Víctor Díaz, con los brazos extendidos, celebrando el gol que dio el primer triunfo pepinero de la historia de LaLiga Santander. Mientras, Las Palmas derrotó por 2-4 al Valencia haciendo gala de una gran efectividad con la que castigó la endeblez defensiva mostrada por los locales, sobre todo en la primera parte, si bien en la segunda los valencianos hicieron méritos para haber obtenido un mejor resultado.

El gol de Víctor Díaz en el último cuarto de hora permitió al CD Leganés firmar un histórico triunfo en su estreno en LaLiga Santander, después de vencer en Balaídos a un Celta de Vigo que protestó un gol anulado a Iago Aspas. Al equipo de Asier Garitano le costó entrar en el partido. Empezó demasiado atenazado y eso permitió al Celta adueñarse del balón, aunque ese dominio no se tradujo en ocasiones de gol, sobre todo porque su empeño en atacar por el centro facilitó el trabajo defensivo del Leganés.

El conjunto pepinero celebró así su primera victoria. (Salvador Sas/EFE)El conjunto pepinero celebró así su primera victoria. (Salvador Sas/EFE)

Fue precisamente el equipo madrileño, que mejoró con el paso de los minutos, el que disfrutó de las primeras oportunidades, primero con un libre directo ejecutado por Timor, después con un disparo de Guerrero que se marchó a córner tras tocar en Roncaglia y con un tiro de Adrián Marín que obligó a Sergio Álvarez a lucirse. Intentó el Celta reaccionar apoyándose en la velocidad del belga Theo Bongonda y en la calidad de Iago Aspas, quien en el ecuador del primer acto avisó con una vaselina que salvó Serantes. Esa acción oxigenó al equipo de Berizzo, que volvió a dominar. Orellana y Pione volvieron a intentarlo antes de que el debutante Munuera Montero anulase, por un inexistente fuera de juego, un gol a su compañero Iago Aspas en el minuto 36.

Desacierto que también tuvo Iago Aspas, quien antes de que se cumpliese el primero minuto del segundo acto se quedó sólo ante Serantes, después de un pase en profundidad de Daniel Wass, pero su remate se marchó ligeramente desviado. El partido ganó en emoción a partir de ese momento con el bajón físico de los jugadores. Aspas y Timor buscaron de nuevo abrir el marcador con disparos lejos pero sin éxito. Berizzo y Garitano movieron el banquillo para ganar frescura. Al Celta le entraron las prisas y se lanzó a por el gol, pero fue su rival el que lo consiguió, en el minuto 75, después de que Víctor Díaz se anticipase a Sergi Gómez tras un saque de esquina.

Alonso Castilla

Día grande para el Leganés, que hace su debut en Primera en el estadio de Balaídos. Así se ha preparado y así respira la institución pepinera al afrontar tan histórica temporada

Ya arde Mestalla

Las estadísticas reflejaron al final del partido que Las Palmas firmó cuatro tiros a puerta que se convirtieron en otros tantos goles, una losa para el Valencia, que firma un arranque de temporada poco halagüeño y que pone en evidencia la necesidad de fichar, al menos, un central de garantía contrastada. El arranque del partido no hacía presagiar el desarrollo que iba a tener el partido. El Valencia comenzó dominando, con una presión muy arriba, lo que le permitía recuperar muy pronto el balón ante un rival agazapado en su campo.

Debut con gol de Kevin Prince Boateng (Manuel Bruque/EFE).Debut con gol de Kevin Prince Boateng (Manuel Bruque/EFE).

Gayá, superados los problema de pubis que le atormentaron la pasada campaña, mostró su mejor versión de nuevo. Muy incisivo por su banda, avisó pronto con un centro envenenado que puso en muchos apuros a Javi Varas, y suyo fue el saque de esquina que cabeceó Santi Mina, en el primer palo, para inaugurar el marcador a los cinco minutos de juego. Con Enzo Pérez insertado entre los centrales para sacar el balón jugado, el Valencia parecía tener controlado el tempo del partido, pero al conjunto canario le bastó con muy poco para destapar las vergüenzas defensivas del equipo local, que necesita reforzar su eje central urgentemente.

Una internada por banda derecha de Michel Macedo acabó con un buen centro al área en el que Livaja se adelantó a un Abdennour despistado para cabecear a placer y empatar el partido en la primera aproximación peligrosa del conjunto insular. En el ecuador del primer tiempo, un dudoso penalti de Cancelo a Castellano permitió a Jonathan Viera adelantar a los de Quique Setién, y apenas siete minutos después, el fichaje estrella de Las Palmas, Kevin Prince Boateng, cabeceaba el 1-3 en un calco del primer gol canario ante un nuevo despiste en la marca de la zaga local.

El golpe pudo ser letal para el Valencia, que veía como su rival tirando mano de una efectividad extraordinaria pasaba a dominar con autoridad el marcador. Sin embargo, un nuevo gol de Santi Mina, tras aprovechar una barullo en el área permitió a los de Ayestarán reengancharse al partido e incluso pudo empatar antes de llegar al descanso. Con el paso de los minutos, el partido se volcó cada vez más hacia el campo canario y Mina pudo firmar su triplete, pero en el mano a mano con Javi Varas, el meta tocó lo justo el balón para evitar el tanto.

El Valencia insistió, con más corazón que cabeza, aún así Alcácer envió el balón al larguero en el minuto 70. Las Palmas trataba de dormir el partido y romper el ritmo del juego, ante las acometidas locales en busca del empate, pero los riegos de los locales les permitieron cerrar el choque con un claro contragolpe conducido por Livaja que él mismo culminó para sentenciar el 2-4 final.

Fuente: ElConfidencial – Deportes