El Leicester de ‘Robin Hood’ Vardy cierra el círculo a una historia de película

07.05.2016 – 05:00 H. “¿Mi ídolo? Vardy, sin duda. Es una flecha, llega a todos los balones y no se frena ante nada ni nadie. Representa como ninguno la ...

07.05.201605:00 H.

“¿Mi ídolo? Vardy, sin duda. Es una flecha, llega a todos los balones y no se frena ante nada ni nadie. Representa como ninguno la valentía del Leicester”. Mark Cocks, un fornido mocetón ‘made in England’ de los de toda la vida que, como todo hijo de vecino en la nueva capital del fútbol inglés, sigue de resaca desde la noche del lunes, define a la perfección el sentir de una ciudad e, incluso, de un país que ha vibrado y llorado de emoción durante los últimos nueve meses con las hazañas del once de Claudio Ranieri. “Todos somos Vardy”, empezaron a corear los incondicionales de la Blue Army en el King Power Stadium la noche de finales de noviembre en la que esta suerte de Robin Hood moderno batía por bajo a De Gea para superar a Van Nistelrooy como el futbolista que había visto puerta en más encuentros de forma consecutiva en la historia de la Premier (11). 

La ‘pulga de Sheffield’ no consiguió igualar una semana más tarde el lejanísimo registro de Jimmy Dunne y sus 12 encuentros seguidos anotando en Liga (18 goles entre el 24 de octubre de 1931 y el Año Nuevo de 1932), pero el espíritu irreductible y temerario del esmirriado ariete de 29 años inoculó en los integrantes del vestuario azul y propagó por todo Leicester el mensaje de que los sueños, por imposibles que parezcan, pueden hacerse realidad. “Jamie tiene un talento extraordinario. No es comparable a otros grandes delanteros porque tiene un estilo propio: trabaja como un corredor de maratón y es tan rápido como un velocista. Abarca 30 metros de campo y tiene un sentido innato para oler la red. Pero además presiona, trabaja muy duro en cada partido… Es el alma de nuestro equipo. Resulta increíble pensar que hace cinco años jugaba en el fútbol ‘amateur’. Es muy difícil crecer tan rápidamente como lo ha hecho él. Es nuestra inspiración”. 

Vista panorámica del King Power Stadium de Leicester (FOTO: David Ruiz)Vista panorámica del King Power Stadium de Leicester (FOTO: David Ruiz)

La llamada de Hollywood

Las palabras de Ranieri no dejan lugar a la duda: que el principal candidato al descenso al iniciarse la vigente campaña vaya a recibir este sábado ante su público el trofeo que le acredita como flamante e inédito campeón de la Premier League se debe en gran medida a la aportación de este singular atacante cuyos duros avatares por la senda de la vida han forjado una de las mayores gestas en la historia del balompié. 

No es casualidad que el cuento de hadas que han protagonizado los jugadores del Leicester en la liga más acaudalada del planeta cerrase el círculo el pasado lunes en la casa del delantero internacional inglés de nuevo cuño, donde se congregó la práctica totalidad de la plantilla de los ‘Zorros’ para ver por televisión cómo el Chelsea les daba el empujón definitivo hacia la gloria. Tampoco lo es que el guionista y productor cinematográfico inglés Adrian Butchart se haya propuesto llevar a Hollywood la maravillosa epopeya del matagigantes sajón personalizándola en el flamante ganador del premio al Jugador del Año, que concede la Asociación de Periodistas Deportivos Británica (FWA).

Butchard, quien ya ha mantenido un par de encuentros con el propio Vardy para ir perfilando los detalles de una producción que comenzará a rodarse a partir del año que viene, quedó fascinado con las peripecias vitales del auténtico líder de los ‘Foxes’ hasta llegar a la elite del fútbol inglés, máxime teniendo en cuenta que hace menos de un lustro la gran estrella del Leicester (con permiso de Mahrez) militaba en el Fleetwood Town, perteneciente a la Conference Premier (quinta división inglesa), donde se hinchó a meter goles frente a una media de 768 espectadores por encuentro. 

Los jugadores del Leicester City han pasado a convertirse en leyendas en la ciudad (FOTO: David Ruiz)Los jugadores del Leicester City han pasado a convertirse en leyendas en la ciudad (FOTO: David Ruiz)

“Llegaba borracho cada día”

Lo realmente cautivador en la historia de Vardy ha sido su indómita capacidad para levantarse después de cada uno de los batacazos que ha ido encajando desde que el Sheffield Wednesday le cortara en edad juvenil. “Era demasiado pequeño y decidieron no contar conmigo”. Privado de la brújula que guiaba sus pasos, Jamie cruzó la línea del reverso tenebroso. El alcohol y las malas compañías le llevaron directo a la cárcel tras una pelea callejera multitudinaria. Obligado a llevar durante un año una tobillera electrónica y a cumplir un toque de queda, el héroe mayor del Leicester apenas pudo disputar encuentros fuera de casa con el Stocksbridge Park Steels.

Las tres temporadas que pasó en esa modesta escuadra de la Northern Premier League (el séptimo escalón del fútbol británico) pusieron a prueba el temple y el carácter irredento de un Vardy de nuevo centrado y decidido a abrirse camino en las catacumbas del balompié aficionado a fuerza de goles. Los 40 euros semanales que percibía no le daban ni para comer, así que compaginó sus entrenamientos trabajando de operario en una fábrica de férulas ortopédicas que lo llevó al límite. “Era agotador: había que levantar cientos de kilos a diario y el calor de los hornos te quemaba la piel”. Empero, su suerte empezó a cambiar en 2010 cuando pasó al Halifax Town, dos categorías por encima. Sus 27 dianas le valieron el Pichichi, el premio al jugador del año y un nuevo traspaso, esta vez al Fleetwood.

Otra temporada de ensueño con los de Lancashire, a los que hizo campeones de Quinta con sus 30 conquistas, llevaron a su actual escuadra, entonces en Segunda División, a pagar un millón de libras por sus servicios, récord absoluto en una transferencia de un jugador procedente de un club no profesional. El salto cualitativo y pasar de vivir con lo justo a nadar en la abundancia no le sentó demasiado bien a un Vardy que volvió a refugiarse en la bebida. El dueño del Leicester, Aiyawatt Srivaddhanaprabha, reveló dicho capítulo esta misma semana en los tabloides. “No sabíamos qué hacer con él. Venía a los entrenamientos borracho cada día. Ascendió directamente de lo más bajo a la Championship y empezó a beber alcohol. Hablé con él y le pregunté: ‘¿deseas poner fin a tu carrera?, ¿quieres seguir así?’”. El magnate tailandés le recordó: “He invertido mucho dinero en ti. ¿Me vas a dar algo a cambio?”.

El estadio se quedará pequeño el día que el equipo recibe el trofeo de campeón (FOTO: David Ruiz)El estadio se quedará pequeño el día que el equipo recibe el trofeo de campeón (FOTO: David Ruiz)

Personaje del año en el Reino Unido

El toque de atención del propietario de los ‘Zorros’ sería clave para que Vardy volviese a enderezar el rumbo hasta llegar a convertirse en el gran candidato a ser el Personaje del año en el Reino Unido por sus impresionantes logros en la presente campaña, a los que podría añadir alguno más si finalmente integra, como todo hace suponer, el plantel de internacionales que Roy Hodgson llevará a Francia el mes próximo para la disputa de la Eurocopa. “Es el tipo de historias que si te la inventas, la gente no se la creería. Interpretar el papel de Jamie es el sueño de cualquier actor”, manifestaba entusiasmado Butchart, a la sazón guionista hace una década de la trilogía ‘¡Goal!’, de enorme éxito en Gran Bretaña, y en la que llegaron a participar como extras Beckham o Zidane.  

Estrellas de la talla de Robert Pattinson, Andrew Garfield o Zac Efron suenan ya para meterse en la piel del goleador del pueblo en un largometraje que contaría en su reparto con Vinnie Jones (en el papel de Nigel Pearson, su anterior técnico); Robert de Niro (como Ranieri) o Emilia Clarke, que pasaría de interpretar a Daenerys Targaryen en ‘Juego de Tronos’ a dar vida a Rebeca Nicholson, la media naranja del hombre sin cuya resurrección muy probablemente no estaríamos hablando a estas horas del ‘milagro Leicester’.

Fuente: ElConfidencial – Deportes