El llanto de Chicharito no le hace titular pero recuerda su precio, de 20 millones

Castigado por los calambres, Chicharito fue sustituido mientras era ovacionado por primera vez de esa manera en el Santiago Bernabéu. Se sentó en el ...

Castigado por los calambres, Chicharito fue sustituido mientras era ovacionado por primera vez de esa manera en el Santiago Bernabéu. Se sentó en el banquillo y abrazó por detrás a Keylor Navas, y el tico le respondía con carantoñas. Sin mirar al partido, era atendido por uno de los fisios del Real Madrid. Era el héroe del partido y de la eliminatoria gracias a su tanto. Por eso también se acercó Marcelo a felicitarle y animarle cuando vio que las lágrimas comenzaron a derramarse por un rostro que continuaba siendo ajeno al partido. Chicharito no sólo logró el 1-0 que daba el pase a semifinales en Champions ante el Atlético, también un alivio personal después de un año lleno de “frustración”.

Al menos hasta este miércoles, la idea del Real Madrid era la de no alargar el vínculo de Chicharito Hernández con el club de Chamartín. De hecho, se intuía que el jugador en propiedad del Manchester United no volvería a gozar de muchas más oportunidades como jugador blanco tras su gol de hace un par de semanas frente al Eibar, el primero que lograba en la Castellana. Pero el fútbol gritó para que las repentinas bajas en ataque cambiaran la situación y le dieran una oportunidad en uno de esos choques vitales de la temporada. No desaprovechó la oportunidad, como viene siendo su tónica habitual del año, y ahora hasta se pueden plantear diferentes hipótesis en torno a su figura. Cuanto menos, estará en un estante similar al de Anelka o Karembeu, marcando goles decisivos en Champions (aunque ellos eran titulares habituales y el Madrid acabó ganando en ambas ocasiones la competición). Que le quiten lo bailao al mexicano, en cualquier caso.

“Todo lo que ha pasado se lo merece”

Chicharito, pese a haber sido titular este curso en sólo seis ocasiones, ha sido un futbolista que no ha generado ningún tipo de polémica dentro del vestuario. No es que aceptara su rol, pero no luchaba contra ello en otro sitio que no fuera el césped. Sus únicas palabras al respecto llegaron a finales de marzo, cuando reconoció que sentía “frustración” por su situación. Comprensible incluso para Ancelotti, quien le dio la razón en la siguiente rueda de prensa a sus palabras. Este miércoles, su entrenador volvía a incidir en ello: “Ha pasado un año difícil. Tengo que felicitarle. Ha luchado y, al final, todo lo que ha pasado se lo merece”.

El llanto de Chicharito no le hace titular pero recuerda su precio, de 20 millones

¿Qué se le pide a un delantero suplente del Real Madrid? Cuando ha tenido minutos los ha aprovechado en forma de gol –cinco tantos en sus escasas oportunidades- sin que se notara su falta de ritmo. Por su estilo no puede compararse con el titular, el talentoso Karim Benzema, pero sí que le puede hacer la competencia de otra manera: una excelsa labor en el trabajo defensivo y una permanente actividad buscando desmarques, remates. “Chicharito te da cosas diferentes a otros jugadores, me alegro por él”, indicó a la conclusión del enfrentamiento el capitán, Iker Casillas.

El United lo tasó hace un año

Pelea y lucha garantizada, algo que era necesario para jugar contra el Atlético de Madrid según lo había advertido Ancelotti tras el partido de ida: “Debemos jugar con la misma intensidad en el Bernabéu que en la primera mitad”. Con Chicharito, dicha intensidad parecía asegurada. ¿Son argumentos suficientes como para continuar de blanco el año que viene? El United pedía 20 millones por él este verano anterior al club que preside Florentino Pérez. “En cuanto al futuro, es propiedad del Manchester. Veremos a final de temporada”, indicó la semana pasada el propio Ancelotti.

“Me tocó marcar a mí pero es de todo el equipo”, señalaba con modestia Javier Hernández al final del partido. La tensión la había descargado minutos antes tumbándose sobre el césped de su estadio en la celebración del gol y con las lágrimas vertidas posteriormente en el banquillo. Hombre sentimental, prudente y luchador, el héroe de los cuartos para el Madrid –salvo sorpresa- volverá a sentarse este domingo en el banco, en este caso de Balaídos. Ahí comenzará a llenar, nuevamente, el tarro de emociones frustradas que la noche del miércoles había vaciado empujando en el 88 un balón al fondo de la red.

Fuente: ElConfidencial – Deportes