El Madrid defrauda un día más, pero Bale y Cristiano lo mantienen con vida

29.11.2015 – 18:00 H. – Actualizado: 5 H. Es muy difícil salir del estado de shock provocado por una tragedia, aunque sea una deportiva. El 0-4 va a ...

29.11.201518:00 H. – Actualizado: 5 H.

Es muy difícil salir del estado de shock provocado por una tragedia, aunque sea una deportiva. El 0-4 va a pesar durante mucho tiempo en el Real Madrid. Al menos hasta que no se recupere con una gran victoria que está tardando en llegar. Pudo hacerlo en Ucrania, pero lo que al final pareció aquel partido fue la versión extendida de lo sucedido en el Bernabéu. En el segundo partido lejos de casa después del Clásico, el Madrid volvió a jugar mal, a ganar sufriendo y sin merecerlo. Ganó por el acierto de uno que no acertaba desde hacía tres meses, Gareth Bale. El problema es que no sólo no va solucionando progresivamente las dudas que ya existían, sino que va creando más con el paso de los partidos.

Benítez siempre ha sido un aficionado a las rotaciones y costaba creer que pudiera aplicarlas también en el Real Madrid, un equipo donde las vacas sagradas tienen ciertos problemas de ego a la hora de aceptar un descanso esporádico. Cristiano está claro que no va a rotar, porque no hay más tutía. Bale tampoco va a rotar demasiado, si no ha jugado más es porque ha estado lesionado. Hay otros que tienen más probabilidades para quedarse en el banco un día: como James, que jugó, pero fue el primero en sentarse con los demás en la banqueta; o como Benzema, que con la excusa del lío de Valbuena, Benítez está aprovechando para sentarlo más habitualmente; o como Casemiro, que ya ha ‘descansado’ contra el Barça y buena parte del partido contra el Eibar.

Y con los cambios, el Madrid volvió a empeorar. No es que en Lviv el Madrid jugase bien o a un nivel al que aspirar en el futuro, pero comparado con lo que hizo ante el Barça, cualquier agua es potable. Aquel día, los blancos tuvieron unos 60 minutos bastante aceptables, dominando al rival y creando ocasiones de gol y convirtiéndolas. El Eibar, un equipo que es, siempre hablando desde la teoría, muy inferior técnica y tácticamente a un club con aspiraciones europeas como el Shakhtar, tuvo a su polo opuesto presupuestario contra las cuerdas.

Modric estuvo menos fino que otros días (EFE).Modric estuvo menos fino que otros días (EFE).

Algo ha sucedido, pero el centro del campo formado por Kroos y Modric ha perdido muchísima fuerza y consistencia si no tiene a un pivote defensivo manteniéndolos sobre sus pies y liberándolos en parte del trabajo defensivo que tanto les hace sufrir. Y claramente esto no significa que Kroos y Modric, y Kovacic si está como ellos como hoy, no lo puedan hacer bien jugando en el medio, pero por algo no está funcionando. Recuerden un detalle: en la segunda jornada de Liga del primer año de Ancelotti, el Madrid salió a los Cármenes con Modric de pivote y Özil e Isco de interiores y el juego del equipo fue bueno. El curso pasado, también con el italiano en el banquillo, Kroos y Modric se bastaron hasta que se lesionó el croata. Por ahora, Benítez no ha encontrado ese mismo punto sin Casemiro.

Por el contrario, el encuentro que jugaron sus homólogos de azulgrana fue excelso. Modric y Kroos van a soñar con Escalante, que parecía omnipresente por toda la medular. Incluso, un jugador destinado a tratar con dulzura el esféricomo como Adrián González trabajó como una bestia para que en ningún momento el Madrid pudiera salir con el balón cómodo. Pero al que más le duele la derrota de los tres es a Dani García: “No podemos encajar un gol como el primero”, dijo el capitán eibarrés. Porque el Eibar es un equipo diseñado para ser recio, poco vistoso y sólido, especialmente en el balón parado, un juego que suele dar muchos puntos a los pequeños. 

Y de esa manera se desbloqueó Gareth Bale. No marcaba desde que hiciera un doblete al Betis en la segunda jornada de Liga, en agosto. Lo hizo con una de sus fortalezas, el remate de cabeza, si bien es verdad que apenas tuvo que rozar una parábola de Modric que era medio gol, o tres cuartos. Es su tercer gol de la temporada, lo cual es una cifra pírrica para él, pero puede servir para hacerle despertar, volver del letargo, del suplicio de la lesión para sentirse de nuevo importante, determinante, que para eso lo fichó el Madrid.

Riesgo evitó el gol de Cristiano en el primer tiempo (EFE).Riesgo evitó el gol de Cristiano en el primer tiempo (EFE).

También para eso mismo está Cristiano vistiendo de merengue, pero qué poco hace ya el portugués para que nos sigamos creyendo que es el más determinante. Volvió a jugar como un ‘9’ muy suelto, teniendo a Bale más a la izquierda (aunque no tanto como en Ucrania, por eso no brilló) y a James tirado a la derecha. Y apenas gozó de un par de ocasiones, una en cada parte y a cada cual más clara. Y un detalle que es ya bochornoso… ¿por qué sigue lanzando las faltas si no mete ni una? No es que no marque, es que ni siquiera dispara entre los tres palos. Un libre directo lanzado por el ‘7’ supone un alivio para cualquier equipo rival. Esta vez, en Ipurua, lanzó dos y las dos las estrelló en la barrera.

Marcó otra vez, sí, pero de penalti, una vez más. Y de un penalti, más que dudoso, por cierto, sobre Lucas Vázquez. Eso sucedió unos minutos antes de que Benítez se llevase otro susto en defensa. No fue por una ocasión azulgrana, que la verdad hubo pocas, sino porque Carvajal tuvo que retirarse por otro problema muscular. Si se confirma que tuviese una rotura de fibras, ya sólo le quedarían al entrenador cuatro defensas sanos.

Ficha técnica:

0 – SD Eibar: Riesgo; Capa, Dos Santos, Pantic, David Juncà; Escalante, Dani García; Takashi Inui, Adrián (Verdi, m. 69), Saúl Berjón (Hajrovic, m. 85); y Sergi Enrich (Arruabarrena, m. 85).

2 – Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal (Benzema, m. 85), Pepe, Nacho, Danilo; Modric, Kroos, Kovacic (Casemiro, 78); James (Lucas Vázquez, m. 64), Bale, y Cristiano Ronaldo;

Goles: 0-1. m. 42. Gale; 0-2. m. 82. Cristiano Ronaldo (de penalti).

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité de Extremadura) Amonestó a los locales Dos Santos, Escalante; y a los visitantes Kovacic, Pepe, Lucas Vázquez.

Incidencias: 5.892 espectadores abarrotaron el campo de fútbol de Ipurúa que colgó el ‘no hay billetes’. La empresa Hierros Servando, que durante muchos años patrocinó al Eibar, ha entregado a Mikel Arruabarrena el trofeo ‘Balón de hierro’ como mejor futbolista azulgrana de la temporada pasada (2014-2015). Hubo muchas medidas de seguridad en el exterior del estadio, controlando el acceso de los aficionados y también de los periodistas con cacheos incluidos. Carvajal se retiró lesionado en el minuto 84.

Fuente: ElConfidencial – Deportes