El Madrid y Zidane miman a Modric, la pieza sobre la que se sostiene el equipo

29.08.2016 – 05:00 H. “Modric aún está un poco por detrás de los demás“. Son palabras de Zidane comentando por qué decidió sacar al croata del ...

29.08.201605:00 H.

Modric aún está un poco por detrás de los demás“. Son palabras de Zidane comentando por qué decidió sacar al croata del partido contra el Celta cuando aún había 20 minutos más el descuento por jugar y el marcador se había equilibrado de nuevo con el golazo de Orellana. Vista la situación, parecía carente de sentido la decisión del entrenador francés de quitar a su mejor hombre sobre el césped. La permuta se produjo y al tiempo, resultó ser positiva para el Madrid, pues James, el reemplazo, robó el balón en la esquina del área celtiña y originó a partir de ahí el gol del triunfo. Golazo de Kroos, de esas caricias al balón con las que éste responde alegre en su camino hacia la red con un gol.

Darío Ojeda

El equipo vigués plantó cara al Real Madrid, que no respiró hasta el pitido final. Morata marcó el 1-0, Orellana empató y Kroos cerró el marcador con un gran disparo

Por ahora, Zidane no ha hecho nada que podamos decir que no tiene sentido. En su inicio como entrenador madridista se encontró con una realidad que no era la que él esperaba. Para ser más exactos, la esperaba, pero deseaba desecharla velozmente, borrar las deficiencias existentes y evolucionar hacia un sistema vanguardista también al Real Madrid. Debía hacerlo él, pues ningún otro entrenador blanco tenía el beneplácito de la duda desde el que manda. Pero Zidane sabe que en el Madrid la urgencia de la victoria tiene siempre preferencia sobre la creación de una marca futbolística y, por tanto, prefirió ganar a jugar bonito. Su decisión de incluir a Casemiro fue determinante en la acumulación posterior de victorias.

Alonso Castilla

Álvaro Morata está aprovechando el protagonismo que le ha otorgado su entrenador. James, que según Zidane se quedará, debería imitar a su compañero si quiere salir del túnel

La entrada de Casemiro produjo otro beneficio colateral que se aprecia menos, que es la liberación de Modric de unas excesivas funciones defensivas cuando tenía que trabajar para Kroos como pivote. Con un centrocampista defensivo como Casemiro, la función de Modric pasa a ser más creativa que destructiva y, por tanto, de mayor provecho para el conjunto. Su papel es tan o más determinante que el de los jugadores que marcan los goles, que dan las asistencias, los que, en definitiva, se llevan los laureles y los hurras de la afición. Cuando hablamos de que un equipo se mueve sobre su eje, bien podemos usar como paradigma al chico de Zadar que se parecía a Cruyff.

Modric volverá a ser indiscutible (Cordon Press).Modric volverá a ser indiscutible (Cordon Press).

Para lo que quiere Zidane, Modric es más importante que Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema juntos, y por ello es indispensable ir encontrando los momentos para no sobrecargarlo de partidos, y menos a un futbolista que ha tenido poca pretemporada con el resto del equipo. El Madrid no es un equipo que esté deleitando a las cortes más exquisitas con su fútbol de salón vienés, ni siquiera es, al menos no por ahora, la intención de Zidane, quien lo que busca, más que el famoso y manido equilibrio, es el orden sobre todas las cosas y situaciones posibles. La organización defensiva es clave, no tanto para convertirse en una roca, sino para repeler de manera casi automática cualquier ataque posicional y, una vez se recupere el balón, permitir que el desarrollo ofensivo sea ágil, pues cada jugador estará ya en su lugar natural dispuesto a partir hacia campo contrario, ya sea a la carrera o con el esférico controlado.

En ese juego, Modric es el que mueve al equipo y el que, tras robar, lo cual lo suele hacer mucho él mismo, gestiona la posesión con decisiones inteligentes, bien con rupturas explosivas en velocidad o con el desplazamiento del balón. Lo lleva haciendo tres años en el Madrid cada vez que juega. No decimos cuatro, porque con Mourinho, en su primera temporada, no tenía una responsabilidad tan grande. El portugués nunca se atrevió a darle la manija, a asentarlo junto a Xabi Alonso. Ancelotti lo hizo y por ello, Modric le debe muy buena parte de su éxito como futbolista blanco al italiano. Era uno de los futbolistas en los que más confiaba Carletto, con el que fue indiscutible desde el primer día, asumiendo la responsabilidad que desempeñó con una suficiencia que nunca será premiada con distinciones individuales. 

Gonzalo Cabeza

El club blanco, menos activo que nunca en el mercado, propone ampliaciones de contrato a Cristiano, Asensio, Modric y Keylor Navas. Afrontarán la de Bale el próximo verano

Sí se puede, por otro lado, premiar de manera diferente. El Madrid, como ya hemos contado en este periódico, ha cambiado su filosofía, al menos momentáneamente, de cara al mercado, y ha centrado sus esfuerzos en alimentar lo que ya tiene, que es muy bueno, para que siga dando frutos en los próximos años. Florentino renovará a Bale y Cristiano, pero también se guarda un trozo del pastel para Modric. Es una muestra de aprecio, de que el cariño que muestra Modric por el Madrid en el campo también es recíproco desde el palco. A sus casi 31 años, Modric no está cerca de acabar su etapa en el Madrid. El club quiere que permanezca como director del equipo más allá de 2018, fecha en la que expira su actual contrato. No habrá problema para convencer al pequeño croata, pero por si acaso, su sueldo será aumentado. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes