El mal fario de Falcao estalla ahora ante las narices del Villarreal por enésima vez

06.08.2016 – 05:00 H. En todos los departamentos del Villarreal el resultado del sorteo desagradó bastante. Para entrar en la fase de grupos de la ...

06.08.201605:00 H.

En todos los departamentos del Villarreal el resultado del sorteo desagradó bastante. Para entrar en la fase de grupos de la Champions League -cuando el dinero ya empieza a circular de verdad- es necesario superar una eliminatoria previa y el rival no ha gustado en exceso. El Mónaco es el enemigo. Junto a la Roma era el menos deseado, pues Young Boys, Steaua de Bucarest y Rostov parecían a priori menos temibles. Tampoco habrá gustado en exceso en el otro lado. Eso seguro. Y menos cuando su estrella, que parecía volver a lucir, se apagó de golpe con una nueva lesión. El mal fario de Radamel Falcao no tiene fin… Este pasado miércoles su físico se volvió a quebrar, ante el Fenerbahçe en el Estadio Luis II, y estará presumiblemente un mes de baja. 

Tras tres años en los que no pudo alcanzar nunca el espectacular estado que mostró en su etapa en el Atlético de Madrid, durante esta pretemporada estaba emitiendo positivas señales. Sus cesiones en Manchester United y Chelsea fueron decepcionantes por culpa de su frágil físico, pero en su regreso al Mónaco el colombiano estaba brillando. En esta pretemporada ya suma 8 goles en 9 partidos, lo que había ilusionado al millonario ruso que le firmó un contrato superior en su momento. Pero nuevamente ha vuelto a la enfermería; este pasado miércoles, tras sumar asistencia y gol -de penalti- ante al Fenerbahçe, caía lesionado nuevamente. Esta vez la dolencia afecta a los isquiotibiales de su pierna izquierda. Cayó fulminado. Tras las pruebas se confirmó que estará en talleres unas cuatro semanas. Imposible disputar los días 17 y 23 (el partido de ida se disputa en El Madrigal) la eliminatoria frente al Villarreal.

El mal fario de Falcao estalla ahora ante las narices del Villarreal por enésima vez

Un jugador devaluado

La caída de Falcao comenzó a principios de enero de 2014. Cumplía su primera temporada en el Mónaco tras dos de gloria y goles en el Atlético de Madrid. Decidió agarrar los millones que le ofrecía el millonario ruso Dmitri Rybolóvlev y jugar en un club menor. Cuando se rompió el ligamento anterior cruzado de la pierna izquierda -en River, años atrás, la derecha padeció la misma lesión-, su desplome ya fue imparable. Aceleró entonces para estar en el Mundial de Brasil. No lo consiguió. Trató a acortar plazos con tal de liderar a Colombia en aquella cita, pero la realidad es que desde entonces ya nunca fue el mismo de antes. Hablamos de un jugador que tenía un precio incalculable hace tres años y que ahora no se plantea fichar ni un solo club de los considerados ‘top’. Su depreciación ha sido imparable.

Tanto en el Manchester United como en el Chelsea comprobaron de inmediato que su estado no era el mejor, al menos para competir al mismo nivel que antaño, cuando vestido con la camiseta rojiblanca se convirtió en el goleador más cotizado del planeta. En dos temporadas en Madrid marcó 70 goles oficiales entre todas las competiciones (36 y 34, respectivamente), mientras que en las tres últimas campañas -incluyendo los 2 que sumó ahora en la eliminatoria frente al Fenerbahçe- sólo ha sido capaz de marcar 20, una cifra que habla de su declive. En la Premier League nunca fue titular -ni en Manchester ni en Londres- y los servicios médicos de ambos clubes se dieron cuenta muy pronto de que el fichaje era de alto riesgo.

Radamel Falcao sufrió la enésima lesión justo cuando parecía ir recobrando un buen nivel (Reuters)Radamel Falcao sufrió la enésima lesión justo cuando parecía ir recobrando un buen nivel (Reuters)

Un partido vital

En los últimos tiempos, su representante y asesores cercanos han tratado por todos los medios de colocar a Radamel Falcao en diferentes lugares, sobre todo en los dos grandes de Madrid. Los ofrecimientos tanto a la dirigencia del Real Madrid como del Atlético de Madrid fueron constantes en los últimos años, pero ni uno ni otro club quisieron acoger al sudamericano. En las oficinas del Santiago Bernabéu se hartaron en un momento dado de recibir un día sí y otro también llamadas ofreciendo los servicios del atacante. En el Vicente Calderón siempre han sido más receptivos, pero el desenlace nunca fue el que quería el futbolista, ansioso por jugar de nuevo en España.

Eliminatoria muy especial para una persona en concreto. Se trata de Antonio Cordón, que tras 17 años trabajando para el Villarreal, abandonaba el club amarillo para ejercer de director deportivo del Mónaco. Este doble enfrentamiento tiene vital importancia para el equipo del Principado, pues la contratación del técnico español está encaminada a que con sus conocimientos ayude a la institución a establecerse en la Champions League todos los años, además de seguir dando pasos para disputar al tododopoderoso PSG algún día la supremacía del fútbol francés.

Fuente: ElConfidencial – Deportes