El miedo a ir al Bernabéu duró dos días: la reventa, al mismo nivel de otros Clásicos

18.11.2015 – 05:00 H. “Acudir al Santiago Bernabéu es un poco arriesgado. Vamos a esperar que cese un poco esta guerra”. Así hablaba Nairo ...

18.11.201505:00 H.

Acudir al Santiago Bernabéu es un poco arriesgado. Vamos a esperar que cese un poco esta guerra”. Así hablaba Nairo Quintana, ciclista colombiano de Movistar, tras recibir este martes el Premio Nacional del Deporte 2014 al mejor deportista iberoamericano del año. A falta de escasos días para la disputa del Clásico entre Real Madrid y Barcelona, los atentados de París -en los que se intentó golpear con dureza el Estadio de Francia, donde la selección anfitriona se enfrentaba con Alemania- han trasladado la preocupación al feudo de un partido que será visto por medio mundo. Pero, ¿realmente hay miedo?

Tras la terrible masacre acaecida el pasado viernes en la capital de Francia, las autoridades españolas han convenido reforzar las medidas de seguridad de cara al Clásico. Uno de los partidos más importantes del fútbol mundial se convierte en el foco de atención de buena parte del planeta, lo que provoca que los servicios de seguridad conviertan el Bernabéu en un fortín. Sin embargo, y pese a la lógica preocupación, nada ha cambiado: la afición llenará el campo y la reventa sigue quitándose de encima entradas al mismo ritmo y precio que en temporadas anteriores. Eso sí, con un gran parón durante el fin de semana.

Según ha podido saber El Confidencial, los precios que se manejan en la reventa de cara al partido de este sábado son muy similares a los de la temporada pasada, manteniendo el mismo nivel de ventas que entonces. Así, las entradas se están vendiendo en precios que oscilan entre los 400 euros y los 2.500€ en algunos casos. Según se acerque el partido, los precios variarán pero, lo cierto, es que el estadio estará lleno, después de que el Madrid ya haya colgado el cartel de ‘No hay billetes’. Aunque una entrada VIP puede incluso alcanzar los 8.000 euros en la reventa para ver el Clásico en una zona privilegiada.

“La reventa sigue exactamente igual que el año pasado, los precios no han cambiado“, confiesa B.C.R. a El Confidencial, quien nos ofrece un ejemplo: “Tengo un familiar que ha puesto a la venta dos entradas. Antes de los atentados, le ofrecían 450 euros por cada una de ellas; después del viernes, las cantidades que le siguen ofreciendo son las mismas, no han variado”, asegura este mismo aficionado del Real Madrid. La masacre de París no ha cambiado los hábitos de los aficionados al fútbol, que seguirán acudiendo al Bernabéu para ver el partido entre los dos primeros clasificados de la Liga.

Caída de ventas el fin de semana

Pero la reventa a pie de calle o la ya famosa y recurrente frase en las redes de ‘Vendo bolígrafo del Madrid y regalo dos entradas’ por precios astronómicos no son la única manera de conseguir una entrada. Existen plataformas en Internet que se encargan de poner en contacto a personas que quieren vender sus entradas para cualquier evento deportivo con otros hinchas que están dispuestos a comprarlas. El Confidencial contactó con Ticketbis, una de las más importantes en España, que confirma que las ventas mantienen el mismo nivel, aunque sufrieron una importante caída el fin de semana.

Según confirmó Ticketbis, lo sucedido en París afectó a las ventas, aunque sólo de manera puntual y en los días siguientes a los atentados: “El fin de semana hubo un descenso del 20% en las ventas, tanto el sábado como el domingo en todas las plataformas de Ticketbis a nivel europeo. Se ha notado, y no sólo con el Clásico, sino también con otros partidos. Sin embargo, a partir del lunes ya volvió la actividad normal. Es más, el número de entradas solicitadas para el Clásico ha tenido una subida bastante alta en cuanto a las ventas en los últimos días”, afirman desde la plataforma.

Y es que la afición no va a perder sus costumbres pese a lo ocurrido. “No tengo ningún miedo, es muy complicado que pase algo con todas las medidas e seguridad que va a haber en el estadio. Todos los amigos que conozco van a seguir yendo al estadio “, asegura F.F.B. a este medio. “Nosotros somos siete, siempre vamos juntos al campo y también lo haremos ante el Barcelona”, indica R.G.B., socio con más de 20 años de antigüedad en el club. “Si te soy sincero, me da un poco de respeto, pero confío en que el incremento de seguridad evite que ocurra algo”, asegura este mismo seguidor blanco.

Incluso la afición entiende que no habrá conflictos con los seguidores del Barcelona: “La seguridad estará enfocada a aspectos distintos a los de otros Clásicos. Estoy convencido de que no va a haber problemas entre las hinchadas. Cuando hay un problema común, las prioridades cambian. Seguro que no habrá provocaciones entre ambas aficiones, los ánimos estarán más calmados“, asegura F.F.B. “La verdad es que no tengo ningún miedo. Sí noto que la gente de mi alrededor me advierte más de lo normal, pero voy a ir como siempre: nada va a afectar a mi rutina”, indica J.A.P.R.

Por otro lado, la hinchada blanca ve con buenos ojos que se intensifiquen las medidas de seguridad para evitar que existan actos terroristas en el feudo madridista, entendiendo que la colaboración ciudadana será necesaria cambiando algunos hábitos, como acudir al estadio antes de lo previsto para evitar aglomeraciones o tener más paciencia en los accesos al estadio. “Me parece bien, pero no por ver más Policía me sentiré más seguro“, confiesa J.A.P.R. El Clásico está al caer y los aficionados al fútbol vuelven a la normalidad: al menos, en España, que esperan el gran partido con los brazos abiertos.

Fuente: ElConfidencial – Deportes