El milagro de lograr una entrada para la final de Champions (y no arruinarse en el intento)

05.05.2016 – 12:20 H. Real Madrid y Atlético de Madrid revivirán en Milán la gran final de Lisboa. Los dos equipos madrileños se convirtieron en finalistas ...

05.05.201612:20 H.

Real Madrid y Atlético de Madrid revivirán en Milán la gran final de Lisboa. Los dos equipos madrileños se convirtieron en finalistas de la Champions por méritos propios, y se jugarán en San Siro la posibilidad de convertirse en el mejor equipo de Europa: los blancos buscan su undécimo entorchado continental para seguir agrandando su leyenda; los rojiblancos, romper su maldición y conseguir el primero después de dos duros reveses en los últimos minutos en las dos finales que han jugado. Muchos aficionados desearán viajar hasta la ciudad italiana para vivir la final en directo. ¿Qué opciones hay? El Confidencial analiza todas las combinaciones posibles para poder acudir a Milán para ver el gran derbi madrileño.

¿Cómo conseguir entradas?

La entrada es, sin duda, la piedra filosofal de la final. Sin ese pequeño papel con código de barras, el resto no tiene sentido y cómo conseguirlo es uno de los grandes dramas. Ya se conocen sus precios: 70€, 160€, 320€ y 440€. San Siro cuenta con 80.000 espectadores, y todo indica que tanto Real Madrid como Atlético de Madrid recibirán cerca de 21.000 entradas, quedando el resto a disposición del organismo europeo del fútbol para sus compromisos, tanto propios como con sus patrocinadores. Existen tres vías fundamentales -y a la vez complicadas- de conseguir la preciada entrada para San Siro.

El primero ya finalizó: se trata de la venta online de entradas que realiza la UEFA, periodo que comenzó el 1 de marzo y acabó el 14 del mismo mes y cuyo reparto se realiza por sorteo entre todos los solicitantes; el segundo, a través de esas entradas que recibe cada club, donde habrá que realizar colas interminables en el Bernabéu y el Calderón, y donde tendrán prioridad socios y euroabonados; y, la tercera, la intermediación de usuarios en plataformas como ‘Ticketbis’, donde los precios son mucho más altos, pues la entrada más barata ronda los 1.500 euros y la más cara está por encima de los 12.000 euros. Casi nada.

Viajes en avión

Sin duda, la opción más rápida y cómoda para viajar hasta Milán es el avión. Pero, de igual manera, será la primera en agotarse y en la que más rápido han subido los precios a la hora de adquirir billetes. Hace unos meses, un vuelo a la ciudad italiana, tanto al aeropuerto de Malpensa como al de Linate, podría rondar una media de 160 euros (80 cada billete -ida y vuelta-), precios que a día de hoy se han doblado: fijándonos como base la salida el sábado y la vuelta el domingo, las últimas ofertas ‘baratas’ están rozando los 250 euros, eso sí, con una escala, pues los vuelos directos están por encima de los 400€, llegando incluso a alcanzar los 800€.

Otra de las opciones de vuelo pasa por coger un vuelo hasta aeropuertos cercanos a Milán, donde será necesario un segundo medio de transporte para llegar hasta la ciudad de la final. El aeropuerto de Bérgamo es la mejor opción, aunque los precios de los billetes de ida y vuelta ya ronda los 350 euros de media. Desde allí, hay servicio de autobuses por 9 € ida y vuelta, cuyo traslado hasta Milán dura unos 60 minutos o bien de taxi, que saldría por algo más de 40 euros y se tardaría unos 40 minutos. Otras opciones de vuelo a ciudades cercanas puede ser Turín o Génova, pero algo más lejanas (a dos horas de distancia de San Siro).

Encontrar alojamiento en Milán

La opción más lógica pasa por hacerse con un pack de vuelo más alojamiento, pues siempre es algo más económico que buscarlo por separado. Para hoteles de 2 y 3 estrellas de Milán y combinación de vuelos -algunos con llegada o salida desde Bérgamo-, los precios oscilan entre 500 y 640 euros por persona, aunque si hablamos de alojamientos de mayor calidad y mejores vuelos, los packs pueden estar por encima de los 1.000 euros por individuo. Por otro lado, si sólo buscamos alojamiento, el precio por una noche ronda los 100 euros en hoteles más asequibles y los 200€ en los de mayor calidad.

En cuanto al alojamiento, también existen opciones mucho más asequibles, aunque quizá menos cómodas para el usuario medio. Opciones como el alquiler de apartamentos rondan los 50 euros la noche, aunque en algunos casos incluso se pueden encontrar por 20 euros -como es el caso de algunas opciones que ofrece Airbnb-. Por supuesto, existen opciones completamente asequibles y que se han convertido en tradicionales en los últimos años, como aprovechar la casa de algún conocido que viva en Milán o, incluso, disfrutar de las bondades de la noche milanesa hasta que salga el vuelo de vuelta con destino a casa.

Las opciones más económicas

Tres opciones de transporte mucho más económicas, pero que te llevarán mucho más tiempo. La principal es el tren, que por un precio de unos 270 euros la ida y la vuelta te llevan hasta Milán. Tiene mayor disponibilidad, pero el viaje es superior a las 12 horas. Eso sí, no hay trenes que salgan desde Madrid, por lo que sería necesario desplazarse a Barcelona para el viaje. De igual manera, el autobús es otra opción de viaje: en este caso, el trayecto dura unas 27 horas desde Madrid y cerca de 17 desde Barcelona, siendo su precio total de unos 200 euros. Será importante calcular los tiempos para comprobar que llegas antes del pitido inicial.

La tercera opción es el coche. Bien en solitario o compartiéndolo, es una ocasión única de disfrutar un viaje con familia o con amigos para ver toda una final de la Champions. Teniendo en cuenta que los dos finalistas son madrileños, las oportunidades de compartir un viaje desde un punto cercano son las máximas posibles. Por un precio que ronda los 400 euros en total -a dividir por persona-, se puede hacer un viaje desde Madrid a Milán, sumando el gasto en gasolina y peajes. La distancia es de 1.580 kilómetros, por lo que sería necesario al menos hacer una noche, posiblemente en Francia, durante el viaje.

Fuente: ElConfidencial – Deportes