El músculo del Real Madrid se rompe

La enfemería del Real Madrid continúa trabajando a destajo desde que comenzara la presente temporada. Las lesiones son parte fundamental del fútbol, un ...

La enfemería del Real Madrid continúa trabajando a destajo desde que comenzara la presente temporada. Las lesiones son parte fundamental del fútbol, un deporte de contacto que genera problemas físicos de manera habitual. Pero la incertidumbre llega cuando la gran parte de las bajas de un mismo equipo no son como consecuencia de traumatismos lógicos en el campo y sí por continuos problemas musculares, situación que asola al conjunto blanco.

Tanta baja en el conjunto blanco está complicando en exceso al Madrid, pues Rafa Benítez no puede llevar a cabo el método que quiere imponer. Técnico con marcado carácter para las rotaciones, las continuas bajan impide que el técnico haga uso de esta técnica, pues al final se ve obligado a jugar con la plantilla que tiene disponible, lo que ralentiza enormente el acomplamiento del equipo a la idea de juego que quiere imponer en el Real Madrid

En poco más de dos meses, el conjunto blanco ya ha sufrido hasta diez bajas de diversa consideración por culpa de lesiones musculares. El último en agrandar esta enorme lista ha sido Karim Benzema: el delantero cayó lesionado este jueves mientras defendía la camiseta de Francia tras sufrir una rotura de Grado I en los isquiotibiales de su pierna izqueirda, una baja que incluso podría tenerle apartado de los terrenos de juego durante las próximas dos semanas.

Sin duda, lo que está sucediendo en el Real Madrid no es corriente. Que en los primeros compases de temporada hayan caído hasta ocho jugadores distintos por problemas musculares -Benzema y Pepe se han lesionado ya dos veces- no es algo excesivamente normal, por lo que las voces de alarma empiezan a ser ya una realidad. Los entrenamientos, la pretemporada y la excesiva carga de partidos empiezan a estar en entredicho en la casa blanca.

Todo comenzó con el ya exmadridista Asier Illarramendi, que se perdió parte de la pretemporada por culpa de una sobrecarga muscular que le tuvo más de una semana de baja. Poco después, era Cristiano Ronaldo quien no podía jugar la Audi Cup por culpa de una lumbalgia, torneo en el que precisamente se lesionó Pepe con una rotura en el gemelo, que incluso le hizo perderse las dos primeras jornadas de Liga. El siguiente en caer fue Benzema.

Real madrid málagaReal madrid málaga

Sus problemas en el tramo final de pretemporada le hicieron perderse el debut liguero ante el Sporting de Gijón. El siguiente golpe para el Real Madrid llevó con el primer parón de selecciones, en el que Danilo y James caían lesionados mientras vestían las camisetas de Brasil y Colombia, respectivamente. Ya con la camiseta blanca, Gareth Bale sufría un rotura en el sóleo ante el Shakthar Donetsk en la Liga de Campeones.

Después, Pepe sufría una “lesión muscular por contusión” ante el Athletic y, a continuación, Jesé sufría una contractura en el gemelo derecho frente al Málaga. Ahora, el último en caer lesionado por problemas musculares ha sido Benzema con Francia Y, si a los problemas musculares se le suman las lesiones por traumatismo, como la clavícula de Sergio Ramos, el tobillo de Dani Carvajal o la pierna de Raphael Varane, hablamos de una seria plaga de bajas en la casa blanca. Eso sin contar con los dolores de Cristiano en su maltrecha rodilla…

James Rodríguez, tras caer lesionado con Colombia (Efe).James Rodríguez, tras caer lesionado con Colombia (Efe).

El talón de Aquiles del Real Madrid

Pero, ¿cuál es la explicación a tanta lesión muscular? Pues, realmente, no existe una regla que permita resumir el motivo, pero varios pueden ser los facotres de esta plaga. El principal, tiene que ver con los entrenamientos: el hecho de que el Madrid haya pasado de métodos algo laxos con Carlo Ancelotti a otros más exigentes con Rafa Benítez podrían haber provocado que, físicamente, muchos jugadores se hayan resentido con la nueva intensidad.

Si a esto se le suma que muchos jugadores no han podido descansar en exceso, los problemas crecen. La disputa de la Copa América el pasado verano cargó de minutos las piernas de muchos jugadores que, sumado a una pretemporada que ha pasado por lugares tan dispares como Australia, China, Alemania o Noruega provoca demasiada fatiga: muchos viajes y minutos acumulados en un momento diseñado para fortalecer el físico del equipo.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta que plantillas como las del Madrid disputan cerca de 80 partidos al año entre su equipo y sus selecciones, y la sobrecarga de partidos pasa factura. Y, evidentemente, a la hora de las lesiones también entra en juego el factor suerte. Las rotaciones de Benítez tenían como objetivo evitar este problema, pero las continuas bajas del Madrid han impedido que el técnico blanco haya podido poner en marcha su plan.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: