El nuevo Florentino: una plantilla “imposible de mejorar” con 4,5 millones de beneficio

01.09.2016 – 05:00 H. “Tenemos una plantilla espectacular, imposible de mejorar“, afirmó el presidente del Real Madrid, Florentino ...

01.09.201605:00 H.

“Tenemos una plantilla espectacular, imposible de mejorar“, afirmó el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante la firma de un acuerdo de colaboración con una empresa que tuvo lugar en el palco del Santiago Bernabéu y en el día en el que se cerraba el mercado de fichajes. Lo más curioso es que el máximo dirigente madridista dijo esto después de un verano en el que, en contra de lo que tiene por costumbre, sólo se ha gastado 30 millones en recuperar a Álvaro Morata, por quien la Juve le pagó 20 al Real Madrid hace dos temporadas. Es decir, que en realidad sólo ha desembolsado 10, además de ingresar 34,5 millones por las ventas de Jesé al Paris Saint-Germain (25), Cheryshev al Villarreal (7) y Álvaro Medrán al Valencia (1,5).  

Kike Marín

El fichaje de André Gomes por el Barça cuando el jugador del Valencia era supuestamente pretendido por el Real Madrid confirma los tejemanejes del representante portugués

En contra de lo que se podía pensar por aquello de que la sanción de la FIFA sigue planeando sobre Real Madrid y Atlético, Florentino Pérez ha cambiado radicalmente de estrategia y se ha negado a acudir a un mercado en el que, además de tener poco que fichar para mejorar lo que ya tiene en plantilla, se han manejado cifras astronómicas que el presidente madridista le parecía hasta inmoral pagar. Especialmente los 120 millones de euros que finalmente el Manchester United desembolsó por Paul Pogba, el futbolista que pretendía Zinédine Zidane junto al belga Hazard, por el que el Chelsea no quiso ni escuchar ofertas. Bien es cierto que Florentino ofreció al Bayern 100 por Lewandowski y 60 por Alaba, aunque el club alemán rechazó ambas y ahí se quedó la cosa. 

El dato del Real Madrid resulta aún más sorprendente si se compara con los 131 millones que se ha gastado el FC Barcelona en reforzar su plantilla. Desde los 35 (más 15 en variables) por André Gomes y los 30 por Paco Alcácer, ambos procedentes del Valencia, a los 25 por los franceses Umtiti (Olympique de Lyon) y Digne (PSG), los 13 por Cillessen, guardameta del Ajax, y los 3,25 pagados al Villarreal para repescar a Denis Suárez. Por contra, el club catalán ha ingresado 16 por Claudio Bravo (Manchester City), 8 por Marc Bartra (Borussia Dortmund), 5 por Halilovic (Hamburgo) y 600.000 euros por Adriano (Besiktas).   

Marco Asensio, ante el Celta en el Bernabéu. (EFE) Marco Asensio, ante el Celta en el Bernabéu. (EFE)

“Me quedo, me quedo”, dijo Isco al final de citado acto, mientras que el martes fue Jorge Mendes quien dijo lo mismo sobre su representado James Rodríguez. A pocas horas para el cierre del mercado, el malagueño y el colombiano eran los dos únicos candidatos a salir del Real Madrid por coincidir en la misma posición con Marco Asensio, quien se ha ganado la confianza de Zidane hasta el punto no sólo de quedarse, sino incluso de ser titular en los dos primeros partidos de Liga. “Tengo la suerte de verlo entrenar todos los días”, dijo Sergio Ramos sobre el balear. “Me siento muy identificado con los canteranos que luchan desde abajo, que buscan su oportunidad y un hueco en el Real Madrid. Nadie le ha regalado nada. Tiene un futuro enorme. Es una garantía enorme tenerlo en casa”, añadió el central sevillano.

El Barça, 117 millones de gasto

¿Quién tiene mejor plantilla, el FC Barcelona después de gastarse 117 millones o el Real Madrid, con un beneficio de 4,5? Esta es la pregunta que muchos aficionados se harán, aunque Florentino Pérez parece tenerlo claro. Eso sí, un dato que también resulta revelador es que mientras el Real Madrid ha recuperado en los dos últimos veranos a canteranos como Kiko Casilla, Lucas Vázquez, Morata y Mariano, a los que hay que sumar a los Carvajal, Nacho, Casemiro y, aunque no se le pueda considerar como tal, Marco Asensio, el Barça parece haber dejado de confiar en La Masia. 

A los mencionados Marc Bartra y Halilovic hay que sumar a Munir (Valencia), Samper (Granada) y Montoya (Valencia), además de los Pedro (Chelsea), Sandro (Málaga), Adama Traoré (Middlesbrough), Aitor Cantalapiedra (Villarreal) o Dongou (Zaragoza) que salieron antes. Todos han dejado el Barça al no contar con las oportunidades que los canteranos sí tenían, al menos saliendo desde el banquillo, en la etapa de Pep Guardiola. Precisamente, ha sido el empeño en querer borrar el nombre del ahora técnico del Manchester City lo que generó un cambio de estrategia en el trabajo de La Masia que, visto lo visto, no ha sido nada beneficioso. Hasta en eso Florentino Pérez ha acertado este verano. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes