El penúltimo reto de Eidur Gudjohnsen, el islandés errante

18.02.2016 – 10:00 H. En su búsqueda de la quinta Europa League, el Sevilla no parece demasiado intimidado por su rival de dieciseisavos. El Molde presenta ...

18.02.201610:00 H.

En su búsqueda de la quinta Europa League, el Sevilla no parece demasiado intimidado por su rival de dieciseisavos. El Molde presenta como principales credenciales al mejor jugador de la historia de Noruega y al mejor de la de Islandia. Eso no está mal. El problema es que ninguno de los dos juega hoy. El primero porque es su entrenador, Ole Gunnar Solskjaer, el ‘asesino con cara de niño’ que dejó huella en el Manchester United, vital en la conquista de la Champions del 99, donde se coronó como uno de los suplentes más rentables del mundo. El otro porque ha llegado tarde, recién fichado Eidur Gudjohnsen, recordado por la afición española tras su paso por el Barcelona, y que a sus 37 años acumula con el Molde al decimoquinto equipo de su carrera, más que ningún otro futbolista en activo en Europa.
 
Gudjohnsen andaba en el paro tras su paso, cómo no, por el fútbol chino (Shijiazhuang) cuando le reclamó su amigo Solskjaer. “El cuerpo aún me pide más”, explicó el delantero, que buscaba un club competitivo para mantener la forma y afrontar el que, posiblemente, será el último gran reto de su vida deportiva: la Eurocopa de Francia. El pasado septiembre, Gudjohnsen, máximo goleador de la historia de su país, colaboró a la increíble clasificación de Islandia. Lo mejor que encontró para su propósito fue el Molde, que le firmó hace una semana, sin tiempo para inscribirlo en una eliminatoria que se antoja la última de los noruegos en la Europa League. “Su nivel es de equipo de la zona media de Segunda División. No tienen casi nada que hacer”, evalúa Frode Olsen, antiguo portero noruego del Sevilla.

Gudjohnsen alzando a Xavi tras ganar la final de la Copa de Europa en Roma (Imago).Gudjohnsen alzando a Xavi tras ganar la final de la Copa de Europa en Roma (Imago).

 Gudjohnsen apuntalará a un conjunto que, en pleno parón invernal de la Liga noruega, acaba de concluir su pretemporada entre Dubai y Marbella. El delantero se ha subido a última hora al carro de su decimoquinto equipo. Solamente otro futbolista activo en Europa, el italiano Luca Toni, iguala esa marca. Son los grandes trotamundos del fútbol continental. Lejos, en cualquier caso, les queda el registro de Sebastián ‘El Loco’ Abreu, que a sus 39 castañas ha arrancado en el Sol de América paraguayo, y como fichaje estrella, un nuevo curso de una carrera que acumula 21 equipos. Y si no hubiera repetido estaciones en tantos (Deportivo, San Lorenzo, Nacional, River Plate) tendría a tiro al legendario Lutz Pfannenstiel, el Guinnes de los ‘culoinquietos’. Un tipo que acumuló 25 equipos de cinco continentes en 20 años jugando, que penó 101 días entre rejas en Singapur por amañar partidos, al que dieron oficialmente por muerto por un colapso pulmonar en el Bratford (“desperté tres horas después en el hospital”), que pasó modelos para Armani y tiene una fundación para luchar contra el cambio climático con Zidane como embajador… En fin, si quieren leer algo divertido, por ahí andan sus memorias: ‘Imparable, mis aventuras como trotamundos’.
 
Desde luego, menos estresante y más glamourosa es la trayectoria de Gudjohnsen, el único futbolista a quien dio paso en la selección su propio padre, Arnor, en 1996. Por ahí despuntaba, en el PSV Eindhoven, una carrera que alcanzaría sus picos en el Chelsea (formó una magnífica pareja con Hasselbaink antes de que Mourinho le diera puerta) y el Barcelona, donde alzó una Champions como correcto suplente de Ronaldinho, Eto’o y un jovencito Lionel Messi. Hoy se apura en el Molde, el caramelo que se ha encontrado el tetracampeón Sevilla en su competición fetiche. Nada que ver con los huesos que tienen el Athletic (el Olympique de Míchel) y, sobre todo, el Villarreal, que se mide al Nápoles. El Valencia recibe en Mestalla al Rapid de Viena.

Fuente: ElConfidencial – Deportes