El Pichichi ya no es cosa de dos: Luis Suárez lleva 18 goles y va muy fuerte

Se ha disputado este fin de semana el primer partido de la segunda vuelta de la Liga y ya se puede decir: El Trofeo Pichichi va a estar emocionante esta campaña. Ya no es solo cosa de dos; a Cristiano Ronaldo y Leo Messi les ha salido competencia y van a tener que pelear duro por ser el máximo goleador del campeonato. Desde hace seis temporadas se han ido turnando el portugués y el argentino en el podio, con tres para cada uno. El último fue Diego Forlán en la 2008/09 con 32 goles, siendo el segundo Eto’o con 30. A partir de entonces, Cristiano y Leo impusieron su ley de cara a portería. 

Tras la jornada 20, seis jugadores están en el ajo y cuidado, porque un tal Leo Messi está el decimosegundo con 10 goles, a seis del líder: Luis Suárez con 18, seguido de Benzema, Cristiano Ronaldo y Neymar con 16 tantos, Bale con 13 y Griezmann, Agirretxe y Lucas Pérez con 12. No resulta difícil prever que Messi, que estuvo ausente dos meses por lesión, escalará posiciones, como tampoco es difícil imaginar que Luis Suárez y Neymar van a estar en la lucha hasta el final, que los números de ‘la BBC’ del Real Madrid no están nada mal (45 goles entre los tres) y que Griezmann, Agirretxe y Lucas Pérez están sorprendiendo por su magnífica efectividad.

También marcaron los tres delanteros del Real Madrid (EFE).También marcaron los tres delanteros del Real Madrid (EFE).

Messi, que ofreció a la afición su quinto Balón de Oro recién conquistado en Zurich antes de que comenzara el partido ante el Athletic, abrió el marcador con un gol de penalti en el minuto 6’ después de que Iraizoz fuera expulsado por un penalti sobre Luis Suárez. La noticia, de todas formas, no fue su tanto, sino que fue sustituido en el descanso por Arda Turan debido a unas molestias en los isquiotibiales en su pierna derecha. Según el club no es nada grave y el cambio fue por precaución, pero por lo pronto ya es duda para el encuentro de Copa del próximo miércoles en San Mamés. Jordi Alba también tuvo que abandonar el terreno de juego en la segunda mitad debido a problemas musculares.

Neymar y Luis Suárez ya demostraron cuando Messi estuvo lesionado dos meses que podían tirar del carro. Y desde entonces no han parado. El uruguayo marcó ayer su tercer triplete de la temporada y se erigió como el máximo goleador de la Liga con 18 tantos, provocando además el penalti del primero que marcó Messi y asistiendo a Neymar en el segundo, mientras el brasileño dio dos asistencias de gol -a Suárez en el tercero y Rakitic en el 4-0). El tridente ya suma nada menos que 44 goles de los 50 que ha conseguido el Barça en total en estas 20 jornadas.

Tras el partido, en declaraciones a Canal +, Suárez, que no había marcado aún en el 2016, reconoció que lo tenía en mente, pero por las bromas que le hacían en el vestuario, no por ansiedad: “Son rachas, me reía con los compañeros de los goles que había errado en partidos anteriores porque eran goles que sí que entran cuando estás en racha”. Ahora confía en poder jugar el partido de ida de la Copa en San Mamés después de que el Barcelona tenga previsto presentar hoy el recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) en el que pedirá la suspensión cautelar del uruguayo. El delantero fue sancionado con dos partidos por los incidentes en el túnel de vestuarios en el derbi frente al Espanyol. “No depende de mí poder jugar, pero estoy muy tranquilo porque no hice nada”, afirmó anoche. “Ya dije que Suárez merecía estar entre los tres finalistas del Balón de Oro, se lo merece porque está haciendo historia en el club donde él soñaba jugar desde que era pequeñito”, sentenció el presidente Josep María Bartomeu.

Fuente: ElConfidencial – Deportes