El plan del Barça es que Messi juegue media hora en el Bernabéu

16.11.2015 – 05:00 H. Faltan seis días para el Clásico, cinco entrenamientos, y, si nada se tuerce, el FC Barcelona tiene un plan: Leo Messi jugará media ...

16.11.201505:00 H.

Faltan seis días para el Clásico, cinco entrenamientos, y, si nada se tuerce, el FC Barcelona tiene un plan: Leo Messi jugará media hora en el Santiago Bernabéu. El argentino se entrenó ya el pasado jueves con el equipo, aunque aparte, y el viernes y el sábado participó en dos partidillos con el filial azulgrana para probar el estado de su rodilla. Las sensaciones siguen siendo buenas. Si no hay un contratiempo de última hora, estará en condiciones de reaparecer el próximo sábado frente al Real Madrid.

El secretismo en torno al ‘crack’ argentino sigue siendo máximo. El club continúa sin ofrecer imágenes del jugador ejercitándose y la estrategia es que cuantas menos pistas se den sobre el estado de Leo, mejor, aunque sigue resultando imposible ocultar que ha empezado a entrenarse, a jugar y a chutar. Se limitan las declaraciones públicas y no hay imágenes, pero los que le han visto en estos últimos días en acción dan por hecho, por lo bajinis, que estará en el Bernabéu. 

Así, el técnico del Barça B, Gerard López, confirmó este domingo tras la derrota de su equipo ante el Badalona que le sitúa en los puestos de descenso que Messi se había entrenado con su equipo y que la cosa va viento en popa, pero sin querer entrar en muchos detalles: “Leo completó los entrenamientos. Le vi bien y me alegro de que la recuperación sea positiva. Está contento y animado. Para los jóvenes fue una gran ilusión poder entrenarse junto al mejor jugador de la historia. Él se adaptó a nuestros entrenamientos e incluso colaboró en aspectos tácticos para preparar el partido. Yo estoy encantado de que pudiera aprovechar estos dos entrenamientos con nosotros, pero no sé si estará para el sábado”.

El Barça, con la ausencia de los internacionales, vuelve a ejercitarse este lunes en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí después de disfrutar ayer de la jornada de descanso, y está previsto que Messi forme parte del grupo y trabaje junto al resto al menos durante una parte de la sesión. Ha llegado la semana decisiva y, aunque la prudencia aconseja no dar nada por hecho, si la recuperación continúa al mismo ritmo que hasta el momento, el plan es que Messi comience el Clásico en el banquillo y salga en la segunda parte. ¿El tiempo? La idea inicial es que dispute media hora, pero dependiendo de cómo responda su rodilla en los días previos al choque se puede modificar. Nada está cerrado al 100% porque su preparación se va afinando día a día y todavía quedan seis días para el partido.

Si no hay ningún contratiempo, Messi jugará el sábado en el Bernabéu. (EFE)Si no hay ningún contratiempo, Messi jugará el sábado en el Bernabéu. (EFE)

Desde que se lesionó el pasado 26 de septiembre ante la UD Las Palmas, la prioridad ha sido no acelerar su vuelta. Desde el primer momento era evidente que, por los plazos dados por los médicos, de siete a ocho semanas de baja, llegaría justo para el partido ante el Real Madrid, pero ni los médicos, ni los fisios, ni Luis Enrique ni el propio jugador se lo quisieron plantear como un objetivo de ahora o nunca. Se trataba de ir cumpliendo los plazos paso a paso, primero inmovilizado, las muletas, las sesiones con los fisios, los primeros trotes y ahora ya integrado en los entrenamientos, partidillos y chutar para comprobar cuáles son las sensaciones. Hasta el momento, todo marcha según lo previsto. Todo es positivo.

El hecho además de que el Barça haya sabido salir adelante sin su estrella, del paso adelante de Neymar y también de Luis Suárez y los buenos resultados, hacen que el regreso de Messi no esté envuelto en la ansiedad, en la necesidad de que vuelva cuanto antes, sino que lo hará cuando esté en condiciones. Que, por lo que parece, es el caso ahora. Como ya contó El Confidencial, el hecho de que el equipo viaje a Madrid el mismo día del partido da tiempo a Luis Enrique para esconder sus cartas hasta el último momento y no adelantar ‘el’ acontecimiento. 

Dentro del club azulgrana hay quien opina que, una vez que estén seguros de su participación, lo ideal, como maniobra de intimidación, es distribuir imágenes del ‘crack’ entrenándose, pero falta por convencer al técnico asturiano, que prefiere ofrecer lo mínimo posible a los medios de comunicación. Veremos quién gana.

Fuente: ElConfidencial – Deportes