El primer ministro serbio, expulsado a pedradas del 20º aniversario de Srebrenica

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, ha tenido que salir a toda prisa del lugar donde se conmemoraba este sábado el 20 aniversario de la matanza de ...

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, ha tenido que salir a toda prisa del lugar donde se conmemoraba este sábado el 20 aniversario de la matanza de Srebrenica al recibir pedradas de los asistentes, según informa la filial balcánica de CNN, N1.

Los actos conmemoran la muerte de 8.000 musulmanes en la ciudad de Srebrenica a manos de tropas serbobosnias.

A la salida del Centro Memorial de Potocari, donde se celebró el acto, Vucic fue despedido entre silbidos de desaprobación de algunos de los presentes que tiraron hacia él diferentes objetos.

En el momento del incidente, el clérigo musulmán Husein Kavazovic pidió a los atacantes “dignidad” y que centraran su atención en los féretros de los últimos cadáveres identificados que serán enterrados este sábado.

Era la primera vez que el líder serbio participaba en una ceremonia de homenaje a las víctimas.

El jefe del Gobierno de Serbia condenó la matanza, que calificó de “monstruoso crimen”. No hay palabras con las que uno puede expresar el lamento y la tristeza por las víctimas, ni la rabia y amargura hacia quienes cometieron ese monstruoso crimen”, dijo Vucic en un comunicado.

Más de 50.000 personas, incluidas personalidades de unos 90 países y organizaciones internacionales conmemoran este sábado la tragedia. 

El alcalde de la pequeña ciudad oriental bosnia de Srebrenica, Camil Durakovic, inauguró el acto en el Centro Memorial de Potocari, en las proximidades de su ciudad, cuando se cumplen veinte años del considerado el mayor crimen cometido en Europa después del fin de la II Guerra Mundial. 

Por su parte, Durakovic resaltó que el “genocidio” de Srebrenica “es el mayor crimen en Europa después del Holocausto” y enfatizó los estragos que aún se viven en Srebrenica, donde muchas madres siguen buscando los restos de sus hijos.

“Hoy reciben sepultura (en el cementerio de Potocari) 136 víctimas que las tropas serbobosnias asesinaron en 1995. Después de 20 años, vuelven a tener nombre“, señaló el alcalde, y recordó que en nueve de los ataúdes hay restos de menores de 18 años.

Los 136 cuerpos de esas víctimas hallados en fosas comunes e identificados mediante análisis de ADN se sumarán a los restos de las 6.241 víctimas que ya alberga el cementerio del centro memorial.

En esta ceremonia de homenaje a los asesinados en Srebrenica, tres países de la región (Croacia, Eslovenia y Montenegro) están representados por sus presidentes, mientras que por Serbia, Albania y Turquía asisten sus respectivos primeros ministros.

El expresidente de EEUU, Bill Clinton. (Reuters)El expresidente de EEUU, Bill Clinton. (Reuters)

Estados Unidos está representado por su expresidente Bill Clinton, quien era el presidente de la primera potencia mundial en el momento de la matanza, ocurrida pocos meses antes del fin de la guerra bosnia.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió hoy “llamar por su nombre” al “genocidio” de Srebrenica y asegurarse de que los responsables de la matanza rindan cuentas.

En un comunicado publicado dos días después de que Rusia vetara una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que describía la masacre como genocidio, Obama insistió en la importancia de reconocer “por completo el pasado”.

“Y solo llamando al mal por su nombre podemos encontrar la fuerza para superarlo”, dijo el presidente estadounidense.

El antiguo enclave de Srebrenica, una zona protegida por cascos azules holandeses de la ONU, fue ocupado el 11 de julio de 1995 por las tropas bajo el mando del general serbobosnio Ratko Mladic.

Dos días después comenzaron las ejecuciones masivas de musulmanes.

Los restos mortales de las víctimas de la matanza fueron exhumados de numerosas fosas comunes halladas en el este de Bosnia.

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia ha condenado a tres altos cargos militares serbobosnios a cadena perpetua por su responsabilidad en el genocidio.

Los líderes político y militar durante la guerra, Radovan Karadzic y Ratko Mladic, respectivamente, están siendo procesados.

Fuente: ElConfidencial.com