El primer ministro turco amenaza con imponer sanciones a Holanda

12.03.2017 – 18:19 H. El primer ministro turco, Binali Yildirim, anuncia “fuertes medidas” contra Holanda por haber impedido un mitin político ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

12.03.201718:19 H.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, anuncia “fuertes medidas” contra Holanda por haber impedido un mitin político de dos ministros turcos en Rotterdam y exige “sanciones internacionales”. El dirigente sostiene que las autoridades holandeses violaron la inmunidad diplomática de la ministra Fatma Betül Sayan Kaya cuando le impidieron entrar en el consulado para ofrecer un mitin. Las amenazas de Yildirim recogen el relevo de las palabras del presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, que calificó este domingo a Holanda de “república bananera”.

Erdogan aseguró que el país europeo “pagará un precio” por haber impedido un mitin político de dos ministros turcos en Rotterdam. En un discurso ante sus seguidores en la ciudad de Kocaeli, al este de Turquía, Erdogan dudó que se puedan normalizar pronto las relaciones entre ambos países, ambos miembros de la OTAN. “Occidente ha mostrado su cara verdadera. Pensaba que el nazismo ha terminado pero me equivoqué. De hecho el nazismo está volviendo en Occidente“, concluyó el presidente turco, quien acusó esta semana también a Alemania de ser nazi por una prohibición similar de un mitin de un ministro turco en ese país.

“¿Qué queréis arreglar? Vamos a ver, todavía no habéis pagado el precio. Antes tendréis que pagar la factura“, señaló el presidente turco, impulsor una reforma constitucional para crear un sistema presidencialista de Gobierno en el país. Según Erdogan, Holanda “no se comportó como un Estado de derecho, miembro de la Unión Europea (UE), sino como una república bananera”.

El presidente turco dudó que se puedan normalizar pronto las relaciones diplomáticas entre ambos países, ambos miembros de la OTAN

El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha respondido a las palabras de su homólogo turco exigiéndole una disculpa. Rutte ha calificado estas palabras de “inaceptables”. Además de pedir una disculpa a Ankara, Rutte ha sugerido que se calmen los ánimos y “cabeza fría” para permitir una normalización. El primer ministro holandés responde así a los llamamientos a utilizar las redes sociales a expresar su protesta por la expulsión y veto a la entrada a dos ministros turcos en las últimas horas, informa la televisión pública holandesa, NOS.

Las palabras de Erdogan siguen la línea del ministro de Asuntos Europeos de Turquía, Ömer Çelik, que tildó de “fascismo” la supresión del mitin de los dos ministros turcos. “El fascismo ha despertado en Holanda y ha tomado el escenario. Todos los demócratas verdaderos del mundo deben reaccionar a esto para un mundo libre”, escribió Çelik en su cuenta de Twitter.

Agregó que el primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte, se ha convertido “en la voz de una mentalidad oscura y racista que llevó a la Segunda Guerra Mundial”. También el primer ministro turco, Binali Yildirim, condenó en un comunicado escrito la actitud del Gobierno holandés y anunció que se les daría “una respuesta de la mayor gravedad”.

“Nuestros amigos europeos, que hablan en cada oportunidad de la democracia, la libertad de expresión y de los derechos humanos, han suspendido el examen una vez más en este asunto“, reza el texto, hecho público en la web del Gobierno. “Sepa nuestra querida nación que se tomarán represalias equivalentes contra este tratamiento inaceptable de Turquía y de nuestros ministros, que gozan de inmunidad diplomática”, agrega.

Estas críticas se producen tras una jornada el sábado, que comenzó con el veto holandés al aterrizaje del avión que llevaba al ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, y terminó con la expulsión de la ministra de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya. Un sueso que ha sumergido a Turquía y Holanda en una crisis diplomática. Las autoridades holandesas no permitieron que el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, volara hacia Rotterdam para participar en un mitin sobre el referéndum convocado por Ankara con la comunidad turca residente en ese país, al justificar que así previene “riesgos para el orden público”.

Pilar Cebrian. Estambul

Llega a los cines el biopic sobre el presidente de Turquía, por iniciativa de un empresario afín a su partido. Probablemente ayudará a que el país vote a favor de adoptar un sistema presidencialista

“En protesta contra esta decisión del Gobierno holandés hemos citado a nuestro Ministerio al encargado de negocios de la embajada holandesa en Ankara. Se le ha hecho saber que no deseamos que el embajador holandés, actualmente de vacaciones, regrese a su puesto durante un tiempo“, indica el comunicado de Exteriores turco.

Mustafa Yeneroglu, del grupo parlamentario del partido AK de Erdogan, en Rotterdam. (EFE)Mustafa Yeneroglu, del grupo parlamentario del partido AK de Erdogan, en Rotterdam. (EFE)

Empeñados en presentarse ante la comunidad turca residente en Holanda a como diera lugar, la ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, viajó este sábado desde Alemania, donde también trataba de hacer campaña a favor del referéndum del 16 de abril, que decidirá si se amplían o no los poderes ejecutivos del presidente de su país, el islamista Recep Tayyip Erdogan. Y también encontró un muro por parte de las autoridades holandesas.

Según ha denunciado en Twitter, fueron detenidos “a 30 metros del consulado general (turco) en Rotterdam” y no les dejan pasar. En imágenes retransmitidas en los medios holandeses, se ve a decenas de agentes de la Policía impidiendo a la ministra turca Kaya acceder a la calle de Rotterdam en la que se ubica el consulado de su país, después de que el alcalde de esa ciudad, Ahmed Aboutaleb, ordenase cerrar el acceso total a la zona.

La ministra turca consideró que era “una situación realmente increíble. Planificamos un viaje por Holanda y Alemania. No tenemos ninguna intención de meternos en asuntos internos de ningún país. Eso es una actitud antidemocrática”, en declaraciones a la televisión turca privada A Haber emitidas en Holanda.

Minutos antes, el primer ministro holandés, Mark Rutte, aseguró que los ministros turcos “no tienen prohibido entrar” en el país, pero sí “participar en actividades políticas” en Holanda. “Esta mujer parece tener intenciones de pronunciar un discurso político (en Holanda). Y no puede hacerlo. Estamos trabajando para resolver esto”, dijo Rutte respecto a Sayan Kaya.

Un manifestante turco ondea una bandera ante la sede del consulado en Rotterdam. (Reuters)Un manifestante turco ondea una bandera ante la sede del consulado en Rotterdam. (Reuters)

Alemania, Austria, Suiza y, hoy, Suecia, que también cuentan con importantes comunidades turcas, también han suspendido y prohibido algunos actos de políticos turcos en el marco de la campaña del referéndum. Holanda, donde viven cerca de 400.000 personas de origen turco, celebra este miércoles elecciones parlamentarias, en las que el populista de derechas y antiislamista Geert Wilder está entre los principales favoritos.

Fuente: ElConfidencial.com