El PSG es como ver la Champions por 'BeIN Sports': pagas y no ves su fútbol

22.10.2015 – 05:00 H. Tercer 0-0 del Real Madrid en lo que va de temporada, el séptimo en la era Benítez si se cuentan los cuatro de pretemporada. Sin ...

22.10.201505:00 H.

Tercer 0-0 del Real Madrid en lo que va de temporada, el séptimo en la era Benítez si se cuentan los cuatro de pretemporada. Sin embargo, si alguien decepcionó en el Parque de los Príncipes no fue el Madrid, que compareció con numerosas bajas y en cambio fue el único equipo que buscó y mereció la victoria, sino el Paris Saint-Germain. A su entrenador, Laurent Blanc, se le llenó la boca tildando de “voluntariamente defensivo” a Benítez, pero fue el técnico francés quien demostró ser tan timorato o más que su vecino de banquillo.

Alinear a Di María, Cavani e Ibrahimovic en punta no garantiza ser ofensivo, sobre todo si en el centro del campo hay mucho músculo y poco talento. El trivote Verratti-Thiago Motta-Matuidi siempre estuvo más preocupado de rascar que de jugar y la buena presión que ejerció el Real Madrid, siempre liderada por Casemiro y bien gestionada en la recuperación por Kroos, bastó para que los galos quedaran retratados como un equipo que se ha construido a base de millones, pero que sigue sin ofrecer el fútbol que se le supone. “Hemos hecho lo que habíamos trabajado y nos ha salido”, alardó Benítez, aunque una vez más habló más de la cuenta, pues su equipo, aunque lo mereció, no ganó. 

La enésima lesión muscular en el Real Madrid impidió que Kovacic pudiera jugar contra el PSG, algo que posiblemente Benítez tuviera previsto. El croata, que la víspera del partido se entrenó con normalidad en París, se levantó con molestias y finalmente se quedó fuera del once titular, aunque como el Madrid viajó con sólo 19 futbolistas, y entre ellos tres porteros, sí estuvo en el banquillo. A la ausencia de Kovacic se sumaban, además de la de Pepe, las de Bale, James Rodríguez y Benzema, bajas que mermaron sensiblemente el ataque del Real Madrid, de ahí que esta vez Benítez tuviera excusa. Además, Modric salía de una lesión de la que se recuperó antes de lo previsto y tampoco fue titular en el Parque de los Príncipes. 

Con tanta ausencia, el margen de maniobra del técnico madridista no era mucho, de ahí que el 4-2-3-1 que alineó, con Cristiano en punta, Isco por detrás del portugués, jugando donde más le gusta, Jesé en la izquierda y Lucas Vázquez en la derecha, le funcionó lo suficiente como para llevarse un punto, que bien pudieron ser tres si no es por la buena actuación del guardameta alemán Trapp. En la otra portería, Keylor Navas tuvo uno de los partidos más plácidos de la temporada, lo que no sólo facilitó que volviera a dejar su marco a cero, sino que también habla muy bien del buen partido hecho por Danilo, Ramos, Varane y Marcelo. “A pesar de las bajas hemos visto un grandísimo Real Madrid”, dijo Benítez. “Hemos hecho méritos con lo que teníamos para ganar el partido. No le puedo quitar nada a los que han jugado. El equipo no ha hecho un partido solo bueno, ha sido excepcional”, añadió.    

El expresidente francés, Nicolás Sarkozy, y el exfutbolista brasileño Ronaldo, El expresidente francés, Nicolás Sarkozy, y el exfutbolista brasileño Ronaldo,

En el palco del Parque de los Príncipes volvieron a encontrarse Nasser Al-Khelaifi, propietario del PSG, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, quienes el martes cenaron en el lujoso Le Pavillon Ledoyen, uno de los restaurantes más antiguos de la capital francesa, con tres estrellas Michelín y un menú que supera los 295 euros. Junto a ellos, se dio cita en el campo parisino el expresidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy, la alcadesa de la llamada ciudad de la luz, la andaluza Anne Hidalgo, así como el exfutbolista brasileño Ronaldo.   

Curiosamente, Nasser Al-Khelaifi es el propietario de ‘BeIN Sports’, el canal perteneciente a ‘Al Jazeera’ que tiene los derechos de la Champions en exclusiva para España. Sin embargo, ‘BeIN Sports’ no cuenta con una plataforma propia para emitir a través de televisión. Jaume Roures, dueño de Mediapro y socio del grupo de comunicación catarí, revendió los derechos a tres televisiones, dos de ellas on line: ‘Vodafone TV’, ‘Orange TV’ y ‘Telecable’ (Asturias), y también ofrece la Champions a través de su propia y defectuosa plataforma en streaming, ‘Total Channel’. 

Por todo ello, una jornada de Champions más, ver el PSG-Real Madrid no fue nada sencillo para los aficionados, pues muchos de ellos se quedaron directamente sin opciones de hacerlo y otros padecieron cortes continuos en la imagen. Como quiera que Movistar+ no está dispuesta a pagar lo que pide Roures por revender los derechos comprados al supendido Michel Platini, una vez más los paganos fueron y seguirán siendo los aficionados españoles al fútbol, que se quedaron sin poder ver el mejor partido de la jornada en la Liga de Campeones, en el que el Real Madrid mereció más y el PSG no mereció nada. Al equipo de Nasser Al-Khelaifi le ocurre lo mismo que a ‘BeIN Sports’ en España: pagas y no ves su fútbol. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: