El Real Madrid de Benítez no solo juega mal, sino que además ya sabe perder

08.11.2015 – 22:48 H. Se acabó. El Real Madrid perdió su condición de invicto en Sevilla (3-2), donde encajó los mismos goles que Keylor Navas en 12 ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
2

08.11.201522:48 H.

Se acabó. El Real Madrid perdió su condición de invicto en Sevilla (3-2), donde encajó los mismos goles que Keylor Navas en 12 partidos, y perdió el liderato de la Liga en beneficio del Barça, precisamente el próximo rival de los blancos. La mentira de Rafa Benítez que precisamente el portero costarricense tapó durante tantos partidos se vino abajo, una vez más después de que el Madrid se mostrara muy superior a su rival… hasta que se puso por delante en el marcador. Causalidad, no casualidad, fue marcar Sergio Ramos el 0-1 y el equipo de Benítez perdió el control del partido y empezó a jugar en función de un Sevilla que hasta el momento no había hecho absolutamente nada. 

Con Kiko Casilla bajo palos en ausencia del mencionado Keylor, la novedad en la defensa del Madrid fue la vuelta de Pepe, lo que conllevó la suplencia de Varane. El francés no fue el único meritorio que se fue al banquillo tras la vuelta de un titular. A Jesé le pasó lo mismo con Bale, que regresó al once antes incluso que James, lo cual resultó aún más sorprendente. Con Casemiro, Modric, Kroos e Isco en el centro del campo, el galés acompañó a Cristiano en el ataque. Y es que, como era de esperar, y aunque los voceros habituales se apresuraron en anunciar lo contrario, Benítez dejó fuera de la convocatoria a Benzema, quien, además de salir de una lesión, venía de una semana muy ajetreada por su imputación en Francia de un presunto delito de chantaje sexual. 

El Real Madrid, obligado a ganar en Sevilla para no perder el liderato tras la victoria del Barça ante el Villarreal, salió decidido a hacerlo. ‘Dicen que nunca se rinde’, se podía leer en uno de los fondos del Sánchez Pizjuán, pero desde el primer minuto de juego dio la sensación de que el Sevilla salió rendido. El Madrid se hizo con el control del juego y no lo soltó. Amagó Cristiano al controlar un pase de 40 metros de Pepe, aunque Mariano desbarató su tiro in extremis. Avisó Nacho, con un gran lanzamiento que se estrelló en el palo de la portería de Sergio Rico. Y acertó Ramos, con un gol de media chilena a la salida de un córner que no pudo celebrar al golpearse en el hombro dañado. El central intentó seguir, pero a los pocos minutos tuvo que ser sustituido por Varane. 

El Real Madrid cayó derrotado en el Sánchez Pizjuán, que registró un gran ambiente. (EFE)El Real Madrid cayó derrotado en el Sánchez Pizjuán, que registró un gran ambiente. (EFE)

Ya fuera porque el equipo de Emery no podía jugar con menos tensión o que, una vez más, el Madrid de Benítez reculó al verse por delante en el marcador, lo cierto es que a los cinco minutos de la marcha de Ramos el Sevilla encontró el empate, también de saque de esquina. El balón botó a un metro de Kiko Casilla y Nacho perdió la marca de Inmobile, que marcó en el segundo palo y casi sin ángulo. En pleno desconcierto madridista, el delantero italiano tuvo el 2-1, pero Casilla lo evitó. “Benítez es orden que se justifica con resultados”. Así fue como definió Unai Emery a su vecino de banquillo. Un caramelo envenenado. El orden sigue brillando por su ausencia en este Real Madrid, muy vulnerable en cuanto pierde el control y empieza a jugar en función del rival o, lo que es peor, en función del resultado.   

La segunda parte comenzó como había acabado la primera, es decir, con el Real Madrid reculando cada vez que perdía el balón y el Sevilla aprovechándose de ello para irse arriba con más confianza que criterio. A la hora de partido y después de haber merodeado un par de veces la portería de Casilla, una buena jugada entre Konoplyanka y Banega bastó para sortear a toda la defensa madridista y permitió al argentino poner el 2-1. Benítez movió entonces su banquillo, aunque no se permitió ninguna alegría. Dio entrada a James Rodríguez, sí, aunque para quitar a Isco. 

La entrada del colombiano surtió efecto inmediato, pero el desconcierto del Madrid era tal que Cristiano hacía la guerra por su cuenta y, lo que es novedad, sus compañeros no dudaban en reprochárselo. El partido derivó hacia un intercambio de golpes y Emery también movió ficha: Llorente sustituyó a Inmobile. Sergio Rico evitó el empate en un cabezazo de Casemiro tras un saque de esquina, pero fue el Sevilla el que volvió a ver puerta. El recién incorporado Llorente culminó de un cabezazo una jugada que volvió a dejar en evidencia ese equilibrio del que tanto habla Benítez y que brilla por su ausencia.

Solo con el 3-1 en el marcador, el técnico madrileño dio entrada a Jesé, aunque no por Casemiro, sino por Kroos. Pero ya era demasiado tarde. Del mismo modo que el Sevilla se vio ganador y no tuvo el mínimo problema para guardar el resultado entre gritos de ‘olés’ de su afición, el Real Madrid perseguía el balón como si fuera un fantasma. James, con una gran jugada individual, fue el único que tiró de orgullo para silenciar a la grada del Pizjuán. El colombiano, que esta semana se marcha con su selección como en su día hizo Bale, puso el 3-2. Quién sabe, igual después de perder, Benítez empieza a entender por qué el Bernabéu pita el juego de su equipo.    

Fernando Llorente celebra el 3-1 del Sevilla al Real Madrid. (EFE)Fernando Llorente celebra el 3-1 del Sevilla al Real Madrid. (EFE)

Ficha técnica:

3 – Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Rami, Andreolli (Koloziejczak, m.84), Tremoulinas; N’Zonzi, Krychowiak; Vitolo, Éver Banega (Krohn-Dehli, m.77), Konoplyanka; e Immobile (Llorente, m.70).

2 – Real Madrid: Casilla; Danilo, Pepe, Sergio Ramos (Varane, m.31), Nacho; Casemiro, Kroos (Jesé, m.78), Modric; Isco (James Rodríguez, m.63), Bale y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, M.22: Sergio Ramos. 1-1, M.36: Immobile. 2-1, M.60: Éver Banega. 3-1, M.74: Llorente. 3-2, M.93: James.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellano-Leonés). Amonestó al visitante Nacho (m.5) y al local Immobile (m.36).

Incidencias: partido de la undécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de 40.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.   

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: