El Real Madrid llegará a la final de Milán al límite, como el Atlético a Lisboa

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

La temporada se hace larga. No es una frase hecha del fútbol como lo de “no hay rival pequeño”, “la lotería de los penaltis” o “el balón no ha querido entrar”. Sí hay rivales pequeños, los penaltis tienen poco de fortuna y el balón es de materiales sintéticos, así que no puede poner mucho de su parte para evitar entrar en la portería. Pero las temporadas sí se hacen largas. Sobre todo si las pretemporadas, esas grandes desconocidas y tan vilipendiadas por los grandes clubes de hoy, no se preparan con la devoción y la eficiencia que requieren.

[Cristiano insiste en luchar por la Liga]

La del Real Madrid claramente no fue diseñada con el cuidado debido. “Creo que la gente no hizo una buena pretemporada y por eso lo acabamos pagando en la mitad de la campaña”, dijo Marcelo en marzo. Cuatro continentes en un mes, poco ritmo de entrenamiento y jugadores poco entregados a la voluntad del entrenador que estaba por entonces. Rafa Benítez llegó con el propósito ideado por Florentino de aplicar la mano dura que según el presidente no había utilizado Ancelotti (el de “con esta mano blanda he ganado tres Champions”). Sin embargo, cuando empezó con ello, a imponer una exigencia física muy destacable, los jugadores se revolvieron contra el máximo mandatario, que tuvo que trasladarle al entrenador las quejas de los futbolistas y pedirle que bajara un poco el ritmo. Benítez, desconcertado, tuvo que ceder. 

Aquel equipo que tuvo que dejar en plenas navidades está ahora a un partido (o a dos, si contamos el Granada-Barça) de ser campeón de Liga y a otro más de ganar la Undécima Copa de Europa. Es decir, los resultados, al final, están muy cerca de ser excelentes en lo puramente deportivo. Quién lo iba a decir, parecía imposible. Y lo parecía no sólo por tanto problema interno del club que estuvieron a punto de hacer todo saltar por los aires, sino por el estado físico en el que se encuentran la mayoría de los futbolistas de la primera plantilla.

Bale es el jugador que ha tenido más problemas físicos (REUTERS/Vincent West).Bale es el jugador que ha tenido más problemas físicos (REUTERS/Vincent West).

Es más fácil contar los jugadores que no han tenido algún problema físico que los que sí los han sufrido en algún momento de la temporada. Y de hecho, pocos se han librado de tener serias molestias en estas últimas semanas de competición, las más determinantes para comprobar si la campaña finalmente es un fracaso o un éxito rotundo. Cristano Ronaldo, Benzema, Bale, Navas, Ramos, Pepe, Marcelo, Casemiro, Modric, otra vez Bale… Todos ellos acumulan una enorme cantidad de minutos en las piernas, y eso que tanto Benítez como Zidane han intentado rotar. Contra el Valencia, partido decisivo para seguir vivos en la lucha por la Liga, no estuvieron Bale, Modric y Keylor, mientras que Lucas Vázquez acabó el partido con un esguince en la rodilla izquierda. Duro panorama para afrontar lo que aún queda.

[El método Simeone llegó a su cénit]

Este estado general de la plantilla trae a la memoria precisamente la difícil condición en la que se encontraban los cuerpos de los jugadores del Atlético de Madrid el año en que ganaron la Liga y jugaron la final de la Champions League. Diego Costa y Arda Turan se tuvieron que retirar lesionados de la ‘final’ del Camp Nou contra el Barça. El turco directamente no pudo saltar al campo contra el Real Madrid en Lisboa, mientras que el internacional español sólo disputó ocho minutos. Además, los últimos minutos de la final, con el resultado a favor, los jugadores del Atleti apenas tenían fuerzas, y ya el gol de Ramos les mató psicológicamente. Juanfran acabó literalmente cojeando la prórroga y el resto acabó reventado.

Y sin embargo, como le sucedió a aquel Atlético, el Madrid está cumpliendo con los objetivos paso a paso. Zidane ha conseguido mantenerse en la lucha por el título de Liga habiendo aprovechado la competición doméstica para dar descanso a varios de sus jugadores clave y sin notar en demasía la ausencia de algunos lesionados, como las de Cristiano, Benzema y Bale en los últimos partidos. Superó, a su vez, la eliminatoria contra el Manchester City sin contar en la ida con Cristiano ni en la vuelta con Casemiro. El Atleti, de hecho, ganó la Liga. Habrá que esperar a que transcurra el partido en Milán para saber si el esfuerzo extra de estas semanas hará mella en el conjunto merengue como sí hizo en el colchonero hace dos años.

Fuente: ElConfidencial – Deportes