El récord de Raúl paraliza a Cristiano

‘No, no, no…’. Más o menos eso debía decir interiormente Cristiano Ronaldo mientras se retiraba del terreno de juego. Negaba una vez y otra con ...

‘No, no, no…’. Más o menos eso debía decir interiormente Cristiano Ronaldo mientras se retiraba del terreno de juego. Negaba una vez y otra con la cabeza. No podía entender que se fuera a casa sin haber marcado un gol. El Real Madrid dispuso de una buena colección de oportunidades, pero sobre todo él. Parece increíble que un delantero tan fiable no pudiera batir a un Kameni que en esta oportunidad ganó todas las batallas. El delantero portugués, que selló un repóker ante el Espanyol, no está firmando el inicio de campaña esperado, algo que está sufriendo el equipo de Rafa Benítez.

Son tres partidos consecutivos los que ya suma Cristiano Ronaldo sin marcar, algo realmente extraño a la vista del impresionante historial goleador del jugador del Real Madrid. Y el histórico récord de Raúl que sigue sin caer… Ante Granada, Athletic Club y Málaga se quedó seco el atacante, que también repitió en la jornada inaugural de LaLiga, cuando el equipo blanco empató sin goles en su visita a El Molinón. No es habitual, viendo estadísticas de otras temporadas, que el equipo madridista marque tan pocos goles en este tipo de partidos.

No es una temporada más para Cristiano Ronaldo. Con un futuro incierto a pesar de tener contrato firmado con el Real Madrid hasta 2018, su destino más allá de 2016 está en el aire. De sobra es sabido que su ‘feeling’ con Rafa Benítez no es el mejor, como se desliza desde el interior del vestuario, igual que sus relaciones con Florentino Pérez no son las mejores -nunca fueron buenas de verdad-, por lo que este ejercicio estará cargado de rumores. El Manchester United y el PSG, sobre todo éste último, aparecen en el horizonte de Cristiano.

Cristiano Ronaldo acabó el partido desolado (EFE)Cristiano Ronaldo acabó el partido desolado (EFE)

Remate tras remate

La sombra de Raúl González planea sobre el delantero portugués. Está a sólo dos goles de igualar al delantero madrileño -como mejor goleador histórico del Real Madrid- desde hace días, pero no consigue siquiera acercarse. Ante el Málaga se le vio ansioso en diferentes momentos cuando estuvo cerca de marcar, y en especial en alguna oportunidad en la que no permitió que algún compañero mejor colocado pudiera rematar a la portería de un Kameni que estuvo soberbio de principio a fin. A la tercera -tras Granada y Athletic- no fue la vencida. Algo parecido le sucedió a Messi en su día, que tardó más de lo esperado en batir el registro del mítico Zarra.

El Real Madrid mostró su talante más ofensivo en lo que va de temporada, sumando hasta 31 remates a la portería del Málaga. Pero Kameni, que apareció hasta en 28 oportunidades, fue un muro imposible de derribar, por su acierto, unas veces, y el poco tino de sus enemigos, en las restantes. Cristiano remató casi en la mitad de las ocasiones que lo hizo su equipo, pero fue imposible. El último remate del portugués, un cabezazo a unos pasos de la línea de gol, fue el mejor ejemplo de que no era su tarde. “Se ve que estaba jodido por no haber marcado”, reconoció Kameni en los micrófonos de ‘Radio Marca’.

Jesé se retiró del campo en camilla (EFE)Jesé se retiró del campo en camilla (EFE)

Los calambres de Jesé

Y mientras el equipo se quedaba seco de goles, Jesé volvía a encender la luz de alarma en la consulta de los servicios médicos del Real Madrid. Se marchó cojo, con el gemelo derecho tocado. Antes de entrar en el vestuario se bajó de la camilla, pero dando la impresión de que la lesión podía ser importante. Finalmente Rafa Benítez explicó que el canario había sufrido fuertes calambres, pero nada más. O al menos hasta que las pruebas médicas digan lo contrario. Un nuevo aviso al físico de la plantilla, que en este arranque de temporada está sufriendo muchos problemas musculares. Pepe, James, Danilo, de nuevo Pepe… Éste útimo se perderá el derbi casi con total seguridad.

Rafa Benítez habló de “ansiedad” para explicar el empate ante el Málaga. El entrenador del Real Madrid destacó que su equipo “dominó gran parte del partido y dispuso de muchas ocasiones, pero si no aciertas… Hemos dispuesto de ocasiones suficientes, pero marcar a un equipo encerrado no es fácil”. “En la recta final estuvimos un poco ansiosos, pero no es fácil a esas alturas mover el balón con tranquilidad. Que el guardameta del equipo rival sea el mejor, pone de manifiesto que hemos tenido muchas ocasiones”, dijo para acabar.

Fuente: ElConfidencial – Deportes