El salto sin red de Tsipras

Suena sentencioso pero está justificado: los griegos votan hoy en el referéndum más importante de la historia reciente europea. Su decisión podría ...

Suena sentencioso pero está justificado: los griegos votan hoy en el referéndum más importante de la historia reciente europea. Su decisión podría desembocar en la salida de uno de los socios de la eurozona, abriendo un panorama desconocido en Bruselas, tanto en lo político como en lo económico.

El primer ministro de Syriza, Alexis Tsipras, atrapado entre las presiones de Bruselas y las de las tendencias más izquierdistas de su propia coalición, decidió la semana pasada saltar sin red. Y si no le funciona la pirueta y gana el ‘sí’, su gobierno tiene las horas contadas. Una estrategia muy arriesgada pero que, políticamente, podría rendir frutos a su formación… si gana el ‘no’.

En Atenas, la víspera de la votación reflejaba que la angustia es un sentimiento muy personal. Mientras unos vivían la votación con aprensión, otros no le tenían ningún miedo, o incluso mostraban indiferencia. En general, la ciudad seguía respirando a su ritmo y los negocios, transportes, etcétera, seguían abiertos y funcionando con normalidad. Si acaso, el tráfico era menos intenso de lo habitual, ya que algunos griegos se preparan para lo peor: para días de desabastecimiento e incertidumbre. Y en sólo una semana, la ciudadanía se ha acostumbrado a su particular “corralito”, a su cita diaria con los cajeros, donde pueden sacar 60 euros por jornada.

Todo preparado en los colegios electorales de Grecia. (Reuters)Todo preparado en los colegios electorales de Grecia. (Reuters)

Por si aún le quedan dudas sobre qué se vota y cómo, le hemos preparado una breve guía.

– ¿Qué votan exactamente los griegos en el referéndum?

Buena pregunta. Y difícil de responder. En realidad cada griego interpreta una pregunta distinta. Vamos a empezar por la oficial. El texto (larguísimo) cuestiona si se aceptan o se rechazan las propuestas de la Troika -que para más confusión ya no están encima de la mesa- presentadas el 25 de junio en dos documentos económicos en inglés técnico. Pero nadie lo ve así. Para los seguidores del ‘no’ -Syriza, ANEL (nacionalistas) y Amanecer Dorado (extrema derecha)- lo que se vota es si se quiere más austeridad. Por eso responden que no. Y para la oposición -los conservadores de Nueva Democracia, los liberales de To Potami, etc…- la pregunta es si Grecia debe seguir en el euro.

– ¿Pero entonces qué va a pasar? ¿Ganará el ‘sí’ o el ‘no’?

No es tan sencillo. Las encuestas, como las conversaciones en la calle con los ciudadanos helenos, son poco concluyentes. Por una vez todas coinciden… en que hay un empate técnico. Esto refleja una situación y abre un interrogante. Refleja la división de la sociedad griega y nos hace preguntarnos qué pasará si las fuerzas están tan igualadas en el escrutinio. ¿Tendrá legitimidad el resultado si se gana con, pongamos, un 51 por ciento?

Partidarios del 'no', en la protesta de este viernes. (Reuters)Partidarios del ‘no’, en la protesta de este viernes. (Reuters)

– ¿Y si gana el ‘sí’ qué escenario se abre?

Se abre un escenario de inestabilidad. Tsipras y su Gobierno han prometido dimitir, lo que ha llevado a muchos a plantear un Gobierno de unidad nacional. Pero eso es una quimera tal y como está compuesto el Parlamento a día de hoy. Ni toda la oposición unida es capaz de llegar a los 151 escaños de la mayoría absoluta. Con toda seguridad la caída de Tsipras llevaría a nuevas elecciones… Las cuartas parlamentarias en tres años.

– ¿Y si gana el ‘no’?

Tampoco está muy claro. El Gobierno saldría reforzado, pero la UE estaría de uñas contra Tsipras, lo que haría del tercer rescate una negociación casi imposible. Syriza dice que un ‘no’ le daría más fuerza en la mesa de conversaciones con la Troika, pero muchos temen que acabe siendo el principio del fin de Grecia en la moneda única: la vuelta al dracma.

Fuente: ElConfidencial.com