El Santiago Bernabéu se blinda: guía para acudir al Clásico más seguro de la historia

21.11.2015 – 12:37 H. Nunca un Clásico estuvo tan blindado. No se recuerda un enfrentamiento entre los dos grandes en el que apenas se hablara de fútbol ...

21.11.201512:37 H.

Nunca un Clásico estuvo tan blindado. No se recuerda un enfrentamiento entre los dos grandes en el que apenas se hablara de fútbol durante los días previos. Pero así ha sucedido. Desde que una ola de atentados tiñera de sangre París, el Real Madrid-Barcelona se convirtió en un evento a proteger al máximo. “La seguridad de los asistentes está garantizada”, se comenta desde todos los organismos involucrados, pero es evidente que este partido, antes, durante y después, estará protagonizado por las grandes medidas adoptadas para proteger a los asistentes de posibles amenazas yihadistas. Desde primera hora del sábado, alrededor del estadio ya trabajan efectivos de las fuerzas del orden, registrando vehículos o inspeccionados papeleras y alcantarillas.

Las medidas de seguridad son absolutamente excepcionales. En algunas visitas oficiales de jefes de Estado ya se han aplicado algunas tan drásticas, pero en esos casos no se hacen públicos los detalles, algo que sí ha sucedido con este encuentro. Con los atentados de París recientes, y ante inquietud de la sociedad ante un Clásico que será visto por millones de personas en todo el planeta, tanto el operativo como las directrices dadas a los aficionados son extremas. Un partido de fútbol en nuestro país jamás estuvo tan acorazado; prácticamente, sólo una final de Champions League se puede comparar a este Real Madrid-Barcelona en cuanto a pautas de seguridad se refiere.

Lo habitual en cualquier encuentro es que 200 elementos de la Policía Nacional sean movilizados, pero en esta oportunidad el número sube hasta los 1.200. Junto a ellos, 120 de la Policía Municipal y otros 1.200 de la seguridad privada del Real Madrid. Además, 80 trabajadores del Samur y 60 de la Cruz Roja estarán operativos en todo momento. “Medidas normales en un partido de alto riego, pero reforzadas con otras adicionales”, explicó Concepción Dancausa, delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid. “Hasta los bocadillos se registrarán”, comentó para dejar claro la excepcionalidad del partido. 

Imagen de efectivos de la Policía Nacional registrando un coche en los aledaños del Bernabéu (EFE)Imagen de efectivos de la Policía Nacional registrando un coche en los aledaños del Bernabéu (EFE)

Ni mochilas ni bolsos

En esta oportunidad dará lo mismo portar la correspondiente entrada si el aficionado no lleva el Documento Nacional de Identidad o el pasaporte. En cualquier momento, algún efectivo de las fuerzas de seguridad puede reclamar la pertinente identificación, y en caso de no llevarla encima, el afectado corre el peligro de quedarse sin acceder al Santiago Bernabéu. Se han establecido tres anillos de seguridad, y en cualquiera de ellos el seguidor debe estar listo para identificarse. Los que lleven el abono de otra persona, mientras, deberán identificarse convenientemente al entrar en el estadio. En todas las puertas de acceso habrá detector de metales.

Precisamente por esos tres cordones de seguridad que estarán operativos, se ha pedido a los aficionados que acudan al Santiago Bernabéu con más tiempo de antelación de lo normal. Muchos de ellos, habitualmente, acceden al estadio en el último momento, pero en esta oportunidad es más que aconsejable adelantar el horario. Este estricto operativo hará que llegar a la grada requiera de más tiempo del habitual, por lo que también se ha instado a los aficionados a acudir sin mochilas o bolsos, simplemente deben acudir con lo absolutamente necesario en los bolsillos. Bocata, móvil, cartera, llaves… y poco más. Todo con tal de agilizar la entrada al campo.

Las alcantarillas cercanas al Santiago Bernabéu fueron minuciosamente inspeccionadas (EFE)Las alcantarillas cercanas al Santiago Bernabéu fueron minuciosamente inspeccionadas (EFE)

La unidad canina

La unidad canina tendrá especial relevancia en este encuentro, por lo que se pide a todos los aficionados que entiendan la especial situación cuando el perro -experto en detectar explosivos- en cuestión haga su trabajo. Igual que sucede con los cacheos, que en esta oportunidad serán mucho más rigurosos que en cualquier otro partido. Los seguidores deberán ser más pacientes que nunca y las fuerzas de seguridad apelan a la buena voluntad de la gente para poder realizar su trabajo sin problemas y con la pertinente colaboración.

A las 15:30 horas se cortarán todas las calles adyacentes al Santiago Bernabéu -Padre Damián, Concha Espina, Rafael Salgado, Gutiérrez Solana y Doctor Fleming-, y las puertas del estadio se empezarán a abrir dos horas antes de que dé comienzo (18:15 horas) el encuentro. Los aficionados del Barcelona ingresarán antes que nadie y aunque no se ha prohibido el ingreso de esteladas, Concepción Dancausa apeló, dado lo extraordinario de este Clásico, “a la responsabilidad de los ciudadanos, pues hay que evitar cualquier elemento que genere algún tipo de tensión”. “No hay que mezclar deporte y política”, subrayó.

Fuente: ElConfidencial – Deportes