El 'selfie' de un yihadista permite al Pentágono bombardear un cuartel del ISIS

El selfie de un yihadista colgado en las redes sociales permitió a los cazas estadounidenses acabar con un cuartel general del Estado Islámico (EI) en un ...

El selfie de un yihadista colgado en las redes sociales permitió a los cazas estadounidenses acabar con un cuartel general del Estado Islámico (EI) en un lugar no revelado, según uno de los jefes de la Fuerza Aérea de EEUU.

Una conversación del general de la Fuerza Aérea Hawk Carlisle, divulgada ayer en medios estadounidenses, explica cómo la inteligencia militar dio con la localización exacta del cuartel de los yihadistas.

“Fue una publicación en las redes sociales lo que nos permitió bombardear nuestro objetivo en menos de 24 horas”, aseguró el general en la Asociación de la Fuerza Aérea en Washington.

Carlisle no quiso compartir el lugar ni cuándo fue destruido ese cuartel general, aunque indicó que una unidad de inteligencia de la Fuerza Aérea en Florida fue la responsable del hallazgo de la foto.

El gran fortín de los extremistas suníes del ISIS se encuentra en la ciudad de Raqa, a las orillas del Éufrates a su paso por Siria, que ha sido bombardeada en repetidas ocasiones por aviones de la coalición internacional.

En menos de 22 horas, los analistas confirmaron toda la información, lo que permitió que tres bombas guiadas destruyeran el edificio del Estado Islámico

“Los chicos estaban trabajando en Hulburt (base aérea en Florida) rastreando redes sociales y se dieron cuenta de que este capullo estaba en el centro de mando. Estaba en una red social, en foro abierto, presumiendo de las capacidades de mando y control del Daesh (acrónimo árabe del ISIS)”, explicó el militar.

En menos de 22 horas los analistas de inteligencia consiguieron confirmar la información, pasarla por la cadena de mando y permitir que tres bombas guiadas destruyeran el edificio del EI.

Los yihadistas del ISIS han sido descritos como expertos en el uso de las redes sociales para reclutamiento de jóvenes en el extranjero y para amplificar el alcance de su propaganda. 

Fuente: ElConfidencial.com