El Sevilla frena al Barcelona y mete una dosis de vida a la Liga

Con la victoria del Real Madrid ante el Eibar apenas unas horas antes, el Barcelona estaba obligado a ganar en el Sánchez Pizjuán, un escenario siempre ...

Con la victoria del Real Madrid ante el Eibar apenas unas horas antes, el Barcelona estaba obligado a ganar en el Sánchez Pizjuán, un escenario siempre complicado, pero en el que los de Luis Enrique se jugaban tres puntos fundamentales de cara a seguir siendo líderes y a mantener la ventaja de cuatro puntos sobre el conjunto blanco. El Barça salió decidido y los dos goles de ventaja que Messi y Neymar lograron en 30 minutos, hacían presagiar un desenlace mucho más sencillo para los de azulgrana. Lejos de venirse abajo, los de Emery le plantaron cara al líder de la Liga, empataron el encuentro e, incluso, llegaron a meterle el miedo en el cuerpo a los de Luis Enrique.

Luis Enrique no se dejó nada en la recamara para tratar de asaltar el Sánchez Pizjuán. Con el trío de gala en ataque (Neymar, Messi y Luis Suárez), el conjunto azulgrana salió decidido a ganar por la vía rápida y poder centrarse ya en el partido de Liga Campeones que jugarán el próximo miércoles ante el Paris Saint Germain. El primero que avisó fue Neymar poco después del pitido inicial, pero su disparo no sorprendió a Sergio Rico. Sí lo hizo Messi en el 14 de la primera parte. El argentino recibió en la derecha a pase de Neymar y anotó el 0-1 con un disparo inalcanzable para el portero sevillista.

Lejos de relajarse, el Barça empezó a sentirse más cómodo, el balón circulaba a su antojo y que llegara el segundo gol parecía cuestión de tiempo. Mientras, el Sevilla sólo trataba de evitar lo que iba a ser inevitable. Cuando se rozaba la media hora de partido, Carriço derribó a Luis Suárez en la frontal del área y Martínez Munuera no dudó, falta y amarilla para el sevillista. Neymar y Messi fueron directos a colocarse al lado del balón, pero fue el brasileño el que, con un disparo perfecto, la coló en la portería sevillista ante la atenta mirada de Sergio Rico. Golazo y, aparentemente, partido encarrilado.

Luis Suárez intentó poner el 0-3 en el marcador con un disparo que se marchó alto y hasta ahí llegó la energía inicial del Barcelona. A diferencia de lo que había sucedido después del primer gol, el Sevilla empezó a resurgir. Un disparo de Banega desde fuera del área en el 37 llevó la esperanza a los de Emery. El argentino disparó fortísimo y, aunque Claudio Bravo llegó a tocarla, el balón tocó en el palo y se coló en la portería azulgrana. Con el gol, el conjunto de Nervión se creció y llegaron a rozar el segundo. Eso, hasta que el Barcelona volvió al partido y evitó el empate.

Si había sido el Barcelona el que había mandado en los últimos instantes de la primera parte, la segunda arrancó con un ritmo frenético por parte de ambos conjuntos. Por un lado, Luis Suárez apretaba con una doble ocasión de gol, ambas terminaron sin éxito ante la desesperación del uruguayo peleado con el gol en este encuentro. Por parte del Sevilla, un disparo de Bacca que se marchó alto fue la ocasión más destacada. El nerviosismo empezó a instalarse en los de Luis Enrique, que, poco a poco, veía como los de Emery iban ganando terreno. Lo que en los primeros minutos del choque parecía controlado y encarrilado para el Barcelona, se complicó.

Reyes aprovechó un fallo de Piqué en la entrega de un balón, para ver a Vidal en la derecha, ponerle un pase perfecto y que el catalán viera a Gameiro solo en el segundo palo. Pase de la muerte y segundo gol del Sevilla. Era el minuto 38 de la segunda parte y el tiempo de reacción para el Barcelona era cada vez menor. Los de Luis Enrique lo intentaron en los últimos minutos por activa y por pasiva. Rakitic, con un disparo lejano que se marchó desviado por poco, dispuso de una de las ocasiones más claras en la que fue su casa. Pero el tercer gol no llegó. El Barça tropezó y se dejó dos puntos fundamentales en el Pizjuán, los mismos que ahora le separan de un Real Madrid que, de momento, no da tregua. Ahora sí que no se puede fallar. 

– Ficha técnica:

2 – Sevilla FC: Beto; Coke, Nico Pareja, Carriço, Trémoulinas; Krychowiak, Iborra (Mbia, m.70); Aleix Vidal, Banega, Vitolo (Reyes, m.70); Bacca (Gameiro, m.75).

2 – FC Barcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mathieu, Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets, Iniesta (Pedro, m.86); Luis Suárez, Messi, Neymar Jr (Xavi, m.73).

Goles: 0-1, M.14: Messi. 0-2, M.30: Neymar, de falta directa. 1-2, M.38: Banega. 2-2, M.84: Gameiro.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Krychowiak (m.29), Iborra (m.46), Banega (m.57), Reyes (m.77) y Mbia (m.82), y a los visitantes Busquets (m.61) y Piqué (m.62),

Incidencias: Partido de la trigésima primera jornada de la Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que registró un lleno absoluto con cerca de 45.000 espectadores. Césped en perfecto estado.

Fuente: ElConfidencial – Deportes