El Sevilla llega a la final de la Liga Europa, en la que no se encontrará al Villarreal

05.05.2016 – 23:02 H. El Sevilla, una vez más, en la final de la Liga Europa. La competición parece hecha a medida del equipo de Nervión. Ha ganado las ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

05.05.201623:02 H.

El Sevilla, una vez más, en la final de la Liga Europa. La competición parece hecha a medida del equipo de Nervión. Ha ganado las últimas dos y este año aspirará a algo histórico, repetir por tercera vez. Ya es el equipo que más veces ha ganado el torneo, pues tiene cuatro. En su pasado no hay una sola final perdida. Lo del Sevilla con la Liga Europa no tiene parangón. Será el representante español en Basilea, porque el Villarreal, que aspiraba a teñir de rojo y amarillo completamente las dos grandes competiciones de clubes europeos, se quedó por el camino. 

El equipo de Marcelino se topó con Anfield, que es un estadio que marca goles y acogota rivales. Entró en el partido con miedo, tembloroso, y se encontró enfrente a un grande que, aunque esté en horas bajas, se encuentra cómodo en estas situaciones. El Liverpool lleva en los gentes el éxito europeo, es capaz de venirse arriba incluso en los años malos. Tiene a Klopp como entrenador, un demiurgo capaz de potenciar las mejores sensibilidades del equipo inglés. La pasión está ahí, larvada, y el técnico alemán está ahí para sacarles todo lo que llevan dentro. 

El Villarreal tiene que aprender a ganar en Europa. Es una institución modélica, casi perfecta en todas sus áreas. El año que viene jugará en la Liga de Campeones, trabaja la cantera, ficha bien, no tiene deudas reseñables… pero le falta un poco de espíritu para encontrarse cómodo en estas ocasiones. En Anfield no hubo color, los ingleses fueron mucho mejores y ganaron 30, con contundencia, demostrando ser un grande. El Villarreal no se encontró, estuvo muy por debajo de lo esperado y se fue para casa sin dudas sobre la justicia del resultado. Es cierto que fueron tres goles extraños, el primero en propia puerta, los otros dos con rebotes, feos. Pero válidos, tanto como el mejor gol, y justos, porque el partido siempre se desarrolló en el área amarilla.

La importancia de Gameiro

Todo lo contrario se puede decir del Sevilla, esa máquina de ganar en Europa. Marcó pronto, con un tanto de Gameiro. Cuando llegó el empate de Eduardo, poco antes del descanso, los sevillanos no dudaron. Siguieron igual, como un martillo, y pronto encontraron el segundo gol del delantero francés. La dirección deportiva sevillista, que tiene muy buen ojo, ha encontrado un filón interminable en su ariete, del que muchos dudaron pero ha demostrado con goles que vale para esto. La eliminatoria se zanjó con un tirazo de Mariano, que a media hora del final certificó la salida de Europa de sus rivales ucranianos.

El Sevilla sí estará en Basilea. Ha hecho de esta competición su jardín trasero, el pasaporte para conseguir un nuevo título. Se encontrarán, eso sí, a un rival más grande del que nunca vieron en el partido más importante. El Liverpool es otra cosa, la alta nobleza europea, un patricio. Es, además, un equipo con mucha fe. Aunque de eso también van sobrados los hispalenses. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes