El 'soccer' de los Estados Unidos clama contra De Jong por su enésimo 'hachazo'

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Nigel de Jong desenterró el hacha de guerra en los Estados Unidos y la Major League Soccer (MLS) se ha alzado en armas contra el temperamental volante holandés. Técnicos, rivales y analistas de la liga yanqui han lamentado que el ex milanista saliera prácticamente impune de su escalofriante entrada sobre Darlington Nagbe (sólo vio una cartulina amarilla), joven mediocampista creativo de los Portland Timbers que hubo de abandonar el StubHub Center en silla de ruedas, y no se han cortado un pelo a la hora de pedir al Comité Disciplinario de la liga que imponga una sanción ejemplar al centrocampista de Los Ángeles Galaxy.

El polémico medio de contención tulipán sólo ha precisado de seis jornadas en la MLS para dejar constancia de su fama de tipo duro y sin miramientos sobre un terreno de juego. Su brutal entrada al tobillo del nuevo media punta de la selección estadounidense se saldó, por fortuna, con un fuerte esguince que le mantendrá apartado del verde en torno a las tres semanas, pero el peligroso incidente hizo saltar de inmediato las alarmas en un país que ya conocía de las andanzas de De Jong desde antes incluso que se hiciera mundialmente famoso con aquella patada de kárate a Xabi Alonso en la final de Sudáfrica 2010. 

[Reclutar a Cristiano y Messi: el gran sueño de la MLS]

Pocos meses antes, el entonces volante tapón del Manchester City le partió la pierna en una feísima entrada al internacional yanqui Stuart Holden durante el transcurso de un partido amistoso entre la selección holandesa y la estadounidense, que servía de preparación para el Mundial que acabaría conquistando España en Johannesburgo. El ex mediocampista de origen escocés, hoy día comentarista de televisión, logró recuperarse en tiempo récord de la fractura de peroné sufrida, amén de un esguince de grado 2, y entrar en la lista definitiva de Jürgen Klinsmann para la gran cita africana, aunque su falta de forma le impidió gozar de minutos. 

El ‘soccer’ de los Estados Unidos clama contra De Jong por su enésimo ‘hachazo’

En silla de ruedas

Seis años después de aquel ‘incidente’, la entrada a destiempo de De Jong sobre Nagbe le hizo revivir tan doloroso recuerdo y no dudó en recriminarla duramente. “Cuando vi a Darlington Nagbe llevarse las mano a la cabeza me he sentido francamente mal porque sé lo que el chaval estaba pasando. Su forma de retorcerse de dolor denotaba claramente que la lesión era grave o podía serlo. Es cierto que De Jong llega tarde y que después se disculpa, pero en mi opinión no existe absolutamente ninguna excusa para ese tipo de entradas. Estas acciones no hacen bien al juego. Son horribles e inadmisibles. Confío en que sea castigado como merece”, señaló. 

[Un niño enfermo de cáncer inspira a Portland para ganar la MLS]

De idéntica opinión era Alexi Lalas. El que fuera legendario central de la melena colorada no daba crédito al hecho de que el medio holandés del Galaxy no se fuera a la ducha detrás de Nagbe, que tuvo que abandonar el partido lesionado sentado en una silla de ruedas. La dureza de sus palabras sorprendieron sobre todo por el hecho de haber sido en el pasado tanto jugador como director deportivo del cuadro cuyos colores ahora defiende con su habitual vehemencia el internacional neerlandés.

“No soy partidario de las sanciones retroactivas, pero creo que en este caso la habrá porque es la manera de funcionar de la MLS. Para mí, desde luego, fue una tarjeta roja de libro. Fue una acción sucia hecha por un jugador que tiene ya un amplio historial de entradas de este calado, así que no debería ser una sorpresa para nadie que le cayeran varios partidos. Siendo honestos, no es aceptable que en pleno 2016 este tipo de faltas queden sin castigo. A decir verdad, nunca ha sido aceptable”, manifestó Lalas. 

Nigel de Jong, en el suelo, durante un partido de la MLS (Reuters)Nigel de Jong, en el suelo, durante un partido de la MLS (Reuters)

Récord de rojas

El técnico del Timbers, Caleb Porter, lamentó por su parte que el criterio arbitral a la hora de mostrar cartulinas hubiera variado de forma tan radical de una semana a otra, toda vez que en las cinco primeras jornadas del campeonato yanqui se habían mostrado 16 rojas (récord de expulsiones en los últimos 15 años), por ninguna en la que cayó Nagbe.

[Lampard hace horas extra en Central Park]

“Entiendo que hay un mensaje que los árbitros quieren mandar a los jugadores, pero está claro que en nuestro partido frente al Galaxy no lo hicieron viendo algunas entradas que hubo. Entonces, ¿cuándo empezarán a mandarlo? ¿Eso sólo vale para algunos partidos?”. Y continuó con su diatriba. “Si quieren tomar la iniciativa y mandar un mensaje claro contra las entradas fuertes, entonces que lo hagan en cada partido, no sólo en algunos. Creo que lo que le sucedió a Nagbe es el mejor ejemplo de que algo no funciona bien”, sentenció muy malhumorado.

El ‘soccer’ de los Estados Unidos clama contra De Jong por su enésimo ‘hachazo’

“Fui a por el balón”

Hasta Jermaine Taylor, expeditivo zaguero del Timbers, estaba de acuerdo en que a De Jong se le fue por enesima vez ‘la pinza’. “Para mí fue una entrada bastante fea. Hubo una reiteración de faltas que el árbitro no gestionó adecuadamente y una de ellas llevó a la falta sobre Darlington. Seguramente, si hubiera mostrado antes alguna amarilla, no habría pasado lo que pasó”.   

[La ‘Leicestermanía’ llega hasta las carnicerías con la salchicha ‘Ranieri’]

Pero el trencilla de turno, Allen Chapman, no lo entendió así y dejó escapar ‘vivo’ a De Jong, todo un especialista en salir impune de sus patadas destempladas. El holandés, eso sí, se aprestó a justificar su violento proceder nada más encarar la zona mixta del estadio de Oregon, donde le aguardaba una nube de periodistas para conocer su versión de lo acaecido sobre el verde en el minuto 76. “Fue una pelota dividida, estábamos al 50%. Normalmente siempre me llevo esos balones limpiamente, pero esta vez fui sobre el balón, tocando sólo una parte del mismo y la mayor parte de su tobillo. Fue mala suerte. Nunca fue mi intención lastimarlo”, explicó el holandés.

Nigel de Jong durante un partido disputado con el Milan (EFE)Nigel de Jong durante un partido disputado con el Milan (EFE)

Tobillos machacados

Lo cierto es que la habilidad en el manejo del cuero del medio ofensivo de origen liberiano ha convertido a sus tobillos en un objetivo recurrente de los rivales que suelen transitar por su zona de influencia. No hay, de hecho, un solo jugador en la MLS que haya recibido más faltas que Nagbe en los cinco últimos años (320), motivo por el cual la Liga ha empezado esta temporada a mirar con lupa los métodos que utilizan sus contrincantes para tratar de frenarle. 

[Locura en China: Lavezzi ganará 50 millones limpios en dos años]

Un par de semanas atrás, el ‘Burrito’ Martínez sentó un precedente que vendría a corroborar la sensación general de que De Jong pagará caro por su desleal acción. El delantero argentino del Real Salt Lake fue castigado con un partido de sanción con carácter retroactivo (apenas vio una amarilla) por cazar a un Nagbe que también debió abandonar precipitadamente el terreno de juego, aunque en aquel caso todo quedó en un susto y se reintegró de inmediato a los entrenamientos luego de someterse a unas pruebas médicas. Esta vez, sin embargo, ya se ha perdido un partido a mitad de semana ante el FC Dallas y tampoco estará en el duelo frente al San José Earthquakes. Y eso sólo para empezar.

Fuente: ElConfidencial – Deportes