El 'tío gordo' se plantó y Florentino tardó 23 segundos en comunicar su despido

08.01.2016 – 05:00 H. – Actualizado: 1 H. Aunque su destitución fue indigna de cualquier trabajador, además de esperpéntica tratándose del ...

08.01.201605:00 H. – Actualizado: 1 H.

Aunque su destitución fue indigna de cualquier trabajador, además de esperpéntica tratándose del técnico del club de fútbol más laureado del mundo, lo cierto es que Florentino Pérez nunca creyó en Rafa Benítez como entrenador de su Real Madrid, de ahí que al presidente de ACS tampoco le costara demasiado deshacerse de ese ‘tío gordo’, como en algún momento de enfado las malas lenguas cuentan que se refirió a él. Y es importante destacar lo de ‘su’ Real Madrid, pues hace tiempo que el club madrileño dejó de ser lo que era para verse reducido a lo que se le antoja a su máximo dirigente y quienes tanto le confunden con sus coros y palmas, ya sea desde dentro o desde fuera de los despachos del Bernabéu. 

A Benítez le citaron el pasado lunes para “una reunión”, aunque se negó a acudir porque ya sabía que era para comunciarle que había dejado de ser entrenador del Real Madrid tano sólo unas horas después de empatar en Mestalla (2-2), donde paradójicamente fue recibido con aplausos y pancartas de agradecimiento. Como media España, Rafa se enteró por la prensa de la decisión tomada por Florentino de sustituirle por Zinedine Zidane esa misma tarde, de ahí que la llamada de José Ángél Sánchez, el director general que avaló su fichaje, no sólo no le cogiera por sorpresa, sino que le animara a rebelarse y no acudir a la cita. El plantón de Benítez llegó demasiado tarde, pues desde su llegada el pasado 3 de junio tragó carros y carretas, desde prescindir de su jefe de prensa personal, Juan Francisco Sánchez, a ser ridiculizado por sus jugadores con la connivencia del ‘abuelo’, como llaman estos a su presidente. Al menos, Rafa se marchó con la satisfacción de no dejarse humillar una última vez.

El madrileño cogió un avión el miércoles por la mañana en dirección a Liverpool, para desde allí desplazarse hasta la localidad de Wirral, la pequeña península donde tiene establecida su residencia habitual y en la que le esperaba el refugio de su familia. Rafa se comió el turrón y también las uvas como entrenador del Real Madrid, pero no llegó al roscón de Reyes. Florentino ni siquiera esperó a que pusiera su zapato para que los Magos de Oriente le trajeran el carbón al que llevaba tiempo condenado. La encuesta encargada por el club confirmaba que la afición no quería a Benítez y a buen seguro que también influyó el hecho de que si Rafa era despedido antes del 15 de enero, sólo había que pagarle la ficha de un año y no la de los tres que firmó.      

Rafa Benítez, durante una de sus últimas ruedas de prensa como técnico del Real Madrid. (EFE)Rafa Benítez, durante una de sus últimas ruedas de prensa como técnico del Real Madrid. (EFE)

El triste y solitario adiós de Rafa

“Comparezco para dar a conocer los acuerdos que acaba de tomar la Junta Directiva del Real Madrid”, dijo sin ningún rubor Florentino cuando apareció con más de media hora de retraso ante la Prensa en el Santiago Bernabéu. ¿Acuerdos? ¿Junta directiva? Apenas 23 segundos tardó el presidente de ACS en anunciar la destitución de Benítez y de este modo confirmar todas las mentiras, una tras otra, que contó en sus dos últimas comparecencias públicas, la primera precisamente para ratificar al técnico madrileño y la segunda para anunciar que el Madrid no había cometido ningún error en el caso Cheryshev. Normal -a la par que lamentable- que Florentino no aceptara preguntas. “Los jugadores le apoyan totalmente y nosotros también. Lo demás es querer desestabilizarnos y no lo voy a permitir”, había dicho hace apenas dos semanas. “¿Cree que hay una campaña contra usted?”, le cuestionaron al señor Pérez en una pregunta claramente preparada. “Lo creo yo y lo cree todo el mundo”, respondió. 

Pero hay muchas más: “Rafa Benítez tiene nuestro apoyo y toda nuestra confianza. Acaba de iniciar su trabajo. Dejémosle trabajar, que seguro vendrán los triunfos”. Lo triste el que el propio Benítez le siguió el juego al decir que había una campaña contra el Real Madrid, su presidente y contra él mismo. “Rafa Benítez no es el problema, sino la solución”, dijo Florentino en una entrevista radiofónica unos días después. “Zidane no le sustituirá, aunque lo digan los periódicos”, afirmó para volver a quedar retratado. 

Según ‘Deportes Cuatro’, sólo siete jugadores se despidieron de Benítez vía WhatsApp: Keylor Navas, Nacho, Pepe, Modric, Kovacic, Lucas Vázquez y Bale. Es cierto que se echó en falta una rueda de prensa de despedida del técnico, aunque después de negarse a acudir a la reunión a la que le convocó José Ángel Sánchez, despacharle Florentino Pérez en 23 segundos y Zidane ni siquiera acordarse de él en sus primeras y escuetas palabras como técnico del Real Madrid, quizás fuera lo más apropiado para el propio Rafa. 

Zidane, junto su mujer y sus hijos, además de Florentino Pérez y algunos de sus directivos. (EFE)Zidane, junto su mujer y sus hijos, además de Florentino Pérez y algunos de sus directivos. (EFE)

‘Zizou’ completa el once de Pérez

Y a técnico muerto, técnico puesto. Curiosamente, Zidane ha coincidido con seis de los once -contándole a él- de la era Florentino. Del Bosque, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo y López Caro tuvieron al francés a su cargo. Ahora es a ‘Zizou’ a quien le toca ejercer de entrenador en un vestuario que le admira por el futbolista que fue, aunque de momento no haya demostrado nada a los mandos del Real Madrid Castilla. Sin embargo, y aunque resulte paradójico, para él puede resultar más se sencillo entrenar al ‘Florentino Pérez CF’, pues de lo que se trata es de llevarse bien con los jugadores, poner a los mejores y ganar el mayor número posible de partidos, a poder ser sin enfurecer a un Bernabéu que ahora sólo mirará hacia el palco si las cosas se tuercen.   

Pérez no quería gastar la bala de Zidane tan pronto, pero no le ha quedado más remedio. Tanteó a Mourinho, pero la opción del portugués era inviable a corto plazo. Quien a buen seguro que estará encantado con el cambio de Benítez por Zidane es Adidas, patrocinador oficial del Real Madrid y también del francés. Al galo no sólo le queda bastante mejor el chandal, sino que siempre fue uno de los principales iconos de esta marca deportiva, de ahí que ahora puedan explotar su versión de entrenador. El undécimo técnico de un presidente del Real Madrid en 12 años, en los que sólo ha ganado 7 de los 37 grandes títulos.  

Al igual que sucediera con Benítez, Florentino quiso que Zidane estuviera acompañado de su mujer y, en este caso, también lo hicieron sus hijos. “Él sabe mejor que nadie lo que significa estar al frente de la primera plantilla del Real Madrid”, dijo el presidente sobre su nuevo entrenador, cuya única experiencia en los banquillos se reduce a Segunda B al frente del filial blanco. Y así todo…  

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: