El Valencia no pudo ganar al Barcelona ni una pachanga casi a puerta cerrada

10.02.2016 – 22:49 H. – Actualizado: 28 M. Antes de empezar a hablar de este partido hay que decir que es complicado comentar algo sobre un partido ...

10.02.201622:49 H. – Actualizado: 28 M.

Antes de empezar a hablar de este partido hay que decir que es complicado comentar algo sobre un partido sin la más mínima historia, ni tensión, ni emoción. Es lo que tienen las eliminatorias a doble partido de nuestra poco emocionante Copa del Rey: habrá casos que un partido de ida permita que haya interés en el sucesivo al resultar un marcador ajustado, pero habrá algunos otros, como estas dos semifinales, que acaban con un 7-0 y un 4-0, deparan dos amistosos la semana siguiente que tienen muy poco interés. Lo único que despierta un poco de sorpresa es que el Valencia no haya perdido contra el Barça.

La afición más radical del Valencia había promovido un plantón para este partido. Querían demostrar su rechazo a la marcha del equipo dejando el estadio de la acequia de Mestalla lo más vacío posible. Habrá poco más humillante para un club como el Valencia que se queden sus bonitas gradas a la vista ante todo un Barcelona. Entre ese llamamiento, los precios de las entradas (la más barata costaba 30 euros) y la imagen ofrecida por los jugadores en el Camp Nou hicieron que se cumpliera: Mestalla no llegaba ni a un cuarto de entrada. Miles de asientos naranjas se veían vacíos, incluso se apreciaba sin problemas el murciélago de la grada lateral.

Lo noticiable de este asunto estaba, en realidad, en cómo reaccionarían los pocos que fueran a Mestalla con su equipo. Pero había tan poca chicha en disputa que los que fueron tampoco tuvieron excesivas ganas de pasarse la noche protestando, gritando y maldiciendo a esos que tan poco les ofrecen en el campo. Claro que al inicio todavía se sentía a flor de piel lo que se ha vivido en Valencia en los últimos meses y más de un grito de “jugadores mercenarios” se pudo escuchar. Pero no pasó a mayores. No hubo pitos constantes, ni un ambiente negativo. No hubo ambiente directamente.

Munir y Vidal felicitan a Kaptoum por su gol ante Zahibo (María José Segovia / Cordon Press).Munir y Vidal felicitan a Kaptoum por su gol ante Zahibo (María José Segovia / Cordon Press).

Como era una pachanga entre ‘amigos’, fue una oportunidad ideal para probar cosas. Neville, que no tiene ni un poco de crédito ya en el Valencia, pudo ver que Pablo Piatti es mucho más útil de lo que había creído por el momento, que Danilo no es tan bueno para que sea titular indiscutible y que el canterano Ibán Edú tiene un pronto que le podría llevar por el mal camino en el futuro. Luis Enrique, en cambio, pudo sacar conclusiones mucho más positivas, como que este tipo de partidos ‘amistosos’ le quedan pequeños a Sergi Roberto, que Rakitic, aunque no haya clavado ninguno, tiene que tirar más a puerta, y que no hace falta Nolito si tienes a Munir.

Otra cosa que probó Luis Enrique fue jugar con tres centrales y dos carrileros. Esos cinco miembros, Vidal, Bartra, Vermaelen, Mathieu y Adriano, no se juntarán muchas veces en un once en un partido importante, pero es una opción a tener en cuenta. Ya Guardiola jugó en infinidad de ocasiones con tres centrales con Piqué, Puyol y Abidal y el resultado fueron los 14 títulos que ganó en cuatro años. Claro que con Alves o Vidal y Alba en los costados es complicado adoptar ese sistema táctico.

El Valencia no le pudo ganar al Barça ni siquiera cuando lo tenía a merced, sin ningún tipo de tensión competitiva, con varios chavales del filial y hasta con Douglas y su peinado en el campo. Y eso que Negredo se encontró solo ante Ter Stegen y a pesar de que no pudo definir peor, aprovechó el rechace para marcar. Pero nada, que a Luis Enrique le tienen que salir bien hasta los cambios que hizo hoy. Entre Douglas, Cámara y Kaptoum se inventaron una gran jugada para empatar el partido y hacer que el Barça esté por primera vez en su historia 29 partidos seguidos sin perder. Ah, y lo metieron en la final de Copa, al menos oficialmente, porque eso quedó cristalino hace siete días.

Ficha técnica:

1. Valencia: Jaume, Vezo, Diallo, Santos, Gayá; Zahibo, Danilo, Fran Villalba (Iban, m.80); Mina (Andre Gomes, m.71), Piatti y Negredo (Bakkali, m.60).

1. Barcelona: Ter Stegen, Adriano (Douglas, m.76), Vermaelen, Bartra, Mathieu; Sergi Roberto, Samper, Rakitic (Cámara, m.76); Aleix Vidal, Munir y Sandro (Kaptoum, m.82).

Goles: 1-0, m.39: Negredo. 1-1, m.84: Kaptoum.

Árbitro: Velasco Carballo. (C. Madrileño). Amonestó por el Valencia a Diallo, Gayá y Santos, y por el Barcelona a Munir y Samper.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey disputado en el estadio de Mestalla ante 16.296 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes