“En Bélgica se ha dejado crecer la subcultura del yihadismo”

23.03.2016 – 05:00 H. Hay un aspecto que suele recordar Fernando Reinares (Logroño, 1960) cuando habla de terrorismo en suelo español. Entre los más de 140 ...

23.03.201605:00 H.

Hay un aspecto que suele recordar Fernando Reinares (Logroño, 1960) cuando habla de terrorismo en suelo español. Entre los más de 140 yihadistas detenidos entre 2013 y 2015, cerca de la mitad son españoles, y, además, “nacidos en territorio nacional”. Su conclusión es que en España se ha producido la “eclosión” del yihadismo ‘homegrown’. O lo que es lo mismo, son españoles quienes pretenden atentar en suelo español o forman parte del terrorismo yihadista. Se trata, por lo tanto, de un terrorismo autóctono -con un foco principal en Ceuta y Melilla- aunque el origen ideológico se encuentre en Siria, Irak o Libia.

[Siga en directo todas las informaciones relacionadas con los atentados de Bruselas]

Este parece ser el caso de los atentados de Bruselas. Y lo que cree Reinares, investigador del Real Instituto Elcano, es que se está produciendo un hecho insólito. “Por primera vez, hay una sobrerrepresentación de terroristas nacidos en la Unión Europea. Nada menos que “una cuarta parte o una quinta parte de quienes combaten en Siria o Irak proceden de la Unión Europea”. Es decir, “20 veces más que quienes han llegado de otras partes del planeta”.

¿Y por qué no actúan en España? El hecho de que no haya habido atentados desde el 11-M es un indicador de eficacia

La causa de esta proliferación tiene que ver con un hecho que para el profesor Reinares es incuestionable. “Existe un terrorismo de segunda generación cada vez más relevante”. Sólo hay que tener en cuenta que hasta 2012 únicamente el 5% de los yihadistas había nacido en España, mientras que únicamente el 12% era de nacionalidad española. Ahora, todo está cambiando. Y pone como ejemplo lo que sucede en el entorno metropolitano de Barcelona, que continúa siendo el principal escenario del terrorismo yihadista en España. Casi una tercera parte del total de los individuos detenidos por su implicación en actividades relacionadas con ese fenómeno desde 2013 lo fueron en localidades de la provincia, donde además residían.

[Lea aquí: ‘Las seis razones para atacar a Occidente’]

De ahí que, en su opinión, lo que se está produciendo es una transformación del yihadismo español, principalmente procedente de los enclaves africanos y del entorno de Barcelona. Nada menos que cerca de las tres cuartas partes de los yihadistas o presuntos yihadistas detenidos desde 2013 hasta el 15 de noviembre de 2015 en España son naturales de Ceuta y de Melilla. De ahí que, para Reinares, sea “fundamental” las relaciones con Marruecos, que hoy por hoy son “excelentes”. Al contrario de los que ocurre en la UE, quien a causa de su política con el Sáhara, Rabat ha suspendido sus relaciones con Bruselas.

Un miliciano del ISIS durante un desfile militar en su 'capital' en Siria, Raqqa. (Reuters)Un miliciano del ISIS durante un desfile militar en su ‘capital’ en Siria, Raqqa. (Reuters)

La respuesta policial es, en este sentido, clave para luchar contra el terrorismo, pero no es suficiente. Hay una respuesta política que por el momento tiene lagunas. “Cuando ocurrieron los atentados de París pareció que la culpa era de la Unión Europea o de Schengen”, sostiene Reinares, para quien no es gratuito que los terroristas golpeen con especial virulencia a Francia o tengan su sede en Bélgica, países con numerosa población musulmana. Y en los que se da una circunstancia añadida. Las cárceles son una escuela de terroristas, y lo que han decidido las autoridades francesas ha sido concentrar a los yihadistas en pocos centros penitenciarios para evitar su dispersióin ”Los terroristas quieren encender la mesa de la tensión social amenazando la convivencia y no solo la seguridad”, asegura Reinares.

Schengen y el terrorismo

Por ahora, no lo han conseguido, más allá de algunos episodios xenofóbos, pero en su opinión el sistema contraterrorista tiene significativas deficiencias. “La base de datos de Schengen, por ejemplo, no funciona, como se demostró en los atentados de París”. 

¿Qué quiere decir Reinares? Pues que los países no volcaban en esa base de datos la información de la que disponían, lo cual hubiera sido más eficaz contra el yihadismo. La conclusión que saca es que los gobiernos europeos “funcionan a golpe de gran atentado”. Son diligentes a la hora de aprobar muchas leyes que luego no tienen desarrollo práctico. “Las decisiones se implementan con mucha lentitud”, denuncia. Y pone como ejemplo que hasta 2010, y pese a los atentados del 11-M, España no adaptó su legislación antiterrorista a la UE, y fue por presión europea.

No es el único caso. Como asegura Reinares. “en Bélgica se ha dejado crecer una subcultura yihadista”, hasta el punto de que pese al pequeño tamaño del país el año pasado se detuvo a unos 400 terroristas, lo que pone de relieve su importancia dentro del islamismo más radical.

La base de datos de Schengen, por ejemplo, no funciona, como se demostró en los atentados de París el pasado 13 de noviembre

Lo preocupante, para Reinares, es que no se trata en la inmensa mayoría de los casos de ‘lobos solitarios’ que actúan por su cuenta y riesgo, sino de estructuras salafistas capaces de planear atentados complejos que precisan de mucha planificación. Y lo que dan a entender los atentados de Bruselas es que los terroristas “han actuado con cierta improvisación”, lo que sugiere que tras la detención de Salah Abdeslam sus cómplices decidieron adelantar la ejecución de los atentados que ya estaban en marcha. Reinares descarta una respuesta inmediata a la detención del terrorista francés, aunque nacido en Bélgica. “Es posible que al verse acosados hayan decidido actuar”, sostiene.

¿Y por qué no actúan en España? Reinares considera que el hecho de que no haya habido atentados desde el 11-M es un indicador de eficacia. “Se ha avanzado mucho, tanto en inteligencia como en la actuación de la policía y de la Guardia Civil, aunque todavía estamos por debajo del óptimo”, concluye. Y entre esas necesidades se encuentra el desarrollo del Plan Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta.

Fuente: ElConfidencial.com