Enésimo error de la policía belga: Abdeslam se escondió 20 días en Bruselas y luego huyó

La huida de Salah Abdeslam sigue pareciendo el guión de una película de ciencia ficción. Cuatro meses después del atentado de París que dejó 130 muertos, el medio belga DH.be asegura que el terrorista más buscado -sobre el que pesa una orden de busca y captura interncional- estuvo escondido durante 20 días en Bruselas en mitad de los continuos registros de la policía. 

Mientras los investigadores registraban casi cada palmo del distrito bruselense de Molenbeek en su busca de Abdeslam y otros cómplices, el sospechoso se encontraba en la otra punta de la ciudad, concretamente en el barrio de Schaerbeek. De esta manera, el terrorista no huyó en un armario durante la operación policial llevada a cabo el 16 de noviembre en el número 47 de la calle Delaunoy sino que se que mantuvo escondido en la calle Henri Bergé durante tres semanas. “Del 14 de noviembre al 4 de diciembre”, señala este diario belga.

Calle en la que estuvo durante 20 días escondido Abdeslam. (Efe)Calle en la que estuvo durante 20 días escondido Abdeslam. (Efe)

Encontraron su escondite 5 días después de huir

¿Pero qué ocurrió el 4 de diciembre para que Salah Abdeslam saliera de su escondite? Aquel día, la policía belga montó un amplio dispositivo de seguridad y realizó varias redadas en la misma calle en la que el terrorista estaba escondido. Sin embargo, esto no tenía nada que ver con su búsqueda sino con la de un traficante de armas y la de un checheno sospechoso de pertenecer a un grupo terrorista. Aunque ese día no se practicó ninguna detención como ha confirmado la Fiscalía belga, Abdeslam decidió huir perdiéndose su pista.

Cinco días después, el 9 de diciembre, los investigadores dieron con su escondite, en el que encontraron, como confirmó la Policía Judicial Federal de Bruselas, tres cinturones explosivos cosidos a mano, restos de peróxido de acetona (TATP) así como restos biológicos y de ADN que muestran cómo tanto el terrorista como sus cómplices abandonaron el lugar a toda prisa sin tiempo para limpiar el apartamento. 

Merodeó por el estadio del España-Bélgica

Fuerzas de seguridad en Molenbeek. (Efe)Fuerzas de seguridad en Molenbeek. (Efe)

Salah Abdeslam, tal y como publicaron varios, fue trasladado desde la capital francesa hasta las inmediaciones del estadio Rey Balduino, donde el pasado 17 de noviembre debía jugarse el amistoso entre Bélgica y España, que fue finalmente suspendido. “Los servicios de inteligencia disponen de indicaciones sólidas de que preparaba un atentado en nuestro país. Tememos que quiera morir como un mártir“, publicó el diario ‘Het Laatste Nieuws’, que advirtió de que se trataba de un individuo “muy peligroso”, que “se ha dado a la fuga y no tiene nada que perder”.

Según el periódico flamenco, Mohamed Amri Hamza Attou, acusados por Bélgica de terrorismo y colaboración en los atentados de París, ofrecieron explicaciones contradictorias durante los interrogatorios policiales. En uno de ellos, Attou indicó que Salah Abdeslam les pidió que le acercaran hasta el estadio de fútbol, adonde se dirigieron con el coche. Allí, el terrorista más buscado se bajó en solitario, perdiéndose su pista. 

Por su parte, el otro detenido, Mohamed Amri, confesó que el punto final de su viaje desde París fue el barrio de Molenbeek, en Bruselas, donde durante días se desplegaron amplísimas operaciones policiales que no lograron darle ‘caza’ ya que las fuerzas de seguridad estaban buscando donde no era.

Fuente: ElConfidencial.com