¿Era mano y penalti del Villarreal? La regla no aclara si el Real Madrid salió beneficiado

26.02.2017 – 22:51 H. Jesús Gil Manzano corrió hacia el punto de penalti sin dudarlo. Era el minuto 71 y una nube amarilla rodeó al colegiado del partido. ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

26.02.201722:51 H.

Jesús Gil Manzano corrió hacia el punto de penalti sin dudarlo. Era el minuto 71 y una nube amarilla rodeó al colegiado del partido. El Real Madrid tenía la oportunidad de empatar el partido gracias a un penalti por una mano de Bruno Soriano protestada en el campo, banquillo, la grada y más allá. Fue un detonante importante para el 2-3 final y que el conjunto blanco continúe como líder de la Liga. Ahora bien, ¿fue penalti del Villarreal?

[El genio de Isco y un polémico penalti reviven a un vulgar Real Madrid]

En la regla 12 de la FIFA hay un punto dedicado a “tocar el balón con la mano que indica lo siguiente:

Tocar el balón con la mano implica la acción deliberada de un jugador de tocar el balón con las manos o el brazo. El árbitro deberá considerar las siguientes circunstancias:

• el movimiento de la mano hacia el balón (no del balón hacia la mano). [En este caso, Bruno no va hacia el balón].

• la distancia entre el adversario y la mano (balón que llega de forma

inesperada). [La pelota parece llegar de forma inesperada, ¿sorprende a Soriano?].

• la posición de la mano no presupone necesariamente una infracción. [Aquí, ese “necesariamente” deja muy abierto la interpretación porque sí es cierto que la posición de la mano de Soriano no estaba pegada al cuerpo].

• tocar el balón con un objeto sujetado con la mano (como vestimenta,

espinillera/canillera, etc.) constituye una infracción.

• golpear el balón con un objeto lanzado (una bota, espinillera/canillera, etc.)

constituye una infracción.

“No puedo cortarme el brazo”

En el lado del Villarreal, lo tienen claro: “Todos los años nos dan unas charlas donde nos dicen que después de un rebote, la mano no existe“, comentó a Movistar+ el técnico Fran Escribá. ¿Era esto un rebote? El protagonista, Bruno Soriano, va en la misma línea: “En televisión se ve claro que no puedo hacer nada. El balón viene rebotado y me da en el brazo. No me lo puedo cortar”.

¿Es penalti? La subjetividad del árbitro para interpretar si Soriano podía haber quitado la mano (algo improbable) o la posición poco natural de Soriano (“necesariamente”) tiene el peso de una decisión que, en cualquier caso, era compleja y no iba a dejar satisfechos a ambos equipos tomase la postura que tomase. Fallo o acierto natural dentro de un partido de fútbol.

Fuente: ElConfidencial – Deportes