España necesita la versión de Ramos antes de renovar para no volver pronto a casa

26.06.2016 – 05:00 H. La derrota contra Croacia dejó al capitán muy tocado. Y no hablamos de Iker Casillas, que ahora mismo es capitán por jerarquía ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

26.06.201605:00 H.

La derrota contra Croacia dejó al capitán muy tocado. Y no hablamos de Iker Casillas, que ahora mismo es capitán por jerarquía histórica y de manera oficial, pero no material. El que quedó señalado fue Sergio Ramos. La opinión pública se cebó con él después de completar un partido muy pobre en el que cometió varios errores significativos, uno de los cuales costó el primer gol. Evidentemente, acabar perdiendo el partido hizo que esos fallos pasasen a ser mucho más notables, puesto que de haber anotado su penalti habría sido muy improbable que España perdiese ese partido y, por tanto, no estaríamos hablando de nada de esto.

Pero Ramos no marcó desde los 11 metros (nunca ha marcado con España en un gran torneo). Tiró a media altura, algo centrado y Danijel Subasic hizo caso a las indicaciones de Modric transmitidas por Srna para detener el disparo. Quizá si no hubiera sido Ramos, el resultado habría sido el mismo, no lo sabremos nunca. Siempre hay, sin embargo, muchas más opciones de que el lanzamiento acabe dentro de la portería contraria si el que lanza es un auténtico especialista. Ramos no lo es. No lo es en la Selección ni en el Real Madrid. Sí lo es Fàbregas en el Arsenal, o Bruno en el Villarreal, o Aduriz en el Athletic. Pero fue él quien decidió unilateralmente que tenía que tomar la responsabilidad en ese momento y nadie, como es normal, se atrevió a llevarle la contraria al que portaba el brazalete.

Va más allá la retroalimentación negativa sobre Sergio Ramos en este inicio de Eurocopa. En ese mismo encuentro contra Croacia se le vio nervioso, impreciso. Como él, estaban varios compañeros más que no suelen equivocarse tanto, como le ocurría a Busquets. Pases sencillos, de pocos metros, que no eran correctos y que generaban peligro en el marco propio. Más allá de eso, el error más grave de Ramos es la marca perdida sobre Nikola Kalinic en el gol del punta croata. Perisic engañó a Juanfran con un recorte veloz, pero el atacante de la Fiorentina ganó a Ramos simplemente por estar más activo. Arrancó la carrera y cuando el central se quiso dar cuenta, Kalinic ya estaba preparado para rematar a gol.

Ramos se lamenta ante Croacia (Armando Babani/EFE/EPA).Ramos se lamenta ante Croacia (Armando Babani/EFE/EPA).

Ramos nunca ha sido un defensa muy hábil en el marcaje, más bien al contrario. El madridista suele ir al bulto, a despejar todos los balones, lo cual le hace despistarse del atacante al que tiene que defender. Muchos goles que han encajado sus equipos en jugadas a balón parado vienen provocados por una pérdida de la marca del andaluz. Es un detalle que, pese al efecto negativo que tiene sobre sus equipos, pocos entrenadores han trabajado sobre él. Precisamente Del Bosque es uno de ellos. En esta Eurocopa, la defensa de España en los córneres es casi siempre zonal. Hay dos o tres hombres marcando, pero el resto, entre ellos Ramos, están en zona. De esta manera, puede olvidarse del contrario y buscar el balón con libertad.

Más allá de estos fallos puntuales, Ramos tampoco estuvo fino en los dos primeros partidos, especialmente en el toque de balón. En el resto de la temporada, el capitán del Real Madrid ha notado cierto bajón de rendimiento, sobre todo en la parte inicial del curso, todavía con Rafa Benítez en el banquillo blanco. En aquellas semanas, Ramos se lesionó el hombro izquierdo con una luxación más grave de lo que inicialmente parecía. Pero el jugador se negó a pasar por el quirófano y estuvo jugando durante muchos partidos mermado, con infiltraciones que le permitían soportar el dolor. Eso se notó en su nivel deportivo, evidentemente. Siempre voluntarioso, Ramos quiso perderse el menor número de partidos posible para ayudar a su equipo.

Ramos renovó con el Real Madrid hasta 2020 el pasado verano. Hasta ese instante, se rumoreó de manera muy seria que podría salir del equipo. El Manchester United estaba muy interesado en él y estaba dispuesto a hacer una locura para llevarlo a Old Trafford. La salida de Casillas lo impidió, porque Florentino Pérez no se podía permitir sacar del Madrid a los dos capitanes en un mismo verano (por segunda vez, ya que ya lo hizo en 2010 con Raúl y Guti). Ramos consiguió el aumento de sueldo que durante tanto tiempo reclamó y que se había ganado en el campo, pero desde entonces no ha conseguido volver a ser el mejor Ramos. Su gol en la final de la Champions League disimuló una temporada floja que se está completando con una Eurocopa dubitativa. Si España quiere seguir viva en este torneo lo máximo posible, Del Bosque tiene que recuperar, de alguna manera, aquella versión del central que se ha ido perdiendo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes