Estos son los ricos de Asia que compran el fútbol europeo

Asia es una apasionada del fútbol europeo. En ciudades de todo el continente, ya sean grandes o pequeñas, es habitual ver carteles de jugadores anunciando ...

Asia es una apasionada del fútbol europeo. En ciudades de todo el continente, ya sean grandes o pequeñas, es habitual ver carteles de jugadores anunciando desde aplicaciones móviles a cervezas, mientras que las camisetas de los equipos más conocidos llegan incluso a las aldeas más remotas. La pasión también ha embaucado a los multimillonarios asiáticos, que han visto en los equipos de fútbol del Viejo Continente una buena inversión para sus ya acaudaladas fortunas. El último de estos millonarios asiáticos en entrar en el fútbol europeo ha sido el empresario tailandés Bee Taechaubol, quien acaba de comprar un 48% del AC Milan al magnate italiano Silvio Berlusconi.

La lista es, sin embargo, larga. Uno de los primeros fue un compatriota de Bee Taechaubol, el antiguo primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, quien fue el dueño durante un año del Manchester City entre 2007 y 2008. Su interés en el club inglés iba más allá del económico. Recién destituido como primer ministro tras un golpe de Estado en 2006 y fugitivo de la justicia tras ser condenado por corrupción, el club “le daba una presencia regular en Tailandia en las emisiones de televisión y en las páginas de deportes de los periódicos”, aseguran Pasuk Phongpaichit y Chris Baker en la biografía que escribieron del magnate tailandés.

Tailandia ha sido el país más interesado hasta el momento por el fútbol europeo. Otro empresario de dicha nacionalidad, Vichai Srivaddhanaprabha, propietario de la conocida cadena King Power Duty Free, compró en 2010 el Leicester City. Más recientemente, un trío de inversores del mismo país, Sasima Srivikorn, Narin Niruttinanon y Sumrith Thanakarnjanasuth, adquirieron el club inglés Reading FC. Además, algunas de sus marcas más importantes patrocinan a clubes europeos, como la conocida cerveza Chang que, sin ninguna rivalidad, tiene un acuerdo tanto con el Real Madrid como con el Barcelona.

Vichai, junto a su hijo Aiyawatt, posan con camisetas del Leicester City en Bangkok (Reuters).Vichai, junto a su hijo Aiyawatt, posan con camisetas del Leicester City en Bangkok (Reuters).

Pero Tailandia no ha sido la única. Uno de los más activos últimamente ha sido el multimillonario singapurense Peter Lim, que compró en mayo de 2014 el Valencia Club de Fútbol y en septiembre del mismo año se hizo con el 50% del equipo inglés Salford City. Cuatro años antes había intentado, además, comprar el Liverpool FC.

El indonesio Erick Thohir, propietario del imperio mediático Mahaka group, se ha diversificado más, tanto en sectores deportivos como en regiones del mundo en las que invierte. Su compra más sonada fue la del Inter de Milán, del que adquirió un 70% de las participaciones en 2013. Pero Thohir también es propietario del equipo de fútbol americano D.C. United y del club de fútbol indonesio Persib Bandung. En 2011 formó parte también de un consorcio que compró el equipo de baloncesto estadounidese Philadelphia 76ers, aunque más tarde vendería su parte.

Por su parte, Malasia también se ha hecho con algunos clubes en Inglaterra. Así, Vincent Tan, propietario de Berjaya Corporation Berhad, uno de los principales conglomerados del sector del entretenimiento en el país asiático, compró en 2010 el Cardiff City. Mientras, su compatriota Tony Fernandes, presidente de la popular aerolínea de bajo coste Air Asia, adquirió el Queen’s Park Rangers.

Fuera del sudeste asiático, destaca el hongkonés Carson Yueng, propietario del Birmingham, y la familia Rao, procedente de India, que en 2010 se hizo con el también inglés Blackburn Rovers. El chino Wang Jianlin compró además el pasado mes de enero un 20% del Atlético de Madrid.

El indonesio Erick Thohir sigue un partido de su equipo en Milán (Reuters).El indonesio Erick Thohir sigue un partido de su equipo en Milán (Reuters).

¿Por qué comprar un club de fútbol?

El interés de los inversores internacionales por el fútbol europeo es reciente y se ha concentrado fundamentalmente en los últimos diez años. Según un informe de Repucom, una consultoría especializada en negocios relacionados con el deporte, el gran crecimiento de las inversiones en este sector ha venido de la mano del incremento general de las inversiones en Europa y Estados Unidos procedentes de Oriente Medio y Asia durante los últimos años.

Sin embargo, las inversiones en equipos de fútbol, la mayor parte de ellos negocios con pocos retornos y, en algunas ocasiones incluso con fuertes deudas a sus espaldas, parece menos apetecible que otros sectores. En este último caso se han centrado fundamentalmente en Inglaterra, donde los clubes están menos endeudados que los del sur del continente, aunque también han llegado a equipos de España, Francia e Italia.

No obstante, Repucom asegura que las principales razones de este incremento de las inversiones en deportes responden a un mayor interés por el deporte en la región, tanto por razones de ocio como de salud, a la creciente población joven, al auge económico y la promoción exterior, tanto de las marcas como de los países. La crisis económica también ha dificultado la posibilidad de encontrar inversores locales, por lo que muchos de estos equipos han buscado en otros continentes la financiación necesaria.

Fuente: ElConfidencial.com